Ago 21, 2023 | Internacional

Comienza la 15° Cumbre del BRICS, clave para los alineamientos internacionales

Del 22 al 24 de agosto se realizará en la ciudad sudafricana de Johannesburgo una nueva cumbre del espacio que integran las principales economías emergentes del planeta. Nota al Pie analiza el rol del bloque y la situación de Argentina al respecto.
BRICS
La última cumbre del bloque se realizó en Beijing en 2022. Crédito: masdrk.com

Del 22 al 24 de agosto se desarrollará en Johannesburgo, Sudáfrica, la XV Cumbre del BRICS bajo el lema “Los BRICS y África: asociación para el crecimiento mutuamente acelerado, el desarrollo sostenible y el multilateralismo inclusivo”. 

Nota al Pie analiza el rol del bloque y la situación de Argentina en la antesala de una nueva cumbre donde se definirán alineamientos de orden internacional.

BRICS multipolar

BRICS es el acrónimo del bloque económico integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, fundado en 2006 a partir del nucleamiento de las “economías emergentes”. En conjunto representan el 22% de la superficie continental del planeta, expresan el 42% de la población mundial y aportan un 50% al crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) global.

El paulatino crecimiento del espacio le permite plantearse en la actual coyuntura geopolítica como un bloque alternativo a formaciones como el G7, integrado por las potencias de Europa Occidental, América del Norte y Japón. De hecho, el vuelco de la economía y las finanzas hacia los países emergentes es una tendencia fundamental a tal punto que, en la última década, China aportó el 35% al crecimiento de la economía mundial mientras que Estados Unidos proporcionó el 15%.

A su vez, los BRICS crearon en 2015 un Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) propio con una capitalización inicial de 50.000 millones de dólares que para 2024 aspira a crecer al doble. De este modo, el bloque gana escala frente a formaciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) en tanto organismo de crédito global. Asimismo, los BRICS proponen una nueva arquitectura institucional para los asuntos internacionales que rompa el diseño de Bretton Woods en la segunda posguerra y el Consenso de Washington en los 90.

En ese sentido se encuadran declaraciones como la del presidente brasileño, Lula Da Silva, quien señaló que el NBD debe “ser más generoso que el FMI y servir al desarrollo” de los países más pobres del planeta en lugar de asfixiarlos con mecanismos como el de la deuda externa.

Los BRICS se proponen construir esta nueva arquitectura a partir de bases multilaterales, cooperativas y solidarias. La no injerencia en los asuntos internos de los Estados, el respeto por la soberanía y la integridad territorial, la búsqueda de la igualdad y el beneficio mutuo son algunos de los principios que ubican al bloque en el desarrollo de la multipolaridad.

Foto 2
China es el principal promotor de la expansión de los BRICS. Crédito: theprint.in

Proceso expansivo

El cambio estructural que está sufriendo el sistema mundial producto de la crisis internacional se expresa, entre otras cuestiones, en el traslado del proceso de acumulación de los países centrales angloamericanos a los países del Asia-Pacífico. Esta situación marca el declive relativo del Unipolarismo Financiero que gobernó desde finales del siglo XX frente al ascenso del Multipolarismo Pluriversal con asiento en los BRICS.

A propósito, ese proceso vigoroso se aceleró en la última década y abrió un debate al interior del bloque: la necesidad de expansión. Las propuestas del espacio han generado las condiciones para que numerosas economías emergentes y países en desarrollo se interesen en incorporarse al mecanismo.

Según el gobierno sudafricano, anfitrión de la próxima cumbre, 23 países expresaron de modo oficial su deseo de unirse al BRICS. Entre ellos se ubican potencias regionales como Arabia Saudita, Egipto, Irán, Nigeria y Argentina, aunque se destaca el interés de países, en su mayoría, de África, Oriente Medio, Asia Central o América Latina y el Caribe, regiones alejadas del atlantismo en crisis. En relación al NBD, el BRICS ya había ensayado un proceso de expansión al incorporar a Bangladesh, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Uruguay como nuevos miembros.

En diálogo con Xinhua Español, el investigador sobre China y geopolítica y becario doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Sebastián Schulz, planteó que “el BRICS, producto de la situación que atraviesa el orden internacional, ha tomado la decisión de ampliar su mesa de diálogo”. 

Según su punto de vista, las solicitudes de adhesión expresan la legitimidad política que  ha ganado el bloque en el orden internacional frente a la arquitectura económica y financiera de occidente. Además, agrega que el rol de China es fundamental en este proceso expansivo, aportando “una mirada sobre la necesidad de ampliar los marcos de diálogo del bloque”.

Foto 3
El triunfo de Milei y el reposicionamiento de Bullrich generan favorecen al unipolarismo financiero en declive. Crédito: diarioconvos.com

Panorama doméstico que genera escepticismo

Argentina, una de las principales potencias de América Latina luego de Brasil y México, es candidata a unirse al BRICS. En primer lugar, cuenta con el visto bueno de China, principal economía del espacio, luego de haberse integrado a la Iniciativa de la Ruta y la Franja en 2022 y coordinado acciones económicas y financieras en conjunto. India también habría promovido el ingreso argentino y lo mismo Brasil, principal aliado en la región sudamericana. De hecho, la directora del NBD, Dilma Roussef, le planteó en Shanghái al ministro de Economía Sergio Massa que se anunciaría su ingreso al banco en la cumbre en Sudáfrica.

Sin embargo, la situación electoral en Argentina ha generado escepticismo al interior del bloque. El triunfo del libertario Javier Milei, quien anticipó una ruptura comercial con China y Brasil y la salida del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) en un eventual gobierno suyo enfrió una decisión que parecía irreversible hasta el 13 de agosto.

Las declaraciones del político más votado en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) preocuparon a los integrantes del BRICS y especialmente a India, actor que promueve una visión pragmática al interior del espacio en lugar de la sobre ideologización. Una Argentina orientada a subordinarse a occidente y a desarmar las capacidades estratégicas de su Estado Nacional en el plano económico, financiero y científico tecnológico resulta poco atractiva para un bloque en franco ascenso.

Por otro lado, el presidente Alberto Fernández no viajará a Sudáfrica ya que una eventual expansión de los BRICS no forma parte del temario principal de la reunión que comienza mañana, según indicaron fuentes oficiales a EFE. Por su parte, el canciller Santiago Cafiero participará de manera virtual de dos reuniones el próximo jueves donde probablemente se mencione el interés argentino por unirse al bloque.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto