Jul 27, 2021 | Cuidándonos

Caso Chano: el abordaje de la salud mental en debate

En los últimos días, a raíz de la situación de público conocimiento vivida por el cantante Santiago “Chano” Charpentier, la salud mental volvió a ser punto de discusión.

Desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos expresaron que los indicadores son preocupantes en prácticamente todos los consumos (alcohol, marihuana, cocaína). Crédito: https://fundartox.org.

Durante la madrugada del lunes 26 de julio, el músico Santiago “Chano” Charpentier vivió una presunta situación de crisis de salud mental. Según diferentes versiones policiales, la policía arribó al domicilio del cantante ante un llamado telefónico al 911por un caso de agresión dentro de una vivienda. Ante la amenaza del cantante con un arma blanca, un efectivo de la bonaerense le disparó, ocasionándole la pérdida de un riñón, del bazo y parte del páncreas. 

Tras este episodio, los términos “Brote psicótico”; “Delirios”; “Alteración psicomotriz”; “Pistolas Taser”; “Internación involuntaria”; “Consumo problemático”; “Sobredosis y “Ley de Salud Mental”, se hicieron presentes en los medios de comunicación reiterándose constantemente y generando no solo confusión, sino también información errónea.

Por eso, Nota al Pie se puso en contacto con la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires y con la Red de Psicólogos ACERCAR PSI, para brindar información precisa en lo que respecta al consumo problemático de sustancias.

Brote psicótico versus alteración psicomotriz

La Licenciada Andrea Komesu (MN: 61752 – MP: 97386), Directora de ACERCAR PSI, explicó a Nota al Pie que un brote psicótico es una pérdida de contacto con la realidad. Puede presentarse con alucinaciones visuales; auditivas; delirios; ideas persecutorias; entre otras expresiones sintomáticas por las cuales la persona no logra distinguir si lo que está sufriendo es real o ficticio.

Es algo que si bien “irrumpe” en la vida del sujeto y cambia drásticamente su percepción del mundo, generalmente puede anticiparse; esto es posible observando diferentes patrones de conducta y reacciones.

Muchas veces pueden presentar períodos de retraimiento, conductas agresivas, impulsivas, desorganización en el discurso, e ideas “extrañas”.

Por otro lado, “la alteración psicomotriz puede ser una de las expresiones de un episodio psicótico, tiene forma de inquietud o hiperactividad corporal. Se caracteriza por un aumento de movimientos no dirigidos hacia un fin en particular, podrían entenderse como movimientos de tipo involuntarios”, añadió.

Internaciones involuntarias dentro de la Ley de Salud Mental

Cuando los casos de crisis de salud mental se vuelven mediáticos, surge la internación involuntaria de les pacientes como único método de tratamiento. La especialista remarcó en este punto que es importante tener en cuenta que la internación sólo puede llevarse a cabo cuando aporte mayores beneficios terapéuticos que el resto de las intervenciones realizables en su entorno familiar, comunitario o social. 

“Ahora, si pensamos en una internación de tipo involuntaria, hay que aclarar que debe utilizarse como último recurso y de manera excepcional. Se realiza en el caso de que no sean posibles otros abordajes terapéuticos de tipo  ambulatorios”, especificó. Es decir, sólo podrá realizarse cuando a criterio del equipo de salud mental la vida del sujeto o de terceros corra algún tipo de riesgo.

“Por lo tanto considero que en esta situación en particular, la Ley de Salud Mental, logra dar respuesta. Por supuesto que pueden existir modificaciones o aclaraciones que podrían mejorarse o reverse respecto a las internaciones en sí, pero en casos de urgencia, tiene un dispositivo que ampara el bienestar psíquico del sujeto”, señaló la Licenciada Komesu.

El Defensor Adjunto Dr. Walter Martello, por su parte, reconoció que “la Ley de Salud Mental es una muy buena ley, contempla claramente la centralidad del sujeto y eso nos parece muy importante”. Además, agregó que Argentina vive un contexto de adicciones que muchas veces sobrepasa la letra de la ley.

“Las internaciones involuntarias son una herramienta que la ley contempla. Pero muchas veces, la falta de conocimiento, y de dispositivos acordes, hace que la familia no pueda involucrarse en una tramitación que requiere una intervención muy rápida y muy determinante”, reflexionó.

El Defensor del Pueblo bonaerense, Dr. Martello, expresó su preocupación frente a una Ley de Salud Mental que necesita mayores herramientas para les profesionales de la salud y las familias. Crédito: https://waltermartello.com.ar/.

Accionar policial frente a crisis de salud mental

La actuación de las fuerzas de seguridad frente a casos de salud mental está establecida en un protocolo dentro de la Resolución 506/2013, dictaminada en 2013 por el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de la entonces Ministra Nilda Garré. En el artículo 1 se han aprobado las “Pautas para la Intervención de los Cuerpos Policiales y Fuerzas de Seguridad con el objeto de preservar la seguridad en situaciones que involucran a personas con presunto padecimiento mental o en situación de consumo problemático de sustancias en riesgo inminente para sí o para terceros”.

Pero para el Dr. Martello, Defensor Adjunto de la Defensoría del Pueblo bonaerense, falta todavía mucha capacitación. “El episodio de Chano demuestra que el accionar policial no fue el correcto.  De hecho tenía otro tipo de herramientas para que la situación no llegue a tal dramatismo y a involucrar la salud de una persona con serios padecimientos de adicciones y de salud mental”, indicó. En este sentido, opinó que “hay que poner mucho énfasis en la capacitación del personal policial ante estos episodios”.

El Ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, expresó su postura a favor del uso de las pistolas Taser, de descarga eléctrica, frente a estas situaciones de alteración mental. Desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, a cargo del Defensor Dr. Martello, destacaron que la discusión no puede pasar por el tipo de pistola a utilizar.

La postura que se tiene desde el Observatorio es la de poner el foco en la Ley 26.657 de Salud Mental, a la que consideran una norma de avanzada en muchos aspectos pero no en temas de internación involuntaria. Sostienen que si el problema de la internación se hubiese resuelto antes, tal como lo había solicitado la familia, esto no hubiese pasado. “Con lo cual la discusión de las pistolas taser no es aplicable en este caso. La Ley de Salud Mental es la cuestión a resolver”, afirmaron fuentes del Observatorio a Nota al Pie.

Si bien existe un protocolo elaborado por el Ministerio de Seguridad de la Nación, el uso de la fuerza policial en situaciones de crisis de salud mental siempre es motivo de debate. Crédito: https://agendarweb.com.ar/.

Situación del consumo problemático de sustancias

La especialista en Psicología explicó que la drogodependencia es una de las causas que puede desencadenar un brote psicótico. Dichas sustancias poseen un efecto alucinógeno y su consumo puede provocar pérdida de criterio de realidad, generando diferentes alucinaciones y delirios.

“Sin ningún tipo de dudas, el abuso de drogas ha aumentado significativamente a lo largo de los años. Esto no sólo se debe a su mayor distribución y fácil acceso, sino por las diferentes variedades que se ofrecen en el mercado, destinadas en gran parte a las promesas de ‘diversión’ que se  esconden tras su consumo”, declaró. Agregó que aunque suele creerse que las poblaciones más vulneradas son las más expuestas al consumo de drogas, esta problemática no distingue edad; contextos o poblaciones.

Desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos comentaron que hace tiempo se viene alertando sobre la situación que se vive en Argentina. “Los indicadores son preocupantes en prácticamente todos los consumos (alcohol, marihuana, cocaína) y esto se viene advirtiendo en todos los informes de los organismos internacionales”, afirmaron.

De hecho, desde la Defensoría provincial se impulsó, la semana pasada, un proyecto de reforma del etiquetado de las bebidas alcohólicas. Esto se debe a que Argentina tiene el segundo mayor indicador per cápita de consumo de alcohol en jóvenes de 15 a 19 años en toda América. Esto incluye al consumo excesivo episódico, las intoxicaciones por tomar alcohol.

Además, esta situación está ligada al consumo de cocaína y marihuana. Por lo tanto, desde el Observatorio expresaron: “Venimos alertando que hace falta una política de Estado permanente y perdurable para atender esto”.

Si necesitás ayuda, o sabés de alguien que necesite, no dudes en pedirla. Podes comunicarte las 24 hs a la línea 141, donde profesionales te atenderán de forma anónima y gratuita. También ingresando a https://www.argentina.gob.ar/jefatura/sedronar.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad