May 2, 2022 | Zona Ambiental

Ambientalistas cuestionan la Mesa sobre Minería Abierta del Gobierno

Busca generar el consenso entre funcionaries, organizaciones ambientalistas y universidades. Sin embargo, no se tuvo en cuenta a todos los sectores. Nota al Pie conversó sobre esta cuestión con Rosa Farías, de la Asamblea Pucará y el biólogo Dr. Raúl Montenegro.
Mesa Nacional Abierta a la Comunidad
A pesar del gran interés del Gobierno Nacional para avanzar con la megaminería, ha perdido dos importantes batallas. En Chubut, el gobierno de Mariano Arcioni debió retirar su proyecto de zonificación minera y en Mendoza, la gran movilización popular de 2019 hizo que se restableciera la ley 7722 que bloqueaba la operación de corporaciones mineras. Crédito: Rumbo Minero.

Dentro del Plan Argentina Productiva 2030, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentó la “Mesa Nacional sobre Minería Abierta a la Comunidad” (MEMAC). Se trata de una instancia de debate en la que participarán diferentes sectores con el fin de realizar un debate público sobre la minería. El objetivo es analizar y debatir sobre el desarrollo minero, sus beneficios, riesgos y factores que influyen en el mismo.

Desde el Gobierno sostienen que la minería es clave para el ingreso de nuevas divisas que estabilizarán la macroeconomía y para generar empleo local. En ese sentido, Nota el Pie dialogó con Rosa Farías, integrante de la Asamblea Pucará, de Catamarca, quien lucha desde hace años contra la megaminería en su provincia. También con el biólogo Dr. Raúl Montenegro, profesor de la Universidad Nacional de Córdoba, presidente de la Fundación para la Defensa del Medio Ambiente (FUNAM) y premio Nobel Alternativo 2004.

Entre les participantes se destacan gobernadores, funcionaries, organizaciones ambientalistas y universidades. Deberán presentar trabajos e informes académicos y se realizarán exposiciones públicas en todo el país. 

Presentación de la Mesa sobre Minería Abierta

Estuvieron presentes Alejandro Sehtman, jefe de Gabinete del Ministerio de Desarrollo Productivo y Fernanda Ávila, secretaria de Minería. También participó Daniel Schteingart, coordinador del Plan Productivo “Argentina Productiva 2030” y director del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI).

https://twitter.com/produccion_arg/status/1521109809185050624

Entre les expositores, participaron Mercedes Marco del Pont, Administradora Federal de la Agencia Federal de Ingresos Públicos y Franco Mignacco, presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM). También Héctor Laplace, secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina, Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central y Cecilia Nicolini, secretaria de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Además, se presentó el Sistema de Información Abierta a la Comunidad sobre la Actividad Minera (SIACAM). Esta herramienta brinda información transparente para el sector productivo, en relación a empleos, salarios, comercio exterior, impuestos, proveedores, precios internacionales, entre otras.

La pluralidad de voces, limitada

“La mesa sobre Minería Abierta que propuso el ministro Kulfas no es novedad. Ya se hizo en otros gobiernos anteriores con otro nombre, es una estrategia ya usada”, comenzó explicando Farías. Además, agregó que ella no se enteró de ninguna asamblea que haya sido consultada para participar: “Nosotros somos un territorio donde la megaminería ha hecho sus tareas y en ningún momento nos hemos enterado de esta Mesa de Diálogo con la comunidad”.

Mesa Nacional Abierta a la Comunidad
Ante el lanzamiento de la Mesa Nacional de Minería Abierta a la Comunidad, impulsada por el ministro Kulfas, el Dr. Montenegro expresó: “El ministro Matías Kulfas sigue ignorando a las Asambleas y ONGs que se oponen a la megaminería. Cree equivocadamente que acompañado por un puñado mínimo de organizaciones afines a sus ideas podrá torcerle el brazo a cientos de miles de personas que le dicen no a la minería”. Crédito: Télam

Por su parte, el Dr. Montenegro también destacó que el ministro Kulfas comenzó a realizar consultas muy sesgadas en julio de 2021. Pero “asambleas, ONGs y sectores académicos que vienen desarrollando una actividad sistemática y seria desde hace años, nunca fueron contactadas”. 

Sobre el encuentro de 2021 afirmó que “se hizo con unas pocas organizaciones, muchas de ellas recientes, y no participaron formalmente ni asambleas, ni ONGs ni sectores académicos públicamente opuestos a la megaminería”.

Para él, el objetivo de Kulfas y del Gobierno Nacional es “que se deroguen todas las leyes provinciales que prohíben la megaminería. Y nuestro objetivo, el de las asambleas y decenas de ONGs críticas es lo contrario. Es proteger las leyes que prohíben la megaminería en 7 provincias, y aumentar la cantidad de jurisdicciones que rechacen la megaminería”.

Los efectos de la megaminería

En cuanto al empleo generado por la minería, Farías mencionó que el trabajo es relativo. “En la puna catamarqueña se quiere construir una planta de tratamiento de litio y sí hay mucha gente contratada, pero una vez que eso pase, habría muy pocos empleos. Ellos hablan de 3 mil, pero después se baja a lo mínimo”, resaltó. 

Mesa Nacional Abierta a la Comunidad
Para Aguilar, esta mesa de diálogo lo que busca es la manipulación social. “Lo que quieren hacer con esta mesa de diálogo es lograr la licencia social de los pueblos. Que no se trata solamente porque nos digan que nos dan una información y nosotros lo vamos a aceptar”. “Si la megaminería necesita kilos de explosivos y todo eso va al aire, ¿cómo le ordenamos al viento que no traiga el polvillo para acá? Está muy cerca de nuestras casas por eso siempre vamos a decir que no. Así hagan veinte mil mesas”, sostuvo. Crédito: Susi Maresca.

“En La Alumbrera fue distinto en el sentido de la cantidad de empleo local, ya que en cada turno había más de 1500 empleados y había 2 turnos. Pero se trata de dos megaminerías distintas. Por un lado, está la minería de litio y por el otro la de oro y cobre, no son lo mismo”, cuestionó.

En ese sentido, explicó que la megaminería destruye glaciares, cabeceras de cuenca y contamina irreversiblemente cursos de agua fundamentales. “Solo gobiernos mal informados y demasiado interesados en obtener divisas pueden considerar que la megaminería es socialmente buena”, resaltó el Dr. Montenegro. 

“Rompen el tejido social, brindan proporcionalmente pocos puestos de trabajo, consumen cantidades aberrantes de agua y energía eléctrica, y dejan pasivos que sufrirán, y deberán neutralizar, las futuras generaciones”, indicó. “Tanto el ministro Kulfas como el Gobierno Nacional buscan divisas frescas, aunque para ello deban destruir cuencas hídricas y glaciares, y afectar irreversiblemente la salud de las personas”, expresó.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto