sábado 13 de abril de 2024

Documentos revelaron que la CIA monitoreó a Alfonsín durante su presidencia

Los archivos desclasificados muestran que la agencia de inteligencia estadounidense se interesó por su postura sobre el juzgamiento a las Fuerzas Armadas. Los datos provienen de archivos abiertos por EE.UU. en 2019, los cuales fueron puestos a disposición por el CELS, Abuelas de Plaza de Mayo y Memoria Abierta.
Alfonsín CIA
Al poco tiempo de asumir, el primer presidente electo democráticamente, Raúl Alfonsín, tomó medidas con respecto al juzgamiento de ex militares. Crédito: Página 12.

A 40 años del triunfo electoral de Raúl Alfonsín, se publicaron archivos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), los cuales revelan que espías norteamericanos siguieron de cerca la postura del presidente argentino sobre el juzgamiento de ex militares por crímenes de la dictadura.

La información, que proviene de una serie de archivos de la Casa Blanca, fue desclasificada por pedido de los organismos de derechos humanos. El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y Abuelas de Plaza de Mayo fueron los primeros en publicar online los documentos. 

En los archivos puede leerse que la CIA norteamericana hizo un minucioso seguimiento de Alfonsín, quien buscó juzgar a las Fuerzas Armadas que eran señaladas como principales responsables de las sistemáticas violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura cívico-militar. 

Entre las 129 comunicaciones recopiladas que forman parte de estos documentos, también hay información sobre las reuniones que mantuvieron, por aquellos años, ministros del gobierno de Alfonsín y militares. En ese sentido, el Departamento de Estado de la CIA señalaba la incertidumbre que se vivía en aquel convulso 1983, entre la dictadura y la democracia.

Inestabilidad política en países claves

Incluso antes de asumir como presidente, el dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) fue un sujeto de interés para el organismo norteamericano. Lo caracterizaban como un hombre con “profundos ideales democráticos”, pero asumían que no era dogmático ni inflexible. 

“Se identificó con el movimiento de derechos humanos mucho antes de que se volviera popular o seguro”, puede leerse en el Informe.

Fue a partir de este interés que comenzaron a analizar la agenda de derechos humanos que el líder de la UCR tenía en cuenta. La agencia ya sostenía que el presidente se comprometería con los temas de la materia, habilitando e incentivando a investigar, lo que era un punto muy sensible para los militares.

Alfonsín CIA
Nuevos archivos desclasificados por EE.UU. revelan que la CIA monitoreaba a Alfonsín. Crédito: Télam.

“No prevemos ninguna amenaza seria de intervención militar durante el primer año de Alfonsín en el gobierno, pero la reaparición de importantes tensiones sociales podría tentar a los líderes militares”, advertía una de las comunicaciones. 

El motivo, decían, era que el electo presidente podría sacar ventaja de su fortaleza y legitimidad, ganada frente al Partido Justicialista (PJ), para recuperar el control civil y hacer recortes en el campo de los gastos militares, ya que por entonces la imagen de las FF.AA estaban debilitadas, después de la derrota en la Guerra de Malvinas.

El reporte, publicado en diciembre de 1983, se tituló “Indicaciones de inestabilidad política en países clave”, y en ese marco, la Argentina entraba de lleno en el concepto de inestabilidad, debido a los resabios de siete años de dictadura.

Los estadounidenses no se equivocaron, en los primeros seis meses de presidencia, el radical se movió velozmente e impulsó la derogación de la Ley de autoamnistía, firmó los decretos que impulsaban el juzgamiento de los militares y ordenó crear la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), cuya fundación se concretó el 15 de diciembre de 1983 y a partir de la que se conformaría una comisión destinada a investigar los hechos. 

Las reuniones

Para el organismo de inteligencia, Alfonsín tenía pensada una investigación amplia sin la necesidad de llevar a los tribunales a un número alto de acusados. Los tribunales civiles ya comenzaban a investigar por su cuenta los centros clandestinos de detención y eso ponía en jaque la estrategia de juzgar sólo a los integrantes de las tres primeras Juntas, como únicos responsables.

En enero de 1984, la CIA dio a conocer un nuevo informe donde se advertía acerca de la cautela con la que el gobierno radical procedía con respecto a la investigación. 

En dicho reporte se mencionan las tensiones que existían entre Raúl Borrás, el ministro de Defensa, y el ministro de Educación y Justicia, Carlos Alconada Aramburú, por un lado, y por el otro el sector más progresista del radicalismo en lo que era referente al juzgamiento.

Alfonsín
El Juicio a las Juntas comenzó el 22 de abril de 1985. Crédito: Télam.

Además, se documentaron reuniones entre Borrás y Horacio Jaunarena, secretario de Defensa de Alfonsín, y Enrique del Pino, jefe de inteligencia del Tercer Cuerpo de Ejército

Este último tenía un objetivo concreto: no quería que las investigaciones judiciales llegaran hasta la oficialidad que había actuado en la represión. Luciana Bertoia, periodista de Página 12, sostuvo que Del Pino pudo haber sido informante de la CIA, debido al nivel de información con el que contaba y por ser parte de la inteligencia. Luego, el jefe de inteligencia fue juzgado y condenado a prisión perpetua.

La lectura de los archivos

Durante los primeros meses del mandato de Alfonsín, la CIA tenía un profundo interés en la cuestión. En el 2016, cuando se cumplieron los 40 años del golpe de Estado, quien fuera presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció una visita en la Argentina de la mano de la desclasificación de nuevos documentos, y dichas entregas se realizaron entre 2016 y 2019.

Los archivos de inteligencia son legajos de información acumulada por los Estados, vinculadas a los planes represivos. Durante los últimos 40 años, la desclasificación fue un reclamo sostenido por los organismos de derechos humanos, como una manera de aportar material que puede ser indispensable en la reconstrucción de la memoria y la verdad para las investigaciones judiciales que aún están en curso.

En el 2000, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, en conjunto con el CELS, se reunieron con la entonces secretaria de Departamento de Estado, Madeleine Albright, y le pidieron que Washington abriera los archivos. De este modo, la primera tanda se liberó en el 2002 y sirvió para identificar agentes que trabajaban en la estructura de inteligencia.

Los archivos, que llegaron en 2019, fueron analizados por los organismos correspondientes, junto a estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y del Instituto de Educación Superior en Lenguas Vivas “Juan Ramón Fernández”

Esta semana, en el marco de un nuevo aniversario de la restitución de la democracia, las instituciones dieron acceso a las comunicaciones que muestran la forma en la que Estados Unidos indagaba sobre el restablecimiento del orden democrático en nuestro país.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

¡A mirar para arriba! La observación de aves en la Ciudad

Aunque estemos en plena Ciudad de Buenos Aires, es posible avistar más de 300 especies de aves. Nota al Pie dialogó con Natalia Jaoand, Coordinadora del COA Carancho, para conocer más al respecto.

Sebastián Villa, Vélez y los acusados por violencia de género en el fútbol

Por ahora, se suspende el juicio al ex delantero de Boca. La novedad en el tratamiento de esta causa se da a la vez que fueron denunciados jugadores del Fortín por el mismo motivo. ¿Comienza a condenarse la conducta machista en el popular deporte?

Científicos del CONICET encontraron restos fósiles: ¿Los dinosaurios también van a desaparecer?

Paleontólogos del CONICET descubrieron en Chubut los restos de un titanosaurio, llamado Titanomachya gimenezi, que habitó la Patagonia hace 66 millones de años. Este hallazgo abre nuevas puertas a la investigación de la diversidad y evolución de estos gigantes prehistóricos.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto