Feb 3, 2024 | Deportes

Marcelo Bielsa, un entrenador único en su clase, más allá de los resultados

Hace 25 años el técnico rosarino asumió la Selección Argentina con una enorme expectativa a sus espaldas y un estilo de juego propio de su impronta. El actual entrenador de la Selección de Uruguay estuvo seis años en la Albiceleste y mantuvo sus convicciones e ideologías firmes en todo momento, pese a los golpes.
Bielsa
Marcelo Bielsa dirigió la Selección Argentina desde 1998 hasta 2004, en donde deslumbró a varios por su característico estilo de juego. Aunque su paso quedó marcado en la memoria por la paupérrima actuación en el Mundial 2002. Créditos: Infobrisas

El mundo del fútbol ha evolucionado con el pasar de las décadas, construyendo en su camino a diversos protagonistas que sobresalieron del resto por sus peculiares métodos. Marcelo Bielsa es uno de estos apellidos ilustres, dejando una huella significativa en el balompié y que muchos han tratado de imitar y reivindicar.

Hace 25 años, el oriundo de Rosario debutó como técnico de la Selección Argentina, en donde estuvo durante seis años y continuó con su estilo de juego distintivo. Muy recordado por su “dolorosa” participación en el Mundial de Corea-Japón 2002, supo cerrar con broche de oro su performance en el combinado nacional con la obtención de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004

Una llegada con sorpresas

Un 3 de febrero de 1999, el “Loco” afrontó su primer partido al frente de la “Albiceleste” durante un amistoso frente a Venezuela como visitante. Con Maracaibo como escenario, Argentina se impuso 2-0 con goles de Walter Samuel y Marcelo Gallardo

Bielsa asumió el cargo en octubre de 1998 en reemplazo de Daniel Passarella, quien dejó el mando albiceleste tras la eliminación en el Mundial de Francia. No obstante, el arribo del rosarino no fue un trato sencillo de tramitar. En junio de 1998, Bielsa tomó las riendas del Espanyol de Barcelona, club en el que solo llegó a dirigir seis encuentros. 

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) estaba determinada a contratar al técnico rosarino, pero el elenco español no estuvo predispuesto a desechar los servicios del flamante DT. Tras una media docena de encuentros, se acordó la desvinculación mediante un resarcimiento económico. 

Un debut cargado de renovación

Más allá del puntapié inicial, el partido contra la “Vinotinto” representó el comienzo de una pequeña gira para el conjunto de Bielsa. En la misma se incluyó un triunfo por 1-0 sobre México en Estados Unidos con un gol de Juan Pablo Sorín. Con los dos compromisos como objetivos deportivos, lo pintoresco de la gira fue que Bielsa solo citó a jugadores que actuaban en el fútbol local.

Asimismo, en el duelo contra Venezuela alineó a cinco jugadores de Boca Juniors, cinco de River Plate y a Christian Bassedas, quien tuvo al DT en Vélez. En tanto, luego se produjeron los ingresos de Claudio Husain y Juan Fernández, un juvenil defensor de Estudiantes que días antes se destacó en el Sudamericano Sub-20 de Mar del Plata

Bielsa
Los números de Bielsa a cargo de la Selección Argentina de Fútbol. Crédito: Diseño Nota Al Pie

Por su parte, también fueron convocados Darío Husain, Sebastián MéndezMarcelo Delgado, Santiago Solari y otros apellidos más llamativos como Jorge San Esteban, Federico Lussenhoff y Albano Bizzarri. Cabe resaltar que de los 20 convocados, Germán Burgos, Sorín, Samuel, Gallardo y Claudio Husain fueron los únicos que participaron del Mundial 2002.

Primer once de Bielsa

Formación: Germán Burgos; Hugo Ibarra, Eduardo Berizzo, Walter Samuel y Juan Pablo Sorín; Diego Cagna, Leonardo Astrada, Christian Bassedas y Marcelo Gallardo; Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo.

Las convicciones por encima de los resultados

En un ámbito tan extremo como el fútbol, los resultados mandan. Sin embargo, Bielsa demostró que “el cómo” también es importante a la hora de conseguirlos. Con diferentes competiciones en su haber como entrenador de Argentina, Bielsa se destacó por sus métodos más que por los títulos. 

Dentro de su palmarés con Argentina solo ostenta los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y el Preolímpico Sudamericano de ese mismo año. Sin embargo, a lo largo de su estadía en el seleccionado, enamoró a todos los simpatizantes argentinos con sus formas de juego y la búsqueda constante de la buena funcionalidad para concretarlas. 

Fiel a su estilo, su abrupta salida en 2004 sorprendió tanto como su metodología al momento de manejar la pelota. El 14 de septiembre de dicho año, Bielsa dirigió su último partido con Argentina frente a Perú por la octava fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Alemania 2006

A pesar de vencer 3-1 al conjunto incaico y alcanzar la cima de la tabla, el Loco renunció de manera inesperada a su cargo 10 días después. “Noté que la energía que exige absorber todas las tareas de ser entrenador ya no estaban. Ya no tenía ese impulso”, explicó hace dos décadas atrás.

“Una vez que regresamos de Perú, me di cuenta que no tenía fuerzas, pero hubiese sido distinto si el equipo no estuviera encaminado”, agregó sobre su decisión. Incluso, enfatizó que “creo que se unieron dos generaciones y que las posibilidades de llegar al Mundial están muy presentes. No me voy enojado con nadie”.

Bielsa
El entrenador rosarino fue partícipe de la eliminación en primera ronda de la cita mundialista de 2002, la peor performance en 40 años, cuando la Albiceleste tuvo el mismo desenlace que la edición de Chile 1962. Créditos: Vía País

Una actuación que desmoronó todo

Dentro del fútbol existen miles de frases hechas y entre ellas se destaca la que indica que las buenas rachas se terminan. Ese panorama deportivo alcanzó la era de Bielsa tras el Mundial 2002, donde el equipo argentino acumuló su peor actuación en la historia de la competencia desde Chile 1962

Con apenas una victoria sobre Nigeria, una dura caída ante Inglaterra y una igualdad aún más dolorosa contra Suecia, Argentina quedó eliminada en la primera ronda del evento asiático, que a la postre obtuvo Brasil para alcanzar el pentacampeonato.

Con el fracaso mundialista aún fresco, la AFA decidió renovar el contrato a Bielsa, quien de a poco perdió el apoyo de los aficionados. Con la Copa del Mundo de 2006 como tope contractual, el Loco logró revertir su imagen con un subcampeonato en la Copa América 2004 y la medalla dorada en la capital griega. 

A pesar de obtener el título que le faltaba al fútbol argentino, el ex DT de Newell ‘s Old Boys pegó el portazo para sorpresa de propios y extraños. Lo cierto es que Bielsa quedó en la historia argentina por su legado, sus convicciones y métodos al momento de jugar a la pelota. 

Logró armar equipos con una clara, definida y ambiciosa mentalidad e identidad dentro del verde césped. Su lugar fue ocupado por José Pekerman, quien llegó a los cuartos de final del Mundial 2006, donde cayó por penales ante Alemania.

Por más que el propio Bielsa haya aclarado que no se fue enojado con nadie, es de público conocimiento que mantuvo una tensa relación con Julio Grondona, presidente de la AFA en aquel tiempo. Por un lado, se mostró disgustado ante la negativa petición por sanciones contra Valencia e Inter de Italia por no prestar a Pablo Aimar y Juan Sebastián Verón para la cita olímpica. 

El técnico insistió que se realizaran mediante la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), pero la AFA sólo se limitó a una nota informativa. En tanto, también salió a la luz la existencia de una abundante deuda que el ente argentino mantenía con el rosarino. 

Este accionar final de Bielsa demuestra el carácter y formación que lo representa, un hombre de valores inquebrantables, que nunca soportó la burocracia interna del fútbol de aquella época. 

Bielsa
Bielsa se encuentra al frente de la Selección de Uruguay desde mayo de 2023 y pretende trasladar todo sus métodos para dejar su huella en la Celeste, donde también se encarga de las categorías juveniles. Créditos: Chilevisión

Una metodología que marcó a muchos

Con un estilo de juego de origen neerlandés y conocido como “Fútbol Total”, Bielsa se destacó en cada institución en la que dirigió. Sus mayores características se basan en constantes movimientos activos, ofensivos y polivalentes; donde la formación predilecta y famosa del DT es la 3-3-1-3. 

Considerado como un discípulo de Louis Van Gaal, el entrenador argentino permite diversas acciones mediante su táctica insignia. Por un lado, la metodología de Bielsa facilita las transiciones de defensa a ataque debido a que los jugadores empleados realizan ambas tareas. 

En tanto, intensifica la presión al rival, la posesión del balón y el uso de una amplia energía física. Por último, con un enfoque meticuloso y analítico, Bielsa tuvo influencia en diversos técnicos modernos como Eduardo Berizzo, Josep Guardiola, Gerardo Martino y Mauricio Pochettino.

Por su parte, varios de los protagonistas que compartieron experiencias con el DT tienen una perspectiva sobre su persona dentro del fútbol. “Marcelo Bielsa, alguien que es influyente en los demás, un influencer. No deja indiferente a quienes fueron dirigidos por él y esa es una característica enorme”, explicó Aimar, ex dirigido del rosarino. “Tengo especial admiración por él, pero sí debo decir algo es eso de la influencia que tiene en todas las personas que lo conocen”, agregó.

“Su pasión por el fútbol es de un fanatismo desmedido. Vive y piensa solo en fútbol, en hacer mejores a sus jugadores”, señaló Javier Saviola, ex dirigido de Bielsa. “Destacaría la sinceridad con la que te habla. Por eso es tan querido por los jugadores, porque viene y te dice las cosas de frente. Lo bueno y lo malo”, finalizó.

En tanto, el DT de la Selección de Uruguay no solo deja su marca en los futbolistas, sino también en quienes trabajaron a su lado. “Marcelo atrae porque tiene un estilo muy marcado”, declaró Javier Torrente, ex miembro de su cuerpo técnico entre 1996 y 2007. 

“Eso hace que gran parte de los aficionados se adhieran a su idea de juego. La mayoría acaban por convertirse en ‘Bielsistas’. Son muchos los detalles que lo diferencian”, concluyó. Seguramente, muchos de los que lean estás líneas también se sientan identificados con él.

Compartir:

Seguir Leyendo

Las guerras que mueven al mundo

Las guerras que mueven al mundo

Un nuevo aniversario del conflicto Rusia – Ucrania, la adhesión de Kiev a la OTAN e incluso la propuesta de Israel para el futuro de la Franja de Gaza, en una nueva edición del resumen internacional de cada semana de Nota al Pie.

leer más
La tormenta imperfecta de Javier Milei

La tormenta imperfecta de Javier Milei

La semana del ajuste eterno, con su combinación de inflación y caída del consumo, demuestra cómo se agrava el panorama a diario. Las respuestas sectoriales se suman en todo el territorio nacional y evidencian la incapacidad del Gobierno de generar un consenso para el saqueo. Las crisis institucionales que se avecinan y la presión internacional, que el Presidente festeja desde su cuenta de X.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto