lunes 20 de mayo de 2024

Arsenio Erico, un goleador que se volvió leyenda

El exjugador paraguayo, quien debutó en Independiente hace 90 años, ha dejado una marca imborrable en la historia del Rojo y del fútbol argentino al convertirse en el máximo goleador del país, con 295 tantos en poco más de una década.
Foto2
Arsenio Erico junto a varios simpatizantes de Independiente, club que lo acobijó en 1934 y durante 11 años para transformarlo en el máximo goleador del fútbol argentino hasta la fecha. Créditos: Noticias RCN

El paso del tiempo es implacable y trae consigo evoluciones en todas las áreas, incluido el fútbol. A lo largo de las décadas, este deporte ha experimentado innumerables cambios, pero hay un aspecto que permanece invariable: hacer más goles para ganar. En este sentido, Arsenio Erico comprendió a la perfección este principio, consolidándose como el máximo goleador del fútbol argentino con 295 tantos, después de debutar hace casi 100 años.

Fue un 6 de mayo de 1934 cuando el delantero paraguayo hizo su primera aparición con la camiseta de Independiente de Avellaneda, en un emocionante empate 2-2 contra Boca Juniors. Hoy por hoy, existe mucha controversia, por la informalidad del fútbol en aquellos tiempos en Argentina genera controversia en la actualidad. Aunque algunos consideran que comparte el récord con Ángel Labruna, la mayoría coincide en que Erico, quien asombró al mundo con la acrobática jugada del escorpión en 1934, supera a Labruna por un gol.

Con una carrera profesional de 18 años y solo tres clubes en su historial, dos de ellos en suelo argentino, Erico no titubeó al momento de romper redes para dejar su huella. Según la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), el paraguayo es el segundo máximo goleador de su país de todos los tiempos, solo superado por Oscar Cardozo. Además, ocupa el segundo lugar entre los jugadores paraguayos con más goles en torneos de Primera División, con 331 tantos en 372 partidos.

Un goleador suelto en Avellaneda

Arsenio Erico dio sus primeros pasos en el fútbol en 1931, a los 15 años, en Nacional de su Paraguay natal, donde brilló en una sola temporada con 14 partidos y 17 goles, estadísticas que de a poco denotaron su calidad goleadora. Sin embargo, la Guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia, situación que detuvo el fútbol por un tiempo.

Bajo esa circunstancia social, Erico no tenía la edad suficiente para ser enlistado y le permitieron formar parte de una gira en una selección de la Cruz Roja. Bajo el objetivo de recaudar fondos, el joven futbolista sorprendió a propios y extraños en Argentina, donde los dirigentes de River e Independiente se fijaron en él. No obstante, los de Avellaneda mostraron un mayor interés y lograron que firmara un contrato profesional.

A pesar de la enorme posibilidad en el fútbol argentino, surgió un inconveniente y Erico debió hacer la conscripción efectiva en su país. En medio del conflicto bélico, desde el Rojo le consiguieron un permiso especial del Ministerio de Defensa de Paraguay para que pueda dar sus primeros pasos en Argentina. Con tan solo 19 años llegó el debut ante el Xeneize, donde no anotó goles; aunque, convirtió en la siguiente fecha ante Chacarita.

A pesar de enfrentar lesiones al inicio, en 1937 Erico deslumbró con 48 goles en 34 partidos, convirtiéndose en el máximo goleador del torneo. Al año siguiente, igualó su récord con 43 goles y contribuyó al primer título profesional de Independiente. En 1939, marcó 41 tantos, asegurando el bicampeonato del Rojo.

En las dos temporadas siguientes no desentonó al cosechar 66 partidos disputados con 52 triunfos, 5 igualdades y 9 caídas. Asimismo, varios expertos internacionales ubicaron a Independiente de 1938-1939 como uno de los mejores equipos de la historia mundial. En esa prestigiosa nómina estuvo a la par del Real Madrid de Alfredo Di Stéfano, de Brasil de 1960 de Pelé, entre otros grandes equipos memorables.

Foto3
El estadio de Independiente le abrió las puertas al paraguayo hace casi 100 años y en la actualidad lo homenajea con una de las plateas al llevar su nombre como ídolo indiscutido del club. Créditos: La Caldera del Diablo

Por amor propio

Más allá del fuerte vínculo con Independiente, a mediados de 1942 hubo discusiones entre Erico y los nuevos dirigentes del club, por lo que el jugador se fue a Paraguay. Sin perder tiempo, el guaraní logró cumplir una promesa personal y familiar al sacar campeón a Nacional. En tanto, el Rojo recibió diversas ofertas por el paraguayo desde River y San Lorenzo pero el amor propio fue superior y se quedó en Avellaneda.

Para no potenciar a los rivales directos, los dirigentes del Rey de Copas le armaron un nuevo contrato y regresó en 1943. Se mantuvo en Independiente por otras tres temporadas, donde no logró más títulos pero mantuvo su excelente promedio goleador con poco más de 50 anotaciones. Dentro de su palmarés en Argentina, también se consagró de la Copa Ibarguen  en 1938 y 1939, la Copa Escobar de 1939 y la Copa Aldao de 1938 y 1939.

En 1947 se dio el pase de Erico a Huracán, club al que llegó como un jugador experimentado que era acosado por las lesiones. En el Globo jugó 7 partidos oficiales en la campaña pero no anotó ningún gol antes de decirle adiós al fútbol argentino. En aquel tiempo, brilló como pocos a nivel sudamericano y fue considerado el octavo mejor jugador de fútbol en Sudamérica durante el Siglo XX. En la temporada 1948-1949 intercaló partidos como jugador y como entrenador de Nacional, la única experiencia que tuvo al mando de un equipo.

Con el cuadro paraguayo alcanzó el subcampeonato, por detrás de Guaraní, en lo que fue su última vivencia dentro del fútbol. En su país de origen convirtió 59 goles durante 3 ciclos; mientras que registró el récord del fútbol argentino en una sola entidad y con dos etapas. Más allá de la enorme cantidad de goleadores que sacó el deporte albiceleste, nadie ha podido superar al paraguayo en un cuarto de siglo.

AD8C3349 8CFD 4F5C B2C1 4127753DB8CD
Créditos: Nap

Un legado histórico

Más allá de los asombrosos números que abalan su registro goleador, los apellidos que suceden a Erico respaldan lo importante que fue en aquella época. El máximo escolta del paraguayo es Labruna con 294 goles en 515 compromisos y la misma particularidad de lograr todo en una sola institución, River. En tanto, Herminio Masantonio completa el podio con 244 anotaciones en 358 partidos con Huracán y Banfield, club en el marcó solo 2 goles.

Por su parte, en el cuarto lugar está Manuel Pelegrina con 231 goles en 490 cotejos, distribuidos entre Estudiantes de La Plata con 210 y Huracán con 10. El Top-5 se completa con el primer apellido más cercano a tiempos modernos, Martín Palermo, quien se retiró en 2011. Con un cuarteto de jugadores que se retiraron hace más de 65 años, lo logrado por el Titán es digno de aplaudir. Cosechó 227 tantos en 407 partidos, entre el Pincha con 34 y Boca con 193.

Por otro lado, entre los máximos 10 goleadores del fútbol argentino se encuentra José Sand, quien ocupada el noveno puesto y se retiró en 2023. El ex delantero de Lanús se quedó con 212 goles en 374 partidos, distribuidos entre 7 clubes, donde el Granate es el que más lo disfrutó con 174. Cabe mencionar que con los retiros del delantero correntino y Santiago Silva (44°) durante el año pasado, no quedan futbolistas en actividad dentro de los primeros 100 lugares.

La leyenda de Erico se enaltece con cada temporada que pasa ya que en la modernidad, las grandes joyas goleadores se van a temprana edad del fútbol local. Incluso, como líder la nómina, ha superado a apellidos significativos de Argentina, como Carlos Bianchi, Esteban Fuertes, Norberto Alonso, Diego Maradona, Mario Kempes, Enzo Francescoli, entre mucho más. Hasta el día de la fecha, se especula que nadie alcanzará al guaraní en muchos años.

A diferencia de los tiempos actuales, en la época de Erico no bastaba ser un goleador de raza para asegurarse un lugar en el seleccionado de su país. Hoy por hoy, toda gran promesa futbolera aspira alcanzar ese logro y el buen desempeño en su club le abre las puertas a ese sueño sin ningún obstáculo. En el caso del paraguayo, se puede decir que le quedó una deuda en su historial ya que nunca jugó para su selección ni lo dejaron nacionalizarse argentino.    

Foto 1
Nacional de Paraguay bautizó a su propio estadio con el nombre de Arsenio Erico, quien surgió del club, debutó en 1931 y se retiró en la misma institución en 1949 como una leyenda del fútbol sudamericano. Créditos: D10

Grandes reconocimientos en Sudamérica

Una vez retirado, Erico no paró de recibir elogios por sus grandes actuaciones en el fútbol. En 1970 asistió a su partido homenaje en Asunción con un partido amistoso entre los seleccionados de Argentina y Paraguay en un estadio repleto. De hecho, el estadio de Nacional lleva su nombre, al igual que una tribuna del Defensores del Chaco y una de las novedosas plateas del Libertadores de América de Independiente.

Luego de diversos problemas de salud, Erico sufrió un paro cardíaco en julio de 1977, un día antes que Independiente se enfrentase a River. En el duelo entre los dos primeros equipos argentinos que se interesaron en él, los simpatizantes del Rojo corearon su nombre a todo pulmón. Asimismo, el club de Avellaneda se ocupó de los gastos del sepelio y el entierro en el cementerio de Morón, acción que demuestra lo significativo que fue Erico para la institución.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Continúa la protesta y movilización docente en Misiones

Desde el inicio del ciclo lectivo, les educadores llevan adelante un reclamo por la recomposición salarial. En ese marco, el sector salió a las calles y cuestionó a un gobierno local alineado con la gestión libertaria. Nota al Pie dialogó con Silvia Gauto, referente de autoconvocadxs sobre el conflicto.

¿Nuevo esquema de gobierno en Irán tras la muerte de Ebrahim Raisi?

Las autoridades confirmaron la muerte del presidente por un accidente aéreo al regresar desde Azerbaiyán. La República Islámica afronta el desafío de sostener la estabilidad política interna en un momento de profunda disputa en Oriente Medio.

Usuaries viales cuestionan el tarifazo en el peaje de dos autopistas que ingresan a CABA

Se trata de un incremento en el precio fijado para utilizar el Acceso Norte y Acceso Oeste. Para conocer más detalles, Nota al Pie dialogó con Jorge Zatloukal y Ricardo Lasca del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV).

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto