sábado 25 de mayo de 2024

Transnistria: ¿un nuevo frente de batalla para Kiev?

Ucrania lanzó misiles a la región moldava fronteriza y escala la conflictividad en una región sensible de Europa oriental. A modo de respuesta, el pequeño estado solicitó la protección de Rusia.
Transnistria
Desde el inicio de la Operación Militar Especial, Transnistria ha sido un factor de desestabilización política en la frontera entre Ucrania y Moldavia. Créditos: ABC Color

Transnistria, un pequeño estado no reconocido que se extiende a lo largo de la frontera oriental entre Moldavia y Ucrania, ha denunciado ataques a una base militar propia, y los adjudicó al gobierno ucraniano. La región rusófona pide protección a Rusia por la creciente presión política ejercida por la gestión de Chisináu y la militar de Kiev. Nota al Pie analiza la escalada del conflicto a la luz de la confrontación entre la multipolaridad y el unipolarismo en Europa oriental.

¿Ataque ucraniano?

Este miércoles redes rusas difundieron un video en el que un helicóptero Mi-8 MT perteneciente a Transnistria fue atacado por drones kamikaze. Según ratificó ministro de Seguridad Estatal del propio gobierno separatista, provendrían de territorio ucraniano, específicamente de la región de Odessa. En tanto, el gobierno moldavo se pronunció planteando que “el incidente en cuestión es un intento de causar miedo y pánico en la región”.

Las tensiones vienen en aumento desde el inicio de la Operación Militar Especial rusa en Ucrania en febrero de 2022. En abril de aquel año se produjeron varias explosiones en las inmediaciones del edificio del Ministerio de Seguridad en Tiraspol, capital del territorio separatista. La Misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Moldavia condenó los intentos de “desestabilizar la situación en la Zona de Seguridad y Transnistria”. Además, se registraron paquetes explosivos en la Embajada de Rusia en Moldavia en el marco de las elecciones presidenciales que se desarrollaron esta semana.

Por otro lado, luego de una reunión extraordinaria del congreso de Transnistria, el gobierno publicó un documento en el que pide protección a Rusia destacando la existencia de 220.000 ciudadanos rusos en la región. Exhortó a la OSCE, la ONU, la CIS y la Unión Europea (UE) a tomar medidas. 

El gobierno moldavo teme que Rusia, que mantiene presencia militar en el territorio separatista, lo utilice para desestabilizar políticamente o bien para lanzar un ataque militar contra Ucrania. Por el contrario, el gobierno de Transnistria teme que Moldavia intente integrarlos por la fuerza o coaccionarlos mediante un bloqueo.

Transnistria
La actual presidenta, Maia Sandu, impulsa una agenda alineada con los intereses de la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen. Créditos: El País

Transnistria: una región rusoparlante

Una vez disuelta la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), Transnistria se conformó como una república autónoma del ex miembro del bloque, Moldavia. La mitad de su población es rusófona, con lazos culturales fuertes con la cultura eslava del país que conduce Vladimir Putin, situación homóloga a la de Crimea, Kherson, Lugansk, Donetsk y Zaporizhia. No obstante, jurídicamente se ha constituido como una república autónoma tanto de Moldavia como de Rusia. Desde la escalada el 24 de febrero de 2022, el territorio ha sido objeto de disputas políticas y militares considerando su cercanía política con Moscú

A su vez, Moldavia viene desarrollando un proceso de refuerzo de sus capacidades de defensa. La primera semana de marzo, la presidenta moldava Maia Sandu firmó un acuerdo de cooperación en la materia con el gobierno francés de Emmanuel Macron. El mismo allanaría el camino para una misión de entrenamiento de las fuerzas armadas moldavas. Además, el país decidió suspender su participación en el Tratado sobre Fuerzas Armadas Convencionales en Europa, que establece límites para el equipamiento militar, permitiendo el ingreso de más tropas extranjeras a su territorio.

Maia Sandu, un alfil atlantista

El perfil político del gobierno de Sandu representa una continuidad de los lineamientos de la Unión Europea, un bloque que se ha constituido como contrapeso de Rusia en el Viejo Continente. Sin embargo, al igual que varias naciones europeas, Moldavia mantiene una fuerte dependencia de la energía rusa. En ese sentido, la desconexión comercial directa con Moscú ha representado un enorme desafío para la gestión de Sandu. A propósito, Rumania ha enviado cuatro transformadores para que Chisinau pueda sortear esta dificultad.

De hecho, otro factor conflictivo para su gobierno es la situación del pueblo gagauz, otra región autónoma al interior de las fronteras moldavas con lazos con Moscú. La Jefa de Estado de Gagauzia, Evgenia Gustsul, electa el año pasado, se opone a los rusófobos de Chisinau liderados por Sandu. 

A su vez, el opositor moldavo de su gestión, Ilan Shor, rechazó los movimientos de cooperación en defensa argumentando que Europa “en lugar de proporcionar a Moldavia dinero para las pensiones, están suministrando armas a la república”. En paralelo, la Comisión Europea sigue negociando la adhesión moldava impulsada por Sandu.

Transnistria
La cultura rusófona en Transnistria se asemeja al problema del Donbass que terminó de detonar el conflicto en Ucrania. Créditos: France 24

La onda expansiva del conflicto armado

La situación en Transnistria no puede comprenderse cabalmente si no se la encuadra en la confrontación geopolítica que se desarrolla a nivel internacional entre dos esquemas: el atlantista del Unipolarismo Financiero y el euroasiático del Multipolarismo Pluriversal. En efecto, la escalada en Ucrania a partir del inicio de la Operación Militar Especial dispuesta por Putin no significa más el formato que tomó un conflicto con extenso desarrollo desde, por lo menos, el Euromaidan de 2014

Así como el gobierno bielorruso de Aleksandr Lukashenko reforzó su sintonía política con Moscú, y Alemania revirtió su perfil comercial y geopolítico con la multipolaridad, Moldavia se presenta como una resistencia para el pueblo rusoparlante de Transnistria. En tanto, para el gobierno de Volodimir Zelensky, la región separatista resulta tentadora para las fuerzas armadas que conduce dado los almacenes de proyectiles instalados en su territorio. Los intentos por caotizar Transnistria cuando Rusia parece llevar la ventaja estratégica en el conflicto parece favorecer a quienes se servirán de él para generar una escalada de envergadura nuclear que comprometa a Moscú.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Sin Pacto y con represión: Milei celebró el acto por el 25 de mayo en Córdoba 

La visita del presidente fue recibida con manifestaciones lideradas por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), quienes criticaron las políticas de ajuste y declararon a Javier Milei como “persona no grata”.

Pampas ganó y Dogos XV empató en el cierre de la fase regular del Súper Rugby América

Concluyó la fase inicial del campeonato, y tanto las franquicias argentinas como Peñarol y Yacaré XV están en la carrera por el título en el SRA. Con un desempeño sólido, los cuatro equipos disputarán los playoffs.

Sin el MECIS, ¿quién registrará los juicios de lesa humanidad?

El gobierno dejó en proceso de disponibilidad a les trabajadores del INCAA que realizaban esa tarea. La importancia del programa y qué sucederá de acá en más.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto