Dic 1, 2022 | Cultura

“Hacer vivir un corazón”: una obra que conecta con lo sensorial 

La pieza teatral que trabaja desde lo reflexivo se estrenará este viernes en la Fundación Cazadores. A raíz del lanzamiento Nota al Pie charló con la directora Leticia Coronel.
Leticia Coronel credito Prensa Hacer vivir un Corazon
Leticia Coronel es dramaturga, directora escénica, docente,actriz y productora. Realizó sus estudios en la Universidad Nacional de las Artes. Crédito: Prensa Mutuverria.

Hacer vivir un corazón se enmarca en una confesión performática que expone sentimientos que se conducen a través del cuerpo. La corporalidad será el motor de la pieza teatral, el cual se vincula con el amor, la espera, el miedo, la fragilidad y el olvido.

La obra tendrá su estreno este viernes a las 21hs en la Fundación Cazadores, ubicada en Villarroel 1438, CABA. La pieza teatral contará con tres únicas funciones adicionales, que serán el 2,  9, 3 y 10 de diciembre. Debido a su pronto lanzamiento Nota al Pie dialogó con la directora y dramaturga Leticia Coronel para conocer más sobre el reflexivo espectáculo.

Inicios 

 –¿Cómo nació la obra?

-La obra nació por una necesidad muy fuerte de vincularse con lo verdadero y lo pequeño. Siempre hago obras donde lo majestuoso y lo salvaje cobran el centro de todo y quería sumergirme en ese desafío. Estar en lo más verdadero del cuerpo, en el sentimiento, en lo interno, en la ternura. Para esto, me ayudó mucho que mi papá y mamá estén en la obra. Ellos al no ser actores, le dan a la obra un cuerpo verdadero, el cuerpo real se antepone ante todo. Tenes la sensación de tener una vida delante tuyo, como único lenguaje y paisaje posible.

-¿Por qué Hacer vivir un Corazón es una confesión?

-Llevo a escena mis grandes monstruos de la vida: el miedo, la espera, el perdón, la insatisfacción, el olvido y la fragilidad. Le pedí a cada actor y actriz que habitaran ese cuerpo, otorgarle lengua al sentimiento. Ir a lo primario, a las emociones más difíciles. Necesité estar en el terreno de la confesión porque creo que esta obra necesita estar por debajo de la actuación, un código previo, confesar genera pudor, riesgo, incomodidad, mal olor, se pone en juego el afecto. Confesar el dolor o lo áspero más allá de todo. Cuando una actúa quiere que mínimamente al espectador algo le pase con eso que se abre, acá, en la confesión solo se quiere que del otro lado haya un oído y nada más.

Collage 2 credito Prensa Hacer vivir un Corazon
Hacer vivir un corazón tiene un elenco integrado : Adriana Sardone, Anastasia Villan, Eduardo Coronel, Julián Vila Graca, Leticia Coronel, Matías D’Alessandro. Crédito: Prensa Mutuverria.

Trabajar con el cuerpo

-¿Cómo juega el cuerpo en la narrativa?

-El cuerpo es el código de la obra. Con Maira Annoni -la coreógrafa de la obra- siempre decimos, ¡qué código complejo hicimos!. Es tan exacto el cuerpo que necesita la obra, que cuando no estás en sintonía, te sentís automáticamente expulsada en segundos. Trabajamos mucho con las emociones en las extremidades. Los ojos, las manos, los pies, la espalda, el torso, son el texto no dicho. El silencio está en el cuerpo. Se puede estar diciendo un texto muy crudo y conmovedor, pero el paisaje hecho carne opera como viento y temperatura a eso que se dice desde la garganta. Nos interesó mucho darle valor y belleza al cuerpo que escucha. La escucha como rezo.

-¿Qué implica el envejecimiento? ¿Cómo concebir dicho proceso? 

-Le tengo un profundo terror a la muerte, desde mis primeros recuerdos de vida. Me da pánico, me aterra. Me angustia el envejecimiento de mis padres. Amigarse con el envejecimiento es tener a mis padres actuando conmigo. La escena siempre muestra todo, todo se ve. En escena el tiempo de vida recorrida sale a luz, nada queda oculto. Pude aceptar la edad de mi madre y de mi padre viéndolos actuar. Acepté mi edad en escena estando con actores y actrices más jóvenes que yo. Entendí algo del paso del tiempo, no desde lo cerebral sino desde el cuerpo. Me conmoví viéndome crecer al lado de todes elles. Me vi grande, me vi en sintonía con la vida y su paso que avanza.

-¿Qué busca transmitir la obra?

-La obra busca transmitir verdad, llevar el cuerpo a su lugar de origen, a los primeros recuerdos, a las primeras sensorialidades, a las primeras sonrisas, lágrimas, miradas. Es una reflexión de todo lo que el tiempo y la vida hace con nuestro cuerpo. Una experiencia de percepción y escucha:  ¿estamos en el cuerpo cómo creemos que estamos?.

Collage 1 credito Prensa Hacer vivir un Corazon
Las entradas se pueden adquirir mediante Alternativa Teatral. Tienen un costo de $1500. Crédito: Prensa Mutuverria.

Estreno de la obra

-¿Qué expectativas tenes para el estreno del 2 de diciembre?

-Mis expectativas por primera vez son bajas. Estoy muy en el día a día y muy felíz con todo lo que se trabajó. Solo quiero que llegue el estreno y que cada integrante del grupo esté disfrutando. Es una obra que vino a reparar, que vino para traer ternura, sensibilidad, registro de lo pequeño. Yo ya estoy feliz, por primera vez estoy profundamente contenta con lo que se hizo, ahora que suceda.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto