Nov 21, 2022 | Zona Ambiental

CAREM, el reactor nuclear argentino fue reconocido por contribuir en la lucha del cambio climático

El Foro de la Organización Internacional de Energía Atómica lo marcó como uno de los proyectos más avanzados para aumentar la participación de la energía nuclear
CAREM
El Carem (Central Argentina de Elementos Modulares) es un proyecto cuyo desarrollo comenzó en la década de 80 del siglo pasado, y cuyo prototipo comenzó a construirse durante la última presidencia de Cristina Kirchner en el complejo de Atucha en el partido bonaerense de Zárate.
Crédito: Rionegro.com.ar

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, destacó el potencial internacional del reactor nuclear de diseño nacional CAREM y afirmó que hay varios países interesados en adquirir reactores pequeños y modulares. Además, menciono que se trata de un mercado estimado a futuro de 300.000 millones de dólares.

Durante su visita al prototipo del Carem a mediados de octubre pasado, el director de la OIEA, Rafael Grossi, comento al medio Télam que «existe una enorme demanda internacional por los reactores pequeños modulares, que implican una demanda inicial menor y que pueden integrarse a una red o instalarse en lugares aislados, se estima que en los próximos años va a haber una inversión de 300 billones de dólares en el sector y todos los días distintos países de África y América Latina expresan un interés muy marcado en proyectos de estas características».

CAREM
 El titular del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi la presidenta de la CNEA Adriana Serquis, junto con funcionarios locales
Crédito: Rionegro.com.ar

Por su parte, la presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Adriana Serquis, también participó del Foro de la OIEA, donde intervino en la conferencia «En Foco: Foro Internacional de la Industria sobre la Cadena de Suministro SMR» que tuvo lugar a finales de octubre en Washington y en donde compartió mesa con el director Ejecutivo de Urenco (Reino Unido); el director del Proyecto Nuwardtm-EDF (Francia), el presidente y director Ejecutivo de NuScale (EEUU) y el exsecretario Adjunto de Energía de Centrus Energy Corporation (EEUU); todos desarrolladores de SMR en el mundo.

Serquis destacó que «en foros como el que organizó la OIEA en Washington queda en evidencia que Argentina es un actor relevante dentro de un club muy chico de países capaces de exportar tecnología nuclear; es cierto que el proyecto Carem lleva invertidos 600 millones de dólares, pero en un reactor similar la compañía estadounidense NuScale ya puso 1.500 millones y todavía no está construyendo, y que además hay empresas del sector y gobiernos que pueden ofrecer líneas de financiamiento a sus potenciales clientes que hoy Argentina no podría equiparar».

Grossi, titular del organismo que pertenece a las organizaciones conexas al Sistema de las Naciones Unidas (ONU), recorrió diversas instalaciones nucleares del pais, así como también el predio donde se construye el prototipo del primer reactor 100% nacional.
“El OIEA seguirá apoyando las aplicaciones nucleares de la Argentina y su contribución al desarrollo regional mediante el uso de la ciencia y la tecnología nucleares con fines pacíficos”, afirmó.

CAREM
Durante su visita al prototipo del Carem en octubre pasado, el director de la OIEA, Rafael Grossi, había dicho al medio Télam que «existe una enorme demanda internacional por los reactores pequeños modulares”
Crédito: Sputniknews

¿Qué es CAREM?

El CAREM es el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina, que reafirma con este nuevo hito su capacidad para el desarrollo y puesta en marcha de centrales nucleares, perfilándose a su vez como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores modulares de baja y media potencia (SMR, por sus siglas en inglés).

Esta clase de reactores tienen una gran proyección para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas de los grandes centros urbanos o de polos fabriles e industriales con alto consumo de energía (incluyendo la capacidad de alimentar plantas de desalinización de agua de mar).
Además de CAREM, la Argentina está construyendo un nuevo reactor de investigación denominado RA-10. Grossi también visitó el lugar donde se está construyendo ese RA-10, que repercutirá ampliamente en los ámbitos de la salud, la ciencia y la tecnología, y la industria. “El reactor RA-10 ayudará a la Argentina a producir radioisótopos con fines médicos, de seguridad alimentaria y de agricultura, y mucho más”, afirmó Grossi.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie