Feb 11, 2024 | C.A.B.A., Cultura

“Las Moiras”, un viaje hilarante al mundo de los shidujim

La obra de teatro dirigida por Mariana Chaud y escrita por Tamara Tenenbaum, celebra la cultura idish y se centra en parejas que son compatibles, destacándose por su humor crítico e inteligente.
Las Moiras
Este mes regresó a las tablas con “Las Moiras”, una obra divertida de Tamara Tenenbaum, dirigida por Mariana Chaud, que explora, a través del humor grotesco y la parodia, los matrimonios arreglados en la comunidad judía. Crédito: @mutuverriapr.

La obra de teatro “Las Moiras” regresó este febrero con una nueva temporada. La exitosa creación de Tamara Tenenbaum, dentro del ambiente teatral off, cuenta con la fluida dirección de Mariana Chaud. Sus funciones se realizan los sábados desde las 21, en el Teatro Caras y Caretas, ubicado en Sarmiento 2037, CABA

“Las Moiras” cuenta con una trama atrapante que permite a le espectadore conocer el mundo de los matrimonios arreglados en la comunidad judía. En ella, tres mujeres expertas en el negocio de los shidujim, presentan una historia llena de acertados diálogos y divertidas situaciones. 

“Las Moiras”, un legado de la cultura judía

Se trata de una obra teatral innovadora que aborda la identidad y discrepancias con un toque de humor y exageración. Ambientada en el barrio porteño de Once, tres mujeres judías ortodoxas, esposas de rabinos, se ven inmersas en una trama que entrelaza mitos como el del Dibuk y las moiras griegas. La llegada de una joven que promueve un programa informático para emparejamientos matrimoniales trastorna el orden establecido. 

A medida que avanza la historia, el público se adentra en un mundo de referencias culturales judías que impregnan el lenguaje y las tradiciones de la comunidad. Desde el inicio, se pide en idish que se apaguen los teléfonos celulares, un gesto que honra la cultura y la historia.

La obra también rinde tributo al teatro idish argentino y a la rica herencia cultural perdida en el trágico atentado a la AMIA, donde se recuerda la importancia y la belleza de la cultura judía en Argentina durante el siglo XX.

Además, se presenta un personaje tan original como enigmático: una joven poseída por un Dibuk, un espíritu que la consume por completo. Esta inclusión sobrenatural añade un componente cautivador y aún más dramático a la trama. El juego de luces rojas y el exorcismo generan una atmósfera sombría, insinuando que las casamenteras podrían personificar Moiras modernas, decididas a preservar la tradición sin importar el costo.

Las Moiras
La obra de teatro explora la vida de mujeres judías ortodoxas con muchos modismos y particularidades de esta religión, y cuenta con un elenco muy divertido, destacando la actuación histriónica de Piterman. Crédito @mutuverriapr.

Entre lo tradicional y lo espiritual

“Las Moiras” es la primera parte de un díptico basado en una obra teatral judía clásica. Su segunda parte, “El día más largo del mundo”, está prevista para el futuro. Es importante destacar que en la misma también se nombra a “El Dibuk”, otra de las obras más reconocidas y trascendentales del teatro judío. 

El autor de “El Dibuk”, Shloime Ansky, fue un escritor y dramaturgo judío ruso que vivió a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, y desafortunadamente nunca llegó a presenciar su representación. La historia se asemeja a esas tragedias malditas que quedan en el olvido debido a sus supersticiones infundadas. A pesar de ello, vale la pena recordar que el teatro es una cuestión de suerte.

Ansky logró entregar su obra a una compañía teatral en Varsovia, pero falleció antes de que se estrenara. La misma tuvo lugar en 1920, después de los treinta días de duelo judío en honor a su autor. Es un testimonio conmovedor de la pasión y el legado que dejó el teatro judío.

El elenco está conformado por Analía Couceyro, Luciana Mastromauro y Flor Piterman, quienes con gran desenvoltura y habilidad interpretan a las mujeres que funcionan como una agencia matrimonial, tomando decisiones sobre uniones en la comunidad religiosa a través de chismes, té y leicaj.

Las Moiras
La llegada de una joven con un programa de emparejamiento provoca un giro en la historia, que se vuelve más intensa cuando revela estar poseída por un Dibuk. La ambientación oscura insinúa una conexión con la tradición. Crédito a @mutuverriapr.

El mismo se completa con el personaje más misterioso, Fiamma Carranza Macchi, mientras que la escenografía limitada, diseñada por Matías Sendón y Ariel Vaccaro, crea la sensación de un mundo pequeño, donde la mesa y las sillas son testigos de las decisiones que marcan destinos y adquieren relevancia en la vida de los jóvenes. 

En tanto, el  modesto vestuario de Cecilia Zuvialde y las pelucas de las actrices las caracterizan de manera excepcional. 

En resumen 

“Las Moiras” fusiona tradición y modernidad al cuestionar normas establecidas y generar reflexiones sobre la vida actual y las complejidades de la identidad cultural, como la dualidad entre lo sagrado y lo demoníaco, así como lo humano y lo divino. Por último, adopta un enfoque lúdico y provocador que desafía las convenciones teatrales clásicas.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto