Mar 31, 2023 | Género & Sexualidad

Bachillerato “Mocha Celis”, un ejemplo de lucha en el Día de la Visibilidad Trans

En esta fecha, Nota al Pie hace un repaso del primer espacio educativo inclusivo pensado para disidencias y con perspectiva de género.
Mocha Celis
Cada 31 de marzo se conmemora el Día de la Visibilidad Travesti-Trans. Crédito: Víctor Carreira, Telam.

El Bachillerato Popular Travesti-Trans “Mocha Celis” es un lugar de pertenencia, donde cientos de personas lograron acceder a un título secundario. Desde finales de 2011, trabajan para que las personas travesti trans accedan a la educación. En la actualidad, es el bachiller pionero en el mundo y se trata de una escuela inclusiva, donde no sólo asisten travestis sino también madres solteras, adultas mayores y migrantes. 

“La importancia de ‘La Mocha’ tiene que ver con haber sido el primer bachillerato popular travesti-trans del mundo, lo que generó un precedente inédito. Pensemos que fue creado antes de la Ley de Identidad de Género”, expresó a Télam Manu Mireles, cofundadora y secretaria de la institución. 

En la misma línea, detalló que el objetivo fue “promover la inclusión de personas trans-travestis en la educación formal para subsanar la discriminación estructural que enfrentan”. El bachiller funciona en el quinto piso de un edificio de Chacarita, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), y cuenta con 280 estudiantes de entre 16 y 60 años. Además, hasta el momento son 300 las personas egresadas. 


La importancia de que hace 12 años se haya abierto una escuela pensada para personas travesti-trans radica en que fue un modelo para que comiencen a existir otros 20 espacios en la región. Siguiendo el ejemplo de Mocha Celis, otras provincias en Argentina, pero también de Brasil, Paraguay, Chile y Costa Rica tienen sus bachilleratos similares. 

Día de la visibilidad trans: la esperanza de cambiar los números

A nivel estadístico, la vida de las personas travestis y trans no se ha modificado mucho. La violencia con la que la sociedad marginó y maltrató a lo largo de la historia hace que sea muy difícil reparar, y su esperanza de vida es de 35 a 40 años. 

Además, según una encuesta de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA), más del 50% de mujeres trans mayores de 18 años no terminaron el secundario. A su vez, arrojan  las condiciones en las que las mujeres travesti-trans realizan su paso por la escuela pública: 7 de cada 10 dicen haber sido discriminadas y maltratadas por sus compañeres, mientras que 4 de cada 10 sufrieron discriminación por parte de les docentes. 

En contraposición, Virginia Silveira, que hoy es docente en el bachillerato, expresó: “La Mocha me hizo conocer mis derechos y me hizo acceder a esos derechos que estuvieron durante muchos años negados para nosotras”. En 2012, gracias a la Ley de Identidad de Género (N° 26743) los Ministerios de Educación de la Nación y de la Ciudad otorgaron el título oficial para les egresades. 

Mocha Celis
La Mocha Celis es un bachiller fundado en 2011 con el objetivo de promover la inclusión de personas travesti-trans. Crédito: Pepe Mateos, Telam.

Abrazar a la comunidad travesti trans 

La Mocha Celis, “la escuela ternura” como le dicen, se convirtió en un espacio de contención y lucha. “Cuando ‘La Mocha’ comenzó pensábamos que ojalá que la Mocha no existiera para que todo el sistema educativo pudiera abrazar a las personas travestis, trans y no binarias. Y hoy pensamos que ojalá que la Mocha se extienda y haya muchas más Mochas Celis”, sostuvo Mireles.

Hoy son 20 espacios educativos pensados para las personas travesti trans. En la provincia de Santa Fe por ejemplo, durante el 2021, se crearon tres secundarios para personas travestis, trans y disidentes. Se trata de las  “primeras escuelas secundarias públicas del país”, las cuales fueron impulsadas por el Gobierno provincial en las ciudades de Rosario, Reconquista y Santa Fe.

Por su parte, San Luis, en articulación con la Universidad de La Punta, inauguró en 2021 el espacio “TransFormar”, la primera escuela para personas trans, no binaria e intersex de la provincia. En este ciclo 2023, alrededor de 20 estudiantes cursarán allí.

Lo mismo se replicó en el Centro Educativo Trans de Puertas Abiertas (Cetrans), en San Miguel de Tucumán; el Centro Maite Amaya”, en Córdoba Capital, y en el Proyecto de Continuidad de Trayectorias Escolares para el Colectivo LGBTTTIQ+, en la ciudad de Trelew.

“La Mocha” no entiende de fronteras, por eso su modelo también se replicó en otros países. El caso de la Escuela Trans-Formando, en Paraguay; De las Calles a las Aulas, en Costa Rica; Prepara Nem, en Brasil; Pre Universitario Mara Rita y la Escuela Primaria Centro Educativo Fundación Selenna, en Chile.

Mocha Celis
El modelo de la Mocha Celis se replicó en 20 espacios en Argentina, pero también en Brasil, Chile, Paraguay, y hasta Costa Rica. Crédito: Pablo Añeli, Télam.

El reconocimiento de Francia a la Asociación Civil Mocha Celis 

El pasado 23 de marzo, Mocha Celis fue destacada con el premio a derechos humanos de Francia “Libertad-Igualdad-Fraternidad”. Su mención destaca el trabajo por la reparación de los derechos a la comunidad travesti, trans y no binaria. Además, la embajadora francesa, Claudia Scherer-Effosse, consideró su “enfoque inclusivo de la educación”.

Tras recibir el reconocimiento, Francisco Quiñones Cuartas, fundador de la Mocha Celis, señaló: “Estamos felices de recibir este premio, de nuestra trayectoria y del trabajo colectivo que llevamos en la Asociación desde hace 12 años”.
“Es necesario nombrar a Lohana Berkins y Diana Sacayán, militantes históricas del colectivo LGBTIQ+, a quienes debemos la existencia de nuestro bachillerato que confluyó en un momento histórico de nuestro país posterior a la Ley de Matrimonio Igualitario y previo a la Ley de Identidad de Género”, agregó.

Compartir:

Seguir Leyendo

Milei contra la integración de barrios populares: el Gobierno desfinanció el FISU

Milei contra la integración de barrios populares: el Gobierno desfinanció el FISU

El Poder Ejecutivo modificó el destino de lo recaudado por el Impuesto PAÍS, una medida que afecta al Fondo de Integración Socio Urbana. El programa, que ahora recibirá sólo un 0,3%, busca garantizar el acceso seguro a servicios básicos, vivienda, y mejorar el espacio público y desarrollo comunitario. Nota al Pie dialogó al respecto con la dirigente nacional de Libres del Sur, Silvia Saravia.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto