Jun 9, 2021 | Actualidades, Sociedad

Lanzamiento de la Mesa agroalimentaria Argentina

Lanzan la “Mesa Agroalimentaria Argentina” que nuclea a organizaciones que integran el llamado “otro campo”
Somos Tierra. Foto: Rosaluxba.org

Con el lema “El campo que alimenta y construye Soberanía Alimentaria” se anunció hoy la creación del espacio del cual forman parte La UTTUnión de Trabajadores de la Tierra, el Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra Vía Campesina (MNCI ST) y la Federación de Cooperativas Federadas Ltda. (FECOFE). 

En diálogo con Nota al Pie el referente nacional del Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra Via Campesina (MNCI ST), Diego Montón, explicó la importancia de transformar el modelo vigente “extranjerizado y dependiente” e integrar a los diversos actores de la producción de alimentos en Argentina. 

El sistema vigente 

Diego Montón referente nacional del Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra Via Campesina Foto: campesinosdecuyo.com.ar

“Nosotros venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo que todo el sistema agroalimentario argentino, a partir de la cooptación de las corporaciones del capital financiero, tienen un proceso de concentración hacia esquemas oligopólicos y monopólicos que han generado que un pequeño sector de la cadena tenga mucho poder sobre la misma subordinando a buena parte de los sectores”, explicó el referente.

En este sentido, los sectores que están pudiendo por un lado extraer amplios márgenes de ganancia con la exportación y con el mercado interno; aprovechan también el contexto y trasladan los precios del mercado internacional al mercado local. 

“Independientemente de esa situación coyuntural global, son sectores que tienen la capacidad de hacer una remarcación permanente de precios y van generando un efecto dominó en diversos sectores de la economía. Haciendo que se recaliente la inflación”, afirmó el especialista.

Utilización de agrotóxicos en la producción de alimentos

Este modelo está apoyado en un paquete tecnológico que es dependiente de las trasnacionales que utilizan no solamente semillas transgénicas sino enormes masas de agrotóxicos que son todos productos importados, por lo tanto incluyen un costo dolarizado a la producción teniendo un impacto muy negativo en la naturaleza y el ambiente, y por supuesto en la salud”, resaltó Montón.

Además puntualizó que “en el eslabón de agregado de valor producen conservantes con diversas metodologías que hacen que los alimentos sean cada vez menos saludables. Este es el mismo sector del campo tradicional que se está oponiendo hoy a la ley de etiquetado, por ejemplo. Y que se apropia de más segmentos de proporción del mercado, sobre todo en el eslabón del agregado de valor”. 

La gran diversidad del campo argentino

El referente, integrante de la Mesa Agroalimentaria Argentina, dijo “Hay que poner en claro, que el sector concentrado debido a su poder económico y también a su estrecha relación con algunos medios masivos de comunicación ha impuesto la idea de que el campo argentino es uno solo y que los intereses son los mismos y homogéneos. Cuando en realidad el campo argentino es un campo que tiene una gran diversidad, una gran complejidad dependiendo de todas las regiones, los climas y las situaciones económicas que tenemos en las provincias”.

Por ese motivo la Mesa Agroalimentaria Argentina viene a representar esa gran diversidad popular, federal, productiva del campo argentino. Que va desde la agricultura popular, los trabajadores de la tierra, los pequeños productores; hasta el cooperativismo y una buena parte de la pymes agropecuarias. “Nosotros tenemos otra mirada del campo; entendemos que la soberanía alimentaria es el horizonte”, afirmó Montón. 

Avanzar en la Organización

“Estamos convencidos por un lado que este sector tiene que avanzar en organización por eso esta mesa se plantea abierta para la incorporación, la suma de más organizaciones, más cooperativas, más actores”, destacó el referente. 

Respecto al rol del Estado precisó que “es necesario un Estado fuerte con presencia en el campo con capacidad de una intervención inteligente tanto en la cadena de valor como en el mercado. De manera de poder ir construyendo una política que garantice precios justos en las ciudades pero también ingresos justos para los trabajadores y productores de alimentos”. 

Y agregó: “Un Estado que pueda caracterizar esta diversidad, que pueda tipificar el sector y en función de eso poder establecer políticas diferenciadas; normativas diferenciadas y controles y regulaciones diferenciados de acuerdo al sector y el tipo de productor que se trate”. 

Montón destacó que “vienen trabajando y proponiendo distintos instrumentos que tienen que ver con la mirada impositiva tecnológica; con la necesaria ley de acceso a la tierra de tantas familias campesinas y de pequeños productores que hoy están en la tierra pero con inseguridad jurídica. Venimos hablando también de la necesidad de créditos y de subsidios para una buena franja de cooperativas que quedaron fuera de las líneas de financiamiento”. 

Producir con agroecología

Otro modelo de producción es posible. Foto: El Federal

“Demostramos que es posible producir con agroecología, sin agroquímicos; es posible comercializar de otra manera; se puede agregar valor en el campo generando arraigo y trabajo”, sostuvo Montón. 

“Esa voz es la que queremos que resalte y aparezca de la mano de la Mesa Agroalimentaria Argentina; aportando en esta difícil coyuntura que estamos viviendo hoy y que tiene que ver con la dificultad del pueblo argentino de acceder a alimentos saludables y a precio justo”, añadió.

“Actualmente, se encuentra en tensión la visión sobre qué modelo agroalimentario debemos construir. El alimento y su acceso están en el centro de la escena. Hoy varias voluntades unidas y organizadas nos damos la tarea de dar respuesta a esa situación”, afirmó en un comunicado Nahuel Levaggi, coordinador nacional de la UTT

Por su parte, Rosalía Pellegrini también de la UTT agregó: “La disyuntiva es de larga data: concentración o democratización, soberanía o dependencia. Desde aquí continuamos un camino de construcción de soberanía alimentaria”.

En el mismo comunicado el presidente de FECOFE Juan Manuel Rossi, concluyó: “Creemos en un campo poblado, con acceso a la tierra, con arraigo, con producción y comercialización local, fortaleciendo un esquema tecnológico sustentable y agroecológico, con cooperativas y pymes fortalecidas y generando trabajo digno que active las economías regionales. Entendemos el alimento como un derecho, y al Estado con un deber profundo en promover un modelo productivo que garantice ese derecho”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie