Dic 7, 2022 | Zona Ambiental, Política

Tras la tibia Cumbre sobre Cambio Climático, llegó la COP 15

El evento sobre biodiversidad se desarrollará hasta el 19 de diciembre en Canadá. El mismo tiene como principal objetivo establecer acciones que frenen la extinción masiva de la flora y fauna para el 2030
COP 15
Líderes del mundo discuten la problemática de la extinción de la biodiversidad. Crédito: Civitatis.

Este 7 de diciembre comienza la 15° Conferencia de las Partes (COP 15) del Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se celebra en la ciudad de Montreal, en Canadá, y se extenderá hasta el 19 de diciembre.

En un contexto global de crisis ecológica sin precedentes, les líderes de la política de todo el mundo debatirán y propondrán acciones para frenar la extinción de las especies animales y plantas. 

El objetivo de esta edición del CBD es que los Estados miembros alcancen un tratado internacional legalmente vinculante para frenar la extinción masiva de flora y fauna para 2030. En el mismo sentido, se pretende lograr la recuperación de la biodiversidad para 2050.

Previo al inicio de la COP 15, el Secretario General de la ONU, António Guterres, aseguró que “sin la naturaleza, no somos nada”. Además, describió a la humanidad como “un arma de extinción masiva”.

Al igual que se evidenció en otros Convenios como el del Cambio Climático, las cumbres de las Naciones Unidas plantean objetivos de cuidado del medio ambiente que luego no se cumplen. Asimismo, establecen un marco legal que, a pesar de los compromisos, muchos Estados miembros no respetan.

COP 15
El Secretario General de la ONU, António Guterres, describió a la humanidad como un “arma de extinción masiva”. Crédito: ACNUR.

El origen del Convenio sobre Biodiversidad

En 1992,  durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Cumbre de la Tierra) en Río de Janeiro, se firmó el Convenio sobre Diversidad Biológica. Este es un instrumento internacional para la protección de los ecosistemas, las especies y los recursos genéticos.

Desde 1993 y cada dos años, los países miembros de la ONU (con excepción de Estados Unidos) se reúnen para examinar los progresos y elaborar nuevos programas de trabajo en materia de conservación de la biodiversidad. En esta edición se tendrá que adoptar un marco normativo luego del vencimiento del plan estratégico vigente entre 2011 y 2020.

Durante la organización de la COP, Guterres apuntó a las corporaciones multinacionales como quienes se están “llenando las cuentas bancarias mientras vacían nuestro mundo de sus dones naturales”. También alertó que la degradación del ambiente se debe a problemáticas como la deforestación,  la desertificación y el envenenamiento del medio ambiente mediante químicos y pesticidas.

La urgente situación de la biodiversidad

En 2022, el Informe Planeta Vivo del Fondo Mundial para la Naturaleza registró que, desde 1970 a 2018, el tamaño de las poblaciones de animales vertebrados disminuyó un promedio del 70%.

Por otro lado, un informe de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Ecosistemas (IPBES) reveló que un 25% de la fauna y la flora del mundo están en peligro de extinción. En total, son más de un millón las especies amenazadas. La deforestación, la degradación de los suelos fértiles y la contaminación de los océanos son las causas principales de la extinción de la biodiversidad.

En el caso de la Argentina, que enviará una delegación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible a participar de la COP 15, la biodiversidad de sus ecorregiones está afectada principalmente por el avance de la deforestación y la destrucción de los humedales.

COP 15
La COP 27 del Cambio Climático dejó sabor a poco por la falta de políticas ambientales serias. Crédito: Movimiento Laudato Sí.

El incumplimiento de los compromisos ambientales

La COP 27 de la Cumbre sobre el Cambio Climático concluyó con muchas críticas debido a la falta de soluciones inmediatas. Uno de estos señalamientos es que los Estados miembros discutieron los síntomas de la crisis climática sin referirse a sus causas. A modo de ejemplo, se evitó la discusión sobre la transición energética, cuando la explotación de combustibles fósiles significa un grave daño al medio ambiente.

Además, en esa Cumbre se reivindicó el histórico reclamo de la creación de un fondo para pérdidas y daños para los países particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático, en deuda desde 1993. Los Estados más ricos, los mayores contribuyentes al calentamiento global, deberían financiar este fondo. Aún está en duda si cumplirán los compromisos asumidos.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto