May 24, 2022 | Actualidades

Nuevos billetes: ¿quiénes son las mujeres elegidas?

Alberto Fernández presentó una nueva serie que reemplaza las ilustraciones de animales con próceres nacionales. Un reconocimiento que admite que a la historia argentina también la forjaron las heroínas.
Nuevos billetes
Así serán los nuevos billetes argentinos. Crédito: Cita Directa.

Ayer por la tarde, el presidente Alberto Fernández encabezó en Casa de Gobierno el acto de presentación de los nuevos billetes con figuras patrias. Ahora, en los bolsillos argentinos, estarán presentes Eva Duarte ($100); Juana Azurduy y Martín Miguel de Güemes ($200); Manuel Belgrano y María Remedios del Valle ($500) y el General José de San Martín ($1000).

En el acto, el mandatario argentino afirmó: “Silenciar a quienes nos dieron una riqueza infinita a nuestra patria no le hace bien a nuestro colectivo social”. Por eso, explicó que la decisión de cambiar las ilustraciones en los billetes tiene que ver con “poner en valor la dimensión de la historia que algunos quieren borrar”. 

El actual modelo de billetes denominado “Animales” entró en circulación a mediados de 2016, durante la gestión de Mauricio Macri. En ese entonces, el Banco Central emitió moneda con ejemplares de la fauna autóctona.

Mucho se dijo de los nuevos billetes en los días previos a su lanzamiento. En algunos sectores se festejó la inclusión de heroínas argentinas en las ilustraciones. Otros, afirmaron que es una movida innecesaria cuando el dinero se escurre cada vez más rápido de los bolsillos de les ciudadanes. ¿Será que todes tienen un poco de razón? 

La matria latinoamericana 

A la patria (o matria) también la hicieron las mujeres. Así lo demuestra la incorporación en los billetes argentinos de Eva Duarte, Juana Azurduy y de María Remedios del Valle.

Les niñes crecen con las historias de los próceres nacionales, como José de San Martín y Manuel Belgrano. De las mujeres se escucha poco. Sin embargo, ellas tenían una presencia mucho más activa. Si bien lo femenino se destinaba solo a lucir bien, ser buena esposa y madre, también existía un “lado b”. 

Nuevos billetes
“Se rescata la figura de hombres y mujeres inmensos y trascendentales que hicieron la Patria que hoy vivimos”, aseguró Alberto Fernández. Crédito: Casa Rosada.

Ya sea en las clases sociales altas o bajas, las mujeres también cargaron la independencia en sus hombros. Tuvieron que pasar cientos de años para que finalmente se las reconozca. Y, aunque parezca increíble, su inclusión como figuras de poder aún genera revuelo. 

El respaldo de un hombre 

“Juana Azurduy, flor del Alto Perú”, cantaba Mercedes Sosa. La generala del norte tenía todas las características que en la época significaban no poder expresar deseos ni pensamientos. Era hija de una mestiza y, encima, mujer. ¿Cómo iba a pretender luchar a la par de su marido en las guerras por la independencia? Sin embargo, rompió los moldes y así lo hizo en las batallas de la década de 1810. 

En aquella época, otra que luchaba por la liberación del país era María Remedios del Valle. La afrodescendiente fue auxiliar en las Invasiones Inglesas y, tras la Revolución de Mayo, combatió en el Ejército del Norte. Por su valentía, Belgrano la designó con el grado de capitana. En su honor, la Ley 26.852 establece el 8 de noviembre como el Día Nacional de las y los afroargentinos.

Y la tercera en formar parte de la nueva familia de billetes es Eva Duarte. Fue esposa del expresidente argentino Juan Domingo Perón. Su labor política como primera dama, y su constante ayuda a les más necesitades, le valió el título de “abanderada de los humildes”. 

Pero aun con tan importante currículum, su incorporación en los billetes se cuestiona. Tres mujeres provenientes de las clases bajas, que alzaron su voz aunque todo estaba en su contra. Hoy están en el símbolo más alto del poder: el dinero y la economía. 

Solo Eva Duarte consiguió un billete para ella sola. Juana Azurduy comparte el cuadro con Martín Miguel de Güemes (otro prócer popular que había quedado en el olvido). María Remedios del Valle se encuentra junto a Manuel Belgrano. 

¿A qué se debe esta escena compartida? ¿Es para equilibrar la balanza y que tanto hombres y mujeres compartan el foco? ¿O el protagonismo de Juana y Remedios no es suficiente para tener su propio billete? ¿Cuál sería la opinión pública si los billetes de $200 y $500 solo hubieran mostrado sus rostros, sin un hombre que las respalde? 

Si bien la incorporación de estas heroínas argentinas es un gran avance y reconocimiento a las luchas feministas, aún queda mucho por recorrer.

Mercedes Sosa, otra mujer ícono del país, popularizó la canción sobre la vida de Juana Azurduy.

Inflación vs billetes nuevos

Los sectores más opositores al Gobierno tomaron la presentación de las nuevas ilustraciones como otro elemento de crítica. Hacer un lavado de cara a un billete que cada vez vale menos no sirve para poner en valor la moneda, aseguran. 

La incorporación de personajes populares en el dinero argentino es una conquista en lo referente a la identidad social. Sin embargo, esto no merma las dificultades de les argentines, sobre todo de los sectores trabajadores, para que el dinero alcance a lo largo del mes. 

En diálogo con Radio Con Vos, el presidente Alberto Fernández se pronunció al respecto. Consideró como una «lectura simplificada» vincular la introducción de un nuevo diseño con la necesidad de emitir papeles con mayores denominaciones. 

Nuevos billetes
María Remedios del Valle, una capitana argentina perdida en las páginas de la historia nacional. Crédito: Nota al Pie.

Las críticas van y vienen, pero tras la presentación de la nueva familia de billetes, tres cosas quedan claras. La incorporación de mujeres y personajes populares en el bolsillo argentino ayuda a definir la identidad social. La simbología que crea el imaginario social nacional debe perpetuarse en el tiempo, y no cambiar según la gestión que ostente el poder.

Y por último, aparte de las conquistas culturales, hay que resolver el día a día de les habitantes del país. Es decir, que los billetes no solo tengan valor cultural, sino valor real a la hora de hacer las compras. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto