Jun 5, 2021 | Gremiales

SiTraRepA: el primer sindicato nacional que busca nuclear a les trabajadores de reparto por aplicaciones

La agrupación Jóvenes Trabajadores Precarizados (JTP) junto a repartidores independientes exigieron el reconocimiento del Sindicato de Base de Trabajadores de Reparto por Aplicación (SiTraRepA).
Trabajadores de aplicaciones de reparto se organizan sindicalmente. Créditos: Agencia de noticias aires buenos.

El pasado 2 de junio presentaron ante el Ministerio de Trabajo el trámite con el fin de crear el Sindicato de Base de Trabajadores de Reparto por Aplicaciones (SiTraRepA). La iniciativa fue impulsada por la agrupación Jóvenes Trabajadores Precarizados (JTP). De concretarse sería el primer gremio nacional que representaría a quienes se desempeñan en este sector.

Nota al Pie dialogó con el secretario general de SiTraRepA, Nicolás Doudtchitzky quien aseveró que hay alrededor de 50.000 trabajadores de reparto. “Nosotros apostamos a construir una organización sindical que esté al servicio de los trabajadores, al servicio de la pelea colectiva por el mejoramiento de las condiciones de trabajo», mencionó.

Asimismo, añadió: “necesitamos que se reconozca nuestro nuevo sindicato para avanzar en los derechos laborales que nos corresponden y las empresas como Rappi y Pedidos YA nos niegan”.

Organización y lucha

Doudtchitzky informó que, para lograr lo antedicho; la organización sindical se formó «desde abajo». Es decir que les trabajadores se involucran a través de diferentes instancias democráticas de discusión como plenarios y asambleas. «Estamos muy entusiasmados porque la presentación mostró esa participación, esa fuerza y empuje de los repartidores por aplicación», añadió. 

Respecto a la presentación ante el Ministerio; el Secretario General declaró que, si bien los recibieron con amabilidad, no hay plazos definidos para su aprobación ni dijeron nada categórico. “La aprobación es una discusión política más que formal porque refiere a si quieren o no tomar parte en la pelea por el reconocimiento de la relación laboral y de nuestros derechos», expresó. 

Entienden que es una lucha que requiere ejercer presión y movilizarse para que no decanten en favor de las empresas. «Nosotros vamos a seguir fortaleciendo la presentación del SiTraRepA con más afiliaciones semana a semana. Fortaleciendo la agrupación Jóvenes Trabajadores Precarizados y siguiendo movilizados para que no nos cajoneen el trámite y miren para otro lado.» expresó el Secretario General.

El repartidor por más de 20 años y miembro de la agrupación Ni un repartidor menos, Cristian Loccisano indicó a Nota al Pie que considera fundamental la organización de les trabajadores “Creo que hoy más que nunca debemos estar unidos y apoyar cualquier cosa que sirva para mejorar las condiciones del trabajador”.

Informe de la OIT

En el 2020 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicó un informe en el que revelaba que, dentro de la totalidad de trabajadores relevados, la mayoría se caracterizan por ser jóvenes, con un predominio de la presencia masculina y gran presencia de trabajadores migrantes. Estos últimos representan el 72%. 

Doudtchitzky manifestó que “La situación de los repartidores es de absoluta precariedad laboral. Las empresas de reparto no reconocen la tarea del repartidor como trabajo llamándonos “colaboradores o socios” negando así la realidad”.

Algunas de las exigencias por las que lucha SiTraRepA son: un salario mínimo, medidas de seguridad sanitaria, entre otros. “Por empezar, hablamos de tarifas que no se actualizan hace más de dos años. No tenemos convenio colectivo de trabajo, ni paritarias. La inflación de argentina nos come el bolsillo, en lo que va el 2021 se registraron 6 aumentos a la nafta” explicó Doudtchitzky. 

Respecto a la protección social la OIT revela que existen limitaciones en términos del acceso a estos derechos:“Si bien se exige el pago de monotributo, las prestaciones revisten un carácter básico y algunas se encuentran ausentes por ejemplo, la licencia por enfermedad. Una gran preocupación es la carencia de cobertura por accidentes de trabajo”.

El informe añade una alarmante estadística al respecto, que 2 de cada 10 trabajadores encuestades sufrió un accidente durante el desarrollo de su actividad y el 22 por ciento fue víctima de un robo o hurto mientras repartía. 

Loccisano indicó: “Tratamos de cuidarnos entre nosotros advirtiendo zonas peligrosas y pasándonos data sobre trabajos. Esto se pudo lograr por la conectividad en redes sociales”.

A su vez, el documento revela que este trabajo, en su mayoría, representa la principal fuente de ingresos. “Dedicando un número de horas excesivo para que resulte rentable. Ello acentúa a su vez los riesgos laborales que enfrentan”.

Nicolás Doudtchitzky. Créditos: La Izquierda Web.

Sanciones de las aplicaciones

Y también explica que a través de las plataformas que utilizan se aplican sanciones; “Cuando se rechaza pedidos en varias ocasiones, no se conecta a la aplicación en los horarios preestablecidos o no deposita en término el dinero acumulado; se puede bloquear la aplicación por un lapso determinado”. Y añade “La máxima sanción es la desactivación del repartidor de la plataforma digital, sin lugar a reclamo o indemnización alguna”.

Ambos entrevistades concuerdan con lo expuesto en el informe y Doudtchitzky añade “Los criterios para los bloqueos son caprichosos; siempre buscan doblegarte para que seas un robot que no se queja, no reclama nada y hace lo que le ordenan”.

Doudtchitzky entiende que la pandemia detonó todas las injusticias vividas “Con todo cerrado y todos metidos en su casa somos esenciales con permiso del estado, pero seguimos igual de precarizados”, opinó. 

“Las empresas tienen un hambre de ganancias que las lleva a considerar los derechos laborales como un gasto que se puede recortar”, denunció. “El éxito de estas empresas se encuentra en repartidores que no les reconocen ninguno de sus derechos como si estuviéramos en el siglo XIX”, concluyó.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie