viernes 17 de mayo de 2024

Factor Washington, el trasfondo de la pelea entre Milei y Villarruel

La entrevista que otorgó Victoria Villarruel, luego de más de 100 días sin hablar con la prensa, evidencia mucho más que una tensión creciente entre la vice y Javier Milei. El rol de las Fuerzas Armadas, sus posiciones sobre la dictadura y la agenda propia de la titular del Senado.
destacada villarruel 02
Tensión en la Casa Rosada. Crédito: Cristina Pérez-Nota al Pie.

Estados Unidos quiere imponer un cambio drástico en los acuerdos básicos de la democracia argentina, que cumplió 40 años el mismo día de la asunción de Javier Milei en la presidencia.

Se trata de las modificaciones en las leyes de Defensa y de Seguridad Interior que junto con la de Inteligencia, componen el trípode de coincidencias casi unánimes que desde 1983 fueron el remedio contra la historia de más de medio siglo precedente con el Partido Militar como protagonista de la política nacional.

La última de las justificaciones para esa intentona, peligrosa desde lo legal y desde lo fáctico, está relacionada con la situación de la violencia en Rosario, donde las peleas entre bandas del narco escalaron y ponen en jaque la seguridad ciudadana.

El peligro de la caracterización de narco-terrorismo que esgrimen, como espadachines de la lucha contra el mal, los ministros Patricia Bullrich y Luis Petri, es que plantean destinar recursos materiales y humanos de las Fuerzas Armadas a tareas que le están vedadas expresamente por la ley.

“Lo dije en campaña y lo sigo sosteniendo, la función de las Fuerzas Armadas no es combatir a civiles” y “el narco es un civil”, había dicho Villarruel en la nota con Jonatan Viale por TN. La preocupación de la vice no está atada solo a mantener la legalidad, sino que se completa con una frase que ratifica su postura reivindicadora del Terrorismo de Estado: “Creo que había quedado claro con el tema de los ’70, cuando se combatió al terrorismo. ¿Dónde están lo que los combatieron? Presos”.

La entrevista a Villarruel en TN

Lo de Villarruel es más corporativo que si la declaración fuera hecha directamente por un militar.

La respuesta de Patricia Bullrich no se hizo esperar: “Está claro que es un momento de la historia que todos conocemos y que los militares le tienen miedo, pero hay que superar los miedos que hemos tenido en la Argentina como estamos superando los miedos en todos los campos”. La ministra de Seguridad pidió “ir con leyes más duras en seguridad”. Y si de bravuconadas se trata, Pato la desafió a un debate público.

Hay vida más allá de las redes sociales.

El efecto de lo internacional en el gobierno de Milei

El Fondo Monetario Internacional hace lo de siempre. Presiona para redefinir la deuda externa argentina, con el doble objetivo de cobrar lo prestado y condicionar el sendero de las decisiones nacionales. En ese marco, Estados Unidos avanza a fondo en su calidad de principal accionista del FMI y al mismo tiempo como autopercibido gendarme de una región que asume como propia.

Una región que, desde hace varios años, está puesta en el foco de las inquietudes de la Casa Blanca (independientemente de si se trata de una administración republicana o demócrata). Una región en disputa, como otro escenario del tablero mundial, con las potencias emergentes. De allí la decisión de Milei de cortar de cuajo el camino de sumarse a los BRICS y de volver a un alineamiento automático con Estados Unidos.

La avanzada de Estados Unidos, con particular foco en la Argentina, no se limita al período del economista anarcofacholibertario en la Casa Rosada. En el último año y medio, la generala Laura Richardson, jefa del poderoso Comando Sur de Estados Unidos, vino dos veces a nuestro país. En una ocasión estuvo con la entonces vicepresidenta Cristina Fernández y luego se reunió con Jorge Taiana, el ministro de Defensa del gobierno de Alberto Fernández.

El objetivo, más allá de las clásicas cuestiones vinculadas a lo institucional y la seguridad hemisférica, es el manejo de los minerales críticos y el litio, claves para la transición energética que transita el mundo y que signarán gran parte de la política internacional durante los próximos años.

En la última semana, estuvo en nuestro país William Burns, director de la Central de Inteligencia Americana (CIA), quien se reunió con el jefe de Gabinete Nicolás Posse, con Patricia Bullrich y con el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Silvestre Sívori.

La presencia de Burns de en la Casa Rosada, un diplomático de carrera a cargo de la inteligencia de Estados Unidos, pone de manifiesto no solo el interés sino el nivel de presión que despliega Washington sobre el gobierno argentino.

En ese mar revuelto se da la confrontación entre Milei y Villarruel. No se trata de posiciones antagónicas, ni mucho menos. En los debates presidenciales el propio Presidente había provocado con esa típica referencia a los 30 mil desaparecidos, que no se discute salvo desde las posiciones negacionistas del genocidio y reivindicatorias de la dictadura cívico militar, cuyo 48° aniversario del Golpe de Estado se conmemora este domingo.

No es la caracterización sobre el 24 de marzo el elemento que los separa. Se trata de un hombre que no ha demostrado una especial predilección por la Historia argentina y una mujer que, con cierto vuelo intelectual, pasó de escribir los acontecimientos desde otro lugar, a la política tradicional.

Lo que de verdad está cada vez más en la superficie de la tensión en la cúspide del Gobierno es la capacidad para convertirse en el garante confiable que asegure la gobernabilidad del ajuste, como lo pidió el FMI en su última visita a la Argentina.

En esa ocasión, tras las reuniones y fotos de rigor, el organismo dejó en claro que no les preocupa las consecuencias del ajuste y su impacto en el pueblo argentino, sino la capacidad de hacerlo con algún grado de eficacia.

Villarruel movió su pieza. El tiempo dirá si hay algo más que la defensa de los militares de la dictadura, porque inclusive su propia definición sobre el rol de las Fuerzas Armadas de la actualidad abre una contradicción con Milei.

El Presidente, de todos modos suma otro rival. Lo tiene cerca y la entrevista que tanto dejó, más allá del “pobre jamoncito”, parece ser el capítulo que da paso a un final abierto e incierto.

Las del estribo (anticipo del aniversario de Malvinas)

-Victoria Villarruel quiso organizar un desfile para el 2 de abril, fecha en la que se van a cumplir 42 años del desembarco de las tropas argentinas en las Islas Malvinas, donde comenzó una Guerra que duró 74 días. La soberanía argentina sigue en el primer plano de las reivindicaciones nacionales, a pesar de las defecciones de algunas administraciones gubernamentales, entre ellas las de la canciller Diana Mondino y Milei.

-La respuesta del Presidente a la idea del desfile del 2 de abril fue que “no había plata”.

-A la imagen de Milei alabando a la ex primer ministra británica Margaret Thatcher, Villarruel la contrapone a la de su padre Eduardo; «un héroe de Malvinas», como lo calificó ella misma, pero acusado por su rol represivo en la dictadura.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

La Ley Bases en la encrucijada: sin consenso ni dictamen a la vista

Después de dos semanas de intenso debate, el oficialismo pierde la esperanza de llegar al Pacto de Mayo con su aprobación total. El plenario de comisiones del Senado pasó a cuarto intermedio, y el RIGI aparece como uno de los principales puntos de controversia.

Brasil se prepara para recibir el Mundial Femenino 2027

Por primera vez, el continente sudamericano albergará el máximo certamen femenino a nivel selecciones. En su elección, Brasil se impuso a la propuesta conjunta de Alemania, Bélgica y Países Bajos. La decisión se tomó durante el último Congreso de la FIFA en Bangkok, Tailandia.

Condenaron a dos hombres por abuso sexual a una menor en Santa Fe

Emilio Ernesto Rindilzbacher y Emiliano Exequiel Rindilzbacher fueron condenados a 12 y 10 años de prisión por haber abusado sexualmente de una menor de su entorno familiar.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto