Jun 28, 2022 | Cultura

Los 50 años de Pity Álvarez

El músico argentino cumple años hoy. Nota al Pie hace un repaso de su carrera, desde Viejas Locas e Intoxicados hasta su presente a la espera del juicio por el asesinato de Cristian Díaz.
Pity Álvarez
Hoy Cristian Gabriel Álvarez Congiu, o Pity Álvarez, cumple medio siglo de vida. Crédito: El Sol.

¿Ícono del rock nacional o culpable de un homicidio? Ambas. Pity Álvarez marcó con sus letras y acordes a miles de jóvenes en las décadas de los 90 y 2000. Desde sus canciones transmitió a su público lo complicado de su relación con las drogas, que concluyó en un fatídico desenlace. 

Cristian Gabriel Álvarez Congiu (conocido como Pity Álvarez) nació el 28 de junio de 1972 en Capital Federal. Hoy cumple 50 años en un centro terapéutico en la localidad bonaerense de Castelar

Desde mediados de la década de 1990 hasta fines de los 2000, sus temas marcaron el paisaje musical de diferentes generaciones. Primero, desde la mítica banda Viejas Locas, donde era cantante, guitarrista y compositor. Luego, en la clásica Intoxicados, en la que ocupó el mismo rol. 

En todos esos años sufrió de adicciones a diferentes drogas. Situación que no escondía, sino que alertaba en público. Aun así, no pudo frenar esa conducta que lo llevó a protagonizar noticias en los medios de comunicación. A veces por conductas bizarras (como probar una sopa con moho) y otras por actitudes violentas. 

Esto finalizó con el hecho que lo lleva a estar hoy privado de su libertad. El 11 de julio de 2018, en Lugano, le disparó a Cristian Díaz quien murió en el acto. Aunque Pity se dio a la fuga, un día después se entregó en la Comisaría 32 de Villa Lugano, donde confesó su responsabilidad. 

A partir de allí espera el juicio que determinará su culpabilidad y posible pena. La resolución todavía no sucedió, ya que los jueces esperaban que Pity se encontrara estable mentalmente. Pasó por el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) del Complejo Penitenciario de Ezeiza y en la actualidad habita en una clínica de rehabilitación en Castelar. 

Ante su clara mejoría, ayer recibió un triste pero justo regalo de cumpleaños. Se determinó febrero de 2023 como fecha de comienzo del debate en el marco de su juicio oral. 

Pity Álvarez
Con su característica voz ronca, Pity Álvarez selló éxitos de Viejas Locas e Intoxicados. Crédito: G1globo.com

Viejas Locas: núcleo para el público rollinga de los 90

Pity Álvarez era un adolescente cuando se presentó por primera vez con la naciente banda Viejas Locas. Fue en septiembre de 1989, en el boliche Alcatraz. El músico tenía 17 años y estaba por terminar el colegio. En esos momentos, ocupaba el rol de baterista. 

Pero fue entre 1991 y 1992 cuando el grupo cambió por su formación definitiva. Pity se transformó en cantante, aunque no le gustaba mucho su voz. “Me escucho todo el tiempo desafinado, pero es un estilo que capaz que lo creé, porque veo a muchos pibes que quieren cantar como yo”, dijo el músico al periodista Ezequiel Ruiz.  

Viejas Locas explotó luego de la publicación de su primer disco, en 1995. Su característico logo, un ojo con dos hojas de marihuana que lo rodean, se vería en todos lados; desde mochilas hasta tatuajes. 

Fueron teloneros de los Rolling Stones en 1998. Viejas Locas fue una de las bandas rollingas argentinas por excelencia para les jóvenes de los 90. En esos años, dejaron algunos himnos que se escuchan hasta hoy. Entre ellos: “Homero”, Legalicenla”, “Me gustas mucho” y “Todo sigue igual”. 

Pero las cosas no estaban tan bien entre sus integrantes. Por eso, el 21 de octubre del 2000, Viejas Locas dio su último show en la Universidad de La Matanza.

Viejas Locas en 1999 tocando uno de sus hits: “Todo sigue igual”. Crédito: canal de Youtube de Viejas Locas. 

Intoxicados: “Fuego, fuego, fuego”

Pity no podía vivir lejos de la música. Al año siguiente, formó otra banda histórica: Intoxicados. Su recital apertura fue el 23 de marzo de 2001 en el templo del rock: Cemento

“Sé que ser fanático de un grupo es fuerte, y les quiero pedir disculpas por haber deshecho Viejas Locas”, dijo Pity antes de arrancar a tocar. “Igual, yo siempre les digo que no sean fanáticos de nadie (…) Porque nada es eterno en este mundo. Tienen que ser fanáticos de la gente que vive adentro de su casa”.

Con un tono un poco más radial y menos Rolling que Viejas Locas, Intoxicados se hizo su lugar en la escena musical argentina. “Está saliendo el sol” fue su primer hit. Después vino el polémico “Una vela”, rap en el que habla de lo que sucede al interior de algunos barrios nacionales. 

“Se prende fuego mi pelo, mi piano, mis discos”, cantó el Pity en “Fuego”, otro temón de Intoxicados. “Nunca quise” y “Pila” completan la lista de éxitos de la banda. 

Pero el fantasma de las drogas perseguía a Pity Álvarez, que cada vez realizaba actuaciones más desorientadas. La última función de su banda fue el 20 de febrero de 2009 en el Cosquín Rock. “Intoxicados se va a tomar un descanso, unas vacaciones. Lo necesitamos mucho para que todo pueda seguir”, anunció el cantante en la presentación.  

Video oficial de “Quieren rock”, un hit de Intoxicados. Crédito: Canal de Youtube “Intoxicados oficial”.

Un final anunciado 

De allí en adelante, las apariciones en público de Pity Álvarez parecían una serie de eventos desafortunados. Entró en rehabilitación alguna vez, pero la adicción hacía mella en su espíritu. 

En julio de 2010, le sacó las llaves de un auto y la cámara a un equipo de América TV. También hirió de un tiro en la pierna a Alejandro Novara, quien realizó la denuncia y dijo que “fue un accidente”.

El 2 de diciembre de 2011 nació Blondie, su primera hija, de la que admitió no hacerse cargo. “La paternidad me tocó en un momento muy intenso: Viejas Locas está creciendo y no tengo tiempo para hacerme el padre hoy”.

Dos mujeres lo denunciaron en 2016 ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de La Nación. Lo acusaron de haberlas golpeado y mantenerlas cautivas durante más de seis horas. Ambas trabajaban con él en la producción de un show de Viejas Locas, cuando la antigua banda volvió de forma fugaz a los escenarios. 

Pity Álvarez
Una de sus últimas apariciones públicas en diciembre de 2021 junto a un fan, cuando salía de la clínica psiquiátrica en la que se encuentra para hacerse un estudio médico. Crédito: SanJuan8.com

Un presente tras las rejas

Hasta que llegó el hecho que lo privaría de su libertad. En la madrugada del 11 de julio de 2018, en el barrio Samoré de Lugano, le disparó a Cristian Díaz luego de una pelea. La víctima murió en el acto. Pity descartó el arma en una alcantarilla y se dio a la fuga. 

Un día más tarde, se entregó en la comisaría 32 de Villa Lugano. Ante los medios, declaró: “Yo fui el que disparé y no vengo a declarar: vengo a decir lo que pasó. Lo maté porque era entre él y yo… él o yo, ¿entendés? Y creo que cualquier animal haría lo mismo”.

Desde ese entonces estuvo detenido. Primero en el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) del Complejo Penitenciario de Ezeiza. El año pasado, se lo trasladó a una clínica de rehabilitación en Castelar

En estos años no tuvo apariciones en los medios. En el pasado mayo se difundió un vídeo en el que toca el clásico “Quieren rock” de Intoxicados. Lo hizo junto a la banda Los notables del Oeste, grupo que brindó un recital en el complejo donde Pity cumple con su internación. 

Su reaparición en la clínica de rehabilitación de Castelar junto a Los Notables del Oeste. Crédito: Ramiro Luna. 

Ante su notable mejoría, el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N.º 29 reanudó su proceso penal. Los jueces Gustavo Goerner, Hugo Daniel Navarro y Juan María Ramos Padilla ordenaron su arresto domiciliario. También la continuación de su tratamiento psicológico en un hospital de día. 

Las audiencias que darán inicio a su juicio oral se realizarán el 22 y 27 de febrero y el 1, 6, 8 y 13 de marzo de 2023. Así, se determinará cuál es el futuro del cantante. 

Además de hacer un repaso por su polémica vida, el cumpleaños de Pity Álvarez brinda una oportunidad para hablar del acceso a la salud mental en Argentina. Al igual que su colega Chano Carpentier, la adicción a diferentes drogas lo llevó a protagonizar hechos desde bizarros a violentos en los medios de comunicación. 

Es hora de que esas noticias dejen de ser actos aislados para que todas las personas con adicciones sean tratadas a tiempo y de forma correcta. Y así evitar que, como lo hizo el Pity, sus carreras (y a veces hasta sus vidas) lleguen a un meteórico final.

Notas Relacionadas