sábado 15 de junio de 2024

La historia no contada de la Coalición de Mujeres de Irlanda del Norte

En medio de un país dividido, un partido político íntegramente femenino desafió las adversidades políticas y de género para influir en las negociaciones de paz. El documental "Wave Goodbye to Dinosaurs" retrata cómo estas activistas cambiaron el curso del destino de su nación.
irlanda
La Coalición de Mujeres de Irlanda del Norte creó un espacio crucial donde las voces femeninas, a menudo marginadas, se escucharon y se valoraron en medio del conflicto político y la agitación. Crédito-AFP.

La historia de Irlanda del Norte está marcada por conflictos políticos y religiosos que perduraron a lo largo de los siglos. La principal división se encuentra entre la comunidad protestante unionista, que desea permanecer parte del Reino Unido, y la comunidad católica nacionalista, que busca la reunificación con la República de Irlanda.

El conflicto más reciente y significativo tuvo lugar entre las décadas de 1960 y 1990, conocido como Los Problemas. Durante este período, se produjeron violentos enfrentamientos entre grupos paramilitares protestantes y católicos, así como represalias por parte de las fuerzas de seguridad británicas. Miles de personas perdieron la vida y muchas más resultaron heridas o fueron desplazadas de sus hogares.

En medio de estos turbulentos tiempos, surgió un nuevo partido político compuesto sólo por mujeres y que tenía un objetivo claro: la paz. La Coalición de Mujeres de Irlanda del Norte se formó en un sorprendente lapso de seis semanas y, contra viento y marea, ganó dos representantes en las negociaciones de paz que llevaron al histórico Acuerdo de Viernes Santo.

El documental Wave Goodbye to Dinosaurs, dirigido por la cineasta irlandesa Eimhear O’Neill, nos sumerge en esta increíble historia. En un momento en que la política estaba dominada por la trivialidad y la agresión, estas mujeres valientes se unieron para desafiar el status quo. Entre ellas, Monica McWilliams, una académica católica, y Pearl Sagar, una trabajadora social protestante, las cuales ocuparon dichos asientos y desafiaron al machismo que imperaba en las negociaciones de paz.Bernadette Devlin, una parlamentaria joven y defensora apasionada de la igualdad, comparaba el sectarismo y el racismo como la misma enfermedad. Ella veía a las mujeres afroamericanas en el Deep South como sus almas gemelas en la lucha por la igualdad. A través de sus ojos y el de otras mujeres valientes, el documental revela una verdad inquebrantable: las mujeres no son excluidas de la historia, simplemente nunca fueron incluidas.

Foto 3 Credito AFP
Estas mujeres demostraron una dedicación inquebrantable a la paz, participando activamente en las negociaciones y abordando temas fundamentales como la reforma policial y los derechos humanos para construir un futuro más justo. Crédito-AFP.

Tiempos Oscuros: Los conflictos en Irlanda del Norte durante The Troubles

Los conflictos en Irlanda del Norte, conocidos como The Troubles (Los Problemas), estuvieron históricamente vinculados a las relaciones con el Reino Unido. Este período de conflicto político y violencia sectaria, que se extendió desde finales de la década de 1960 hasta 1998, surgió de las profundas divisiones religiosas y políticas entre los nacionalistas católicos, que buscaban la reunificación de Irlanda, y los unionistas protestantes, que deseaban que Irlanda del Norte permaneciera parte del Reino Unido.

Estas tensiones, arraigadas en cuestiones religiosas, políticas y económicas, se vieron exacerbadas por la discriminación sistemática contra la comunidad católica en áreas como el empleo y la vivienda. La lucha por los derechos civiles, que comenzó de manera pacífica a principios de la década de 1960 –coincidiendo con otras primeras alrededor del mundo–, se convirtió de forma gradual en un conflicto violento a medida que las tensiones se intensificaron.

Durante este período, grupos paramilitares protestantes – como el Ulster Volunteer Force y el Ulster Defence Association–, y católicos –Ejército Republicano Irlandés Provisional–, realizaron una serie de ataques terroristas, asesinatos y represalias. Además, las fuerzas de seguridad británicas estuvieron involucradas en el conflicto, enfrentándose tanto a los paramilitares como a las manifestaciones civiles.

El conflicto resultó en la pérdida de miles de vidas humanas, así como en un gran número de herides y personas desplazadas. Las comunidades quedaron divididas en profundidad y las cicatrices del conflicto aún pueden verse en la actual sociedad de Irlanda del Norte.

Foto 2 El Economista
La Coalición se destacó al abogar por la inclusión y la diversidad en un proceso político dominado por hombres, mostrando cómo la pluralidad de perspectivas puede enriquecer las discusiones y promover la comprensión mutua. Crédito: El-Economista.

Trazando caminos: La lucha de la Coalición de Mujeres de Irlanda del Norte por la igualdad

En el turbulento contexto de las negociaciones multipartidistas sobre el futuro de Irlanda del Norte en 1996, un grupo de mujeres decididas se unió para formar la Coalición de Mujeres de Irlanda del Norte. Estas mujeres, provenientes de diversas corrientes políticas, reconocieron la necesidad urgente de hacer oír las voces femeninas en un proceso político abrumadoramente dominado por hombres.

La Coalición surgió de intensos debates entre mujeres activistas que compartían una visión común: la inclusión, la igualdad y los derechos humanos debían ser los pilares fundamentales de su movimiento. A pesar de su tamaño reducido y su relativa inexperiencia política, estas mujeres demostraron su capacidad para «hacer las cosas de manera diferente». Su objetivo era claro: asegurar que las mujeres fueran reconocidas como actores políticos valiosos y no solo como espectadoras en las conversaciones cruciales para el futuro de su tierra natal.

Durante las negociaciones, la Coalición enfrentó la hostilidad de algunos políticos que se resistían a la idea de que las mujeres pudieran tener un papel significativo en las decisiones políticas. Sin embargo, las mujeres de la Coalición perseveraron. Abogaron por la inclusión incluso en los detalles aparentemente menores, como la disposición de los asientos alrededor de la mesa de negociación. Esta disposición alfabética permitió que las partes se conocieran entre sí, fomentando un entendimiento que fue crucial para el proceso en los años siguientes.

La Coalición de Mujeres no solo logró avances significativos en las negociaciones de paz, sino que también dejó un legado perdurable de esperanza y empoderamiento para las generaciones futuras, demostrando el impacto transformador de la determinación y la unidad femeninas.

La naturaleza bicomunal del partido, con mujeres tanto nacionalistas como unionistas, exigía un equilibrio delicado en las decisiones tomadas. Esto implicaba una constante consulta y retroalimentación con los miembros del partido para asegurar que las posiciones adoptadas fueran aceptables para una amplia gama de opiniones políticas. Además, la Coalición insistió en la inclusión de excombatientes y miembros del parlamento constitucional en el proceso de negociación, una decisión que demostró ser esencial para mantener la estabilidad en un momento en que otros grupos fueron excluidos debido a violaciones de los alto al fuego.

La Coalición de Mujeres desempeñó un papel central en la redacción del acuerdo de paz final. Su influencia se reflejó en las disposiciones sobre reforma policial, reforma judicial, legislación de igualdad, protección de los derechos humanos y medidas relacionadas con presos, víctimas y derechos lingüísticos. Su contribución no sólo aseguró que las preocupaciones de las mujeres fueran escuchadas, sino que también sentó un estándar para la representación política en Irlanda del Norte.

Sin embargo, a pesar de los avances logrados durante ese período, la lucha por la representación política continua. La falta de mujeres en la Asamblea de Irlanda del Norte sigue siendo un obstáculo significativo para influir en diversas áreas sustantivas de la política. A pesar de la existencia de leyes destinadas a mejorar la representación de las mujeres, la realidad muestra que queda mucho por hacer.

El ejemplo de la Coalición de Mujeres en el Norte de Irlanda resalta la importancia de la persistencia y la determinación en la lucha por la igualdad y la inclusión. Su legado perdura como un recordatorio de que, incluso en los entornos políticos más desafiantes, las mujeres tienen el poder de transformar las dinámicas y contribuir significativamente a la construcción de un futuro más justo y equitativo para todes.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Ciberseguridad en Argentina: se registraron más de 260 millones de intentos de ataque en el primer trimestre de 2024

Aunque los intentos de usurpación de datos han disminuido, la ciberdelincuencia encuentra nuevas maneras con la ayuda de la Inteligencia Artificial. ¿Cómo proteger los datos personales en internet?

“Paraguay”, un espectáculo teatral de brillante factura

Esta original producción de la Compañía Absoluta impacta con su visión cruda sobre la emigración latinoamericana, a la búsqueda de un mensaje potente envuelto en talento e ingenio interpretativo.

“Bacantes” o una invocación a las fuerzas del teatro

A partir de la llegada del dios Dioniso, la tragedia de Eurípides explora lo sagrado mientras revela las tensiones de lo humano en su búsqueda de otros modos de ser.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto