Pese a la Ley de Paridad: faltan mujeres en el Congreso

Más mujeres conformarán las Cámaras Nacionales, pero aun así, no se logra cumplir con el objetivo prioritario del 50%

La ley de Paridad establece que las listas de candidates deben estar compuestas mitad por hombres y mitad por mujeres. Crédito: IK Now

En las últimas elecciones se aplicó por segunda vez la Ley de Paridad de Género, la cual establece que el 50% de les candidates deben ser varones e igual porcentaje mujeres. Sin embargo, la Cámara de Diputados Nacionales sumará siete legisladoras nuevas y en la Cámara de Senadores ingresará solo una. 

En la actualidad, la Cámara baja está compuesta por 109 diputadas de un total de 257, lo que representa un 42,21% de cupo femenino. A partir del 10 de diciembre, el número de mujeres ascenderá a 116 por lo que el porcentaje de mujeres llegará al 45,14%.

Distintas organizaciones, como ONU Mujeres, indican que las mujeres tienen menor representación no sólo a la hora de ser votadas, sino también dentro de los ministerios, en la administración pública, el sector privado o el mundo académico.

La resolución sobre la participación de la mujer en la política aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2011, expresa que “las mujeres siguen estando marginadas en gran medida de la esfera política en todo el mundo, a menudo como resultado de leyes, prácticas, actitudes y estereotipos de género discriminatorios”.

La ley

En la década del 90, se aprobó la primera Ley de cupo femenino: la 24.012. Esta establecía un piso de 30% de mujeres en las listas legislativas. Sin embargo, la aplicación del cupo femenino en el Senado se retrasó hasta 2001.

El gráfico muestra cómo ha sido el avance hacia la paridad en los últimos años. Crédito: Argentina.gob.ar

Con el correr de los años, y tras la lucha de distintos movimientos feministas, durante la última década se han registrado aumentos en la participación femenina en ambas Cámaras, sin superar nunca el 45%.

El pasado 23 de noviembre, la Ley de Paridad celebró su cuarto aniversario. Fue sancionada en noviembre de 2017 y empezó a regir en los comicios presidenciales de 2019. 

La norma en vigencia establece que las listas de aspirantes al Congreso deben integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y varones desde le primer candidate titular hasta le últime candidate suplente.

De cara al 10 de diciembre

A pesar de que los números actuales son los más altos desde 1983, cuando la representación femenina era apenas de un 3,93%, aun no se cumple con el 50% en ninguna de las cámaras nacionales.

En el caso del Senado, la brecha es mayor que en Diputados. De 72 senadores sólo 30 son mujeres y, a partir del próximo 10 de diciembre, la cifra se moverá tan solo en un dígito, lo que se traduce en un 43,06% de cupo femenino.

A partir del 10 de diciembre, la Cámara de Diputades estará compuesta por 116 diputadas de un total de 257. Crédito: Política argentina

En este sentido, de las 59 legisladoras nacionales femeninas electas, 27 son de Juntos. En la composición actual, solo el 38% de la bancada de Juntos son mujeres, y los jefes de los partidos que conforman el interbloque son todos hombres. A partir del 10 de diciembre, el porcentaje en Diputades pasará a 41%.

En el Frente de Todos, por su parte, ingresará una mujer más que la cantidad de varones electos: 26 a 25. El bloque oficialista quedará con una ligera mayoría femenina, quedando los porcentajes 51% para mujeres y 49% para varones.

Cabe mencionar que, de acuerdo a la información aportada por el sitio Parlamentario, a pesar de que se aplicó la Ley de Paridad en la conformación de las listas solo en un 35% de los casos estas estuvieron encabezadas por candidatas. Esto podría ser el factor determinante en el número de mujeres ingresantes a ambas Cámaras.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad