Jun 5, 2022 | Gremiales

Recuperación de Unidades Productivas: un proyecto a favor de les trabajadores

Más de 400 empresas fueron recuperadas y reactivadas como cooperativas de trabajo. Nota al Pie dialogó con Bruno Di Mauro, referente del MNER, quien se encuentra a la espera de la aprobación de la propuesta que facilitaría los procesos.
Más de 400 empresas fueron recuperadas en el marco de cooperativas de trabajo. Crédito: Prensa MENR.

Les integrantes del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas (MNER) comenzaron con el pedido de revisión y posterior aprobación al proyecto de ley de “Recuperación de Unidades Productivas”. Este permitiría el proceso de recuperación de empresas en la Provincia de Buenos Aires.

Este proyecto posibilita que las empresas que se encuentran en estado de cesación de pagos, en cierre del establecimiento, en abandono de sus titulares, en desmantelamiento o en vaciamiento, puedan ser expropiadas o cedidas para les trabajadores que conforman la cooperativa o estén en vías de construir una.

Cabe destacar que, gracias a la recuperación del MNER, más de 400 empresas fueron recuperadas. Debido a esta medida, se dejaron 18 mil puestos de trabajo intactos en diversos sectores de la industria. 

Nota al Pie dialogó con Bruno Di Mauro, referente del MNER y presidente de la cooperativa Farmacoop, quien explicó cómo va a funcionar el proyecto de ley, el proceso de recuperación de las empresas y cómo será el pedido para que se apruebe la misma.

El proyecto de Recuperación de Unidades Productivas

El proyecto de ley Recuperación de Unidades Productivas se desglosa en 15 artículos. El objetivo del mismo se basa en la recuperación, en la creación de un Fondo Fiduciario con un presupuesto nacional y también en la incorporación del Renacer, para que las unidades productivas puedan acceder a políticas focalizadas, de formalización y reconocimiento de derechos laborales y sociales.

Uno de los puntos importantes es que, en el artículo 11, se desglosa el término equidad de género que promueve “fomentar, difundir, visibilizar y estimular medidas que garanticen la equidad de género, con el fin de establecer bases de igualdad en los procesos productivos, económicos y sociales de las empresas recuperadas”.

Uno de los puntos importantes es que, dentro de las más de 400 empresas recuperadas, hay diversos sectores. Por ejemplo: medios de comunicación; educación; salud; metalúrgica; combustible; plástico; alimentación, entre otras.

Empresas de diversos sectores que se encuentran en quiebra, cese o abandono de patronal, pueden recuperarse mediante el proceso de apropiación para no perder puestos laborales. Crédito: Prensa MENR.

¿Desde hace cuánto están con este proyecto de ley?

La primera vez que presentamos un proyecto de ley con estas características algunas cosas cambiaron, pero lo fundamental no. Fue a partir del año 2003. Hace ya 19 años que lo estamos presentando.

El programa de empresas recuperadas empieza en 1998 con la primera recuperación. En ese momento, los trabajadores empezamos a ver la necesidad de institucionalizar o darle un marco legal más propicio. Así que son muchos los años que se viene presentando el proyecto de ley, pero este año tenemos una expectativa particular, teniendo en cuenta que desde el 2019 que el Estado empezó a reconocer a las empresas recuperadas en su especificidad. Antes de eso, nunca se había reconocido la empresa recuperada por parte del Estado; y ahora sí. Después de todos estos años, si bien el proyecto de ley está desde hace mucho, esta última presentación nos genera mucha expectativa.

¿Tienen pensado realizar alguna movilización para que este proyecto se ponga en agenda?

En principio lo que estamos haciendo son campañas de difusión. Empezamos hoy y, durante toda la semana, vamos a estar saliendo en diferentes medios y tratando de hacer bastante ruido por las redes. Lo que tiene de particular nuestro movimiento es que somos federales; tenemos empresas recuperadas en casi todas las provincias argentinas y en cada una de las provincias. Los compañeros y las compañeras de esas empresas van a estar haciendo actividades. También van a estar hablando y convocando a los diputados y diputadas que los representan para pedirles que muevan esta ley.

La verdad es que no tenemos hoy en día planificada una movilización, porque confiamos en que, logrando hacer esto, explicando de qué se trata la Ley, sentando a cada uno de los diputados y diputadas y explicándoles la importancia de la aprobación de la ley, va a ser más que suficiente para que esto salga adelante.

Si vemos que nos encontramos con algún problema y acorde a nuestra tradición, no vamos a dudar en salir a la calle para ejercer la presión que tengamos que ejercer para que esto salga. Pero la verdad es que creemos que no va a ser necesario apostar a eso. Si fuera necesario, lo estaremos haciendo una vez que nos encontremos con las trabas, que a veces hay. 

El Gobierno nacional define como “empresas recuperadas” a aquellas unidades económicas, productivas o de servicios, en donde su gestión original fuera de carácter privado y actualmente se encuentren gestionadas de forma colectiva por parte de empleados. Crédito: Prensa MENR.

Si se aprueba el proyecto de Recuperación de Unidades Productivas, ¿qué es lo que va a cambiar al movimiento?

La presentación del proyecto, y lo más importante que tiene que ver con la aprobación del proyecto, no es tanto lo que va a cambiar a las empresas recuperadas; que ya existimos y que ya estamos constituidas que en el país. El objetivo es facilitar los procesos de recuperación que vendrán después. 

Es decir, todas las empresas recuperadas que existen hoy en día nacen a partir de la mayoría de los casos de conflictos en los que una patronal abandona, o una empresa atraviesa un proceso de quiebra o hay despidos masivos o vaciamiento de fábricas. A partir de esto, los trabajadores se organizan […] y logran constituir una cooperativa y recuperar la empresa. La idea de la ley es que estos procesos, que en general siempre son traumáticos, una vez que una empresa cierra, si los trabajadores tienen intención de continuar como cooperativa de trabajo directamente el Estado se hace de la empresa que quebró y se le otorga la cooperativa en comodato, con la posibilidad de explotar la empresa.

Lo que cambia básicamente es que se evita el proceso traumático que supone una recuperación, y se pasa a un mecanismo mucho más sencillo que no solamente beneficie a los trabajadores y trabajadoras, que pueden recuperar su puesto de trabajo, sino que básicamente hoy en día hay una discusión en torno a las dificultades de generar trabajo.

Entendemos que el trabajo es un bien muy escaso en todo el mundo, y de esta manera tendríamos una herramienta nueva desde el Estado y como política pública para seguir generando puestos de trabajo y recuperar los trabajos que se vayan perdiendo. Esto para nosotros es lo más importante de la ley.

¿Para que una empresa sea recuperada tiene que entrar en quiebra?

Hoy en día hay algunos grises con respecto a esto. Si bien hoy los pocos artículos de la ley de concurso nos permiten hacernos cargo de la empresa cuando ya está en quiebra, también tenemos casos de empresas que no están en quiebra o que ni siquiera entraron en concurso de acreedores. Pero que, por ejemplo, la patronal desapareció, se borró. O sea, de un día para otro los trabajadores llegaron a la empresa y las persianas estaban cerradas y la patronal se fue. Ahí no tenemos una quiebra declarada, pero sí tenemos un abandono de la empresa o tenemos una cesación de pagos.

Notas Relacionadas