viernes 12 de julio de 2024

Una historieta que retrata una sociedad en tensión por la distribución de los recursos naturales

La novela gráfica cuenta una historia que, de manera indefectible, retrotrae a las luchas por la megaminería y por el agua en Argentina. Se trata de un relato sobre el vínculo fraternal y la lucha, en un camino repleto de dudas y de incógnitas.
historieta
Portada de “El principio de todas las cosas”, de Lucía Martínez Mayer. Créditos: Hotel de las Ideas.

La nueva novela gráfica de Lucía Martínez Mayer, “El principio de todas las cosas”, se encuentra en comiquerías desde principios de diciembre tras algún tiempo de preventa. Se trata de un libro de historietas editado por Hotel de las Ideas, que cuenta con 80 páginas (formato 17 x 23 cm.) a todo color y con tapas y solapas rústicas. 

¿De qué trata El principio de todas las cosas?

Natalia, una estudiante de periodismo, recibe la noticia de que su hermano Martín ha desaparecido en su ciudad natal. Se trata de una noticia muy angustiante para ella puesto que, en una sociedad muy opresiva y en la que existe una tensión por la distribución de los recursos naturales, Martín participa en una organización ambientalista que combate al poder político que socializa y reparte el agua. 

“El principio de todas las cosas” aborda una búsqueda que, atravesada por la incertidumbre y la esperanza de que exista algún plan revelador, llevará a que Natalia recorra su pasado y el de su hermano en su vuelta a la ciudad donde nació y creció. Se trata de un relato sobre el vínculo fraternal y la lucha, en un camino repleto de dudas y de incógnitas.

Ambientalismo e historieta nacional

La novela gráfica resulta en un relato que, de manera indefectible, retrotrae a las luchas por la megaminería y por el agua en nuestro país. No es la primera vez que la autora aborda un tema asociado al medio ambiente. Ya en “Lo mejor que tenemos” de 2022, había trabajado el tema de las plantas y de la tierra. 

Todo, en “El principio de todas las cosas”, sugiere un estado con un gobierno represivo y persecutorio en el que personas no se rinden y son capaces de organizarse por el derecho a un ambiente sano, diverso y sostenible

Martínez Mayer construye un clima de tensión, en el las organizaciones ambientalistas recurren a la clandestinidad y las personas buscan esquivar a las fuerzas de seguridad. Será a través de las primeras viñetas que la autora nos meterá de lleno en esa sociedad que ofrece situaciones poco amigables en la que transcurrirá toda la historia. 

Con una actitud total de periodista de investigación, Natalia se lanza a la búsqueda de Martin solo con una mochilita. Mientras espera su salida desde la terminal de ómnibus hacia su ciudad natal, es acechada por un grupo de policías que la interroga: le preguntan hacia dónde va y por el objetivo de su viaje. La autora esboza un entorno hostil en el que, quienes se organizan y luchan por los recursos naturales están en peligro, y Natalia tendrá que arriesgarlo todo por su hermano.

imagen 2
Interior de “El principio de todas las cosas”, de Lucía Martínez Mayer. Créditos: Hotel de las Ideas.

La búsqueda incansable de Natalia no dejará indiferente a quien recorra la viñetas, porque se trata de un relato visual que resuena en le lectore. Por un lado, lleva a un pasado reciente del sur de nuestro país en el que acontecieron sucesos oscuros que terminaron en desaparición y muerte en 2017. Por otro, remite a organizaciones activistas que se expresan contra la megaminería y se preocupan por el agua dulce de ríos y lagos desde hace al menos década y media.

Fraternidad en tiempos de lucha

Ni bien la protagonista llega a su ciudad natal, se conecta con los miembros de la organización que serán quienes le habilitarán los medios para que pueda iniciar la búsqueda de Martín. Para esto, Natalia deberá volver tras los pasos de los sucesos que culminaron con la desaparición de su hermano.

Sin embargo, la búsqueda dará un giro inesperado cuando los recuerdos de los momentos compartidos con su hermano del pasado y el lazo fraternal empiecen a guiarla. Mientras se presentan diversidad de obstáculos y lo que parecen pistas no la llevan a ningún lado, las imágenes del pasado abrirán el camino y se volverán la brújula para el reencuentro tan esperado y deseado.

Los temas que aborda la novela nos extrapolan a situaciones muy reales, y lo hace a través del vínculo fraternal como una conexión que, ante la incógnita, es capaz de guiarnos en la lucha. Será, a través de esas premisas, que acompañaremos a Natalia en su hazaña, siempre desde su perspectiva y la reconstrucción de su propia vida. ¿Dónde está Martín? Eso no lo sabremos hasta que llegue al final.

Una estética austral en tiempos acuarelados

Pese a no quedar explícito de manera visual ni escrita, tanto por algunos guiños en las viñetas como por los paisajes que se retratan, la obra sugiere que la historia acontece en el sur de Argentina

Los tonos azulados, rojos, anaranjados y liliáceos, todos acuarelados, nos recuerdan a una zona bastante austral de nuestro país. En esa selección de tonos, el paisaje tipo patagónico con sus horizontes desolados y sus arbustos achaparrados y aporreados por el viento, se vuelve tan protagonista como Natalia, quien tendrá que recorrer hasta el rincón más alejado y recóndito.

imagen 3
Interior de “El principio de todas las cosas”, de Lucía Martínez Mayer. Créditos: Hotel de las Ideas.

Aunque podemos intuir dónde se puede llegar a ubicar la ciudad natal de Natalia, resulta más difícil intentar definir cuándo se suceden los hechos.. Es la ilustración con un tratamiento del color en acuarela junto una atmósfera algo distópica en la que no hay rastros de mucha tecnología, lo que no permite ubicar a la historia en ningún tiempo en concreto. Al respecto, por momentos pareciera se tratara de los 70s o bien de una dimensión paralela, aunque similar a la nuestra. 

Con un estilo que se entrecruza con la ilustración, la autora opta por un trazo muy delicado y elegante en el que resaltan los gestos de los personajes de una manera muy sutil y exquisita. Aunque la mirada de les personajes no es lo más destacado en esos gestos, si los son las posturas de los cuerpos, en especial, en relación con el fondo y los paisajes.

¿Quién es Lucía Martínez Mayer?

Lucía es estudiante de Filosofía e historietista. De Buenos Aires, estudió ilustración y narrativa con Mariano Díaz Prieto e historieta con Ignacio Minaverry. En 2021, ganó el Tercer Premio del Concurso de Letras del FNA en la categoría Novela Gráfica, con “Lo mejor que tenemos”, editado por LocoRabia en 2022. “El principio de todas las cosas”, de 2023, es su primer trabajo extenso.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Una costumbre presidencial: Javier Milei y los detalles de su nuevo viaje

El líder libertario realiza su quinta visita a los Estados Unidos para reunirse con empresarios, en lo que es su undécimo traslado internacional en ocho meses de gestión. Antes de irse, concedió una nueva entrevista a su canal amigo y acusó una desestabilización al gobierno.

Cazando pobres: el manual para legitimar las detenciones ilegales de la Policía de la Ciudad

El Observatorio del Derecho a la Ciudad dio a conocer el “Manual para dibujar como legales detenciones ilegales” de la Policía de la Ciudad, luego de que una jueza detecte la metodología que se ejerció en 125 casos relacionados con detenciones y requisas a personas indigentes.

Radiografía de Colombia, el último escollo argentino para obtener la Copa América 2024

El seleccionado cafetero llega invicto a la instancia decisiva. Repasamos sus antecedentes, su actualidad y una huelga que unió a ambos países en los años 50.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto