Nov 15, 2021 | Cultura

Comuna Club: la oportunidad de refundar (por fín) la escena cultural de San Luis

El pasado mes de octubre se inauguró una propuesta innovadora con la agenda repleta de variados eventos artísticos. Nota al pie habló con une de les responsables del espacio

Recital de Juan Ingaramo, realizado en octubre de este año en la Comuna Club. Crédito: Bichos de Ciudad

Santiago Barchetta es une de les socies fundadores de este nuevo “multiespacio” que viene evolucionando desde el año pasado y que en octubre de este, abrió sus puertas con el nombre y formato actual: Comuna Club.

Un espacio cultural que promete transformar el acceso, la cantidad y la calidad artística no solo en la escena local, sino también regional. Nota Al Pie entrevistó a Barchetta, quien se brindó para dar a conocer este nuevo proyecto y su mirada frente a la escena cultural local.

“En San Luis no pasa nada”, la común y errónea sensación local

Cualquier persona que vivió lo suficiente en esta provincia, seguramente más de una vez escuchó esta frase. “La realidad es que en San Luís siempre existió un limitante respecto a escenarios donde les artistas locales puedan mostrar su arte” nos comentó Santiago.

“Esta falta hace que el arte local tenga pocos lugares donde mostrarse y el talento que circula en la ciudad muchas veces se ve drenado por lo difícil que es encarar una producción independiente con todo lo que eso conlleva”, agregó.

En el caso personal del entrevistado, viene en el camino del rubro cultural desde hace varios años. En los últimos 3, asociado bajo el nombre de “Berrakera”, una productora local. Desde allí, se iniciaron organizando eventos masivos con artistas de proyección nacional como La Delio Valdez, Ca7riel y Paco Amoroso, Fiesta “Bresh”, etc.

La productora cuenta, además, con envíos propios como las fiestas “Wallace” y “La Perla”. O casos como el “Festival Brutal”, una especie de Lollapalooza Cuyano. Todos productos pensados para públicos distintos, con diferentes vertientes de música local, cuyana, nacional y latinoamericana.


La evolución del concepto y su resultado

“Con Berrakera, nos topamos con la dificultad de encontrar lugares acordes al concepto y calidad que siempre buscamos cumplir. Es ahí que se nos ocurre conseguir un lugar propio, nuestra propia casa”, aclaró Santiago. 

Finalmente lograron materializar este anhelo en un momento muy particular. Fue en agosto de 2020, en medio de las restricciones globales impuestas por la pandemia de COVID-19, que consiguieron ingresar al predio de 4 mil m2 donde hoy están trabajando.

“Fue toda una apuesta hacerlo en ese momento cuando no sabíamos bien qué iba a pasar sobre todo con la industria cultural. Lo que sí sabíamos es que necesitábamos un lugar propio para poder dejar volar nuestra imaginación y adaptarlo para alcanzar la experiencia que siempre buscamos conseguir en nuestros eventos”, explicó a Nota Al Pie.

Santiago continuó con el relato: “Había mucho por hacer, así que tuvimos la idea de armar mingas de trabajo. Todos los sábados durante varios meses invitamos a amigues y artistas a colaborar con el lugar”. Las jornadas, que lograron una gran convocatoria, finalizaban compartiendo una comida y disfrutando un poco de música. 

“Todes venían a trabajar por pura voluntad, con la intención de co-crear un espacio que era necesario para todes en la ciudad”, agregó. Durante esta primera etapa, el lugar se denominó “En Construxión”, reflejando el espíritu de ese momento.

“Tinglao Bar”, un bar al aire libre

En enero de este año el proyecto llegó a una nueva instancia y se inauguró “Tinglao Bar”. Un bar al aire libre (apto para restricciones pandémicas) bajo un tinglado ubicado dentro del predio que funcionó hasta los cierres por la 2da ola de COVID-19. Después de varios meses sin poder trabajar, en julio de 2021, se inauguró el área de talleres bajo el nombre de Comuna Activa”. 

Tinglao Bar, en enero de este año, fue un nuevo concepto en la ampliación y posterior desarrollo de la Comuna Club. Crédito: Toust fotografía

“La propuesta consiste en entretenimiento formativo, talleres afines al arte que circula por el lugar, con la idea de que sea también un semillero, una incubadora de talentos locales que no encontraban espacios para formarse y encontrarse”, manifestó Santiago. El espacio cuenta actualmente con 15 talleres de aprendizaje y bienestar.

Finalmente el pasado octubre alcanzaron una forma más lograda del lugar, que cambió el nombre a Comuna, y ya sin restricciones pudieron aprovechar todo el potencial del predio. 

Repasando los eventos que se gestaron en apenas este mes y medio realmente impresiona: Juan Ingaramo, Acru, Barbi Recanati, Sudor Marika, Kapanga, Fiesta Bresh, Axel Fiks, Rayos Laser, por nombrar solo algunas de las decenas de presentaciones que se llevaron a cabo en el predio. Y ni hablar de los espectáculos ya cerrados para Noviembre y Diciembre como Zona Ganjah, e Ysy A.

Un espacio cuidado

“Nos gusta pensar en Comuna como una plaza de entretenimiento. Exploramos distintos conceptos pero nos dimos cuenta que lo que queríamos conseguir era más que un bar, era más que un salón de eventos, era más que un multiespacio”, continúa Santiago. “El enfoque que le damos a todo lo que pasa es siempre multidisciplinar. Buscamos que las distintas vertientes artísticas se entrecrucen y generen algo nuevo”, detalló.

“No callamos, en este espacio defendemos las relaciones libres y consentidas” se puede leer por todo el predio, sobre todo en la entrada del baño sin género (por cierto) donde no se dintigue entre quienes quieren usarlo, todes son bienvenides. 

“Cuando abrimos el bar dentro del predio, nos enfrentamos con la realidad cotidiana de tener un espacio de eventos nocturnos”, explica Santiago. Todes quienes frecuentamos este tipo de actividades estamos ya saturades (y un poco acostumbrades, lamentablemente) de ciertos maltratos y situaciones que suceden por las noches.

Comuna Club es una espacio activo de experiencias artísticas culturales, cuidando la comodidad e integridad de les presentes. Crédito: Toust Fotografía

“En un principio lo trabajamos de manera intuitiva, pero rápido nos dimos cuenta que no podíamos lidiar con estás situaciones. Buscamos entonces capacitarnos en este tema y estar preparades para esta nueva etapa con eventos más grandes y masivos”, prosiguió en el relato.

La idea principal detrás del concepto “espacio seguro” es cambiar la lógica que impera en la actividad de esparcimiento y entretenimiento nocturno: la rentabilidad del lugar, cuánta gente puede ingresar, etc. Algo que termina casi siempre en negligencias. 

“Para nosotres espacio cuidado es un lugar donde tenemos los protocolos y la capacidad de resolver y atender situaciones de violencia de todo tipo (no solo de género). Y no solo del público que asiste, si no de la gente que trabaja en el lugar y de les artistas también”, concluye nuestro entrevistado.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad