Oct 13, 2022 | Sociedad

A 50 años de la Tragedia de Los Andes, el hecho que conmovió al mundo

En 1972, un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya se estrelló contra la Cordillera en Mendoza. De les 45 pasajeres, sólo sobrevivieron 16. Nota al Pie repasa la historia y los homenajes a las víctimas.
Tragedia de Los Andes
El 22 y 23 de diciembre de 1972, les rescatistas salvaron a las 16 personas sobrevivientes, que permanecieron con vida durante 72 días de larga espera. Crédito: Crónica.

El 13 de octubre de 1972, un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya que transportaba jugadores del Old Christians Rugby Club, chocó contra la Cordillera de Los Andes a la altura del Departamento de Malargüe, en Mendoza. La aeronave, con 45 pasajeres a bordo, colisionó camino a Santiago de Chile y dejó 13 víctimas fatales. 32 personas sobrevivieron, pero quedaron varadas allí y, durante los 72 días que duró su estadía, fallecieron otras 16.

La historia, conocida como la Tragedia de Los Andes, conmovió al mundo y el recuerdo de les integrantes del avión permaneció en la mente de todes. El hecho trascendió fronteras y generaciones. En la actualidad hay libros, películas y monumentos. También se realizan actos y homenajes. 

Sobre esta última cuestión, Gustavo Zerbino, uno de les sobrevivientes, expresó a Télam: “Yo la viví, pero no soy protagonista porque ya no es nuestra, es una historia del ser humano”. Él viajó con tan sólo 19 años y ahora es parte de les referentes que rememoran el accidente y homenajean a las víctimas.

En el mismo sentido, Carlos Páez (hijo) explicó que “es una historia de supervivencia, tolerancia a la frustración, adaptación al cambio que ya no me pertenece a mí ni a nosotros, sino que le pertenece al mundo”. 

A 50 años de la tragedia, este jueves se celebrará una misa en el colegio Stella Maris de Montevideo, instituto al que asistieron tanto los jóvenes fallecidos como les sobrevivientes del accidente. Por este motivo, Nota al Pie repasa los hechos para mantener viva la historia tras cinco décadas.

Tragedia de Los Andes
Los sobrevivientes eran menores de 40 años y varios de ellos pertenecían al Old Christians Rugby Club. Crédito: Télam.

Innumerables recuerdos a las víctimas

El lugar del impacto de la aeronave se transformó en espacio de memoria y los restos de 28 de las 29 personas fallecidas permanecen allí. Tuvieron que pasar 30 años para que sus familiares puedan regresar para despedirse. Así, su historia recorre 14 libros, una decena de películas, un museo montevideano y homenajes. A su vez, la ciudad mendocina de Malargüe, departamento donde ocurrió el accidente, cuenta con un monumento.

En tanto, el país natal de las víctimas prepara más homenajes. El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, fue parte del 50º aniversario el pasado 7 de octubre en el Museo Andes 1972. Allí, el Correo Uruguayo inauguró un sello postal conmemorativo, mientras que el Banco Central del país vecino ilustrará el hecho con 5 mil monedas alusivas.

Además, en los días previos al aniversario, la Dirección de Promoción y Políticas Turísticas de Malargüe realizó un evento por el Día del Turismo. La conmemoración, que tuvo lugar el 27 de septiembre, contó con la presencia de Roy Harley, sobreviviente que, tras el accidente, construyó una precaria radio para oír las noticias desde la Cordillera. 

Asimismo, en junio, la Municipalidad de Malargüe organizó un concurso de esculturas con artistas de Uruguay, Chile y Argentina.

Para que las memorias permanezcan, hay numerosos libros que recrean este accidente, muchos de ellos escritos por les sobrevivientes. También las películas se transformaron en un sentido homenaje, como sucedió con ¡Viven!, un film estrenado en 1993 y basado en su texto homónimo. 

Tragedia de Los Andes
A 50 años de la Tragedia de Los Andes, son innumerables los homenajes tanto en el lugar del hecho como en Uruguay. Crédito: Río Negro.

La exposición de Ciudad Vieja en homenaje a la Tragedia de Los Andes

Como parte de los homenajes, en el barrio Ciudad Vieja de Montevideo se encuentra el Museo Andes 19972. Este sitio se instituyó como el centro de memoria por los objetos rescatados de Los Andes o donados por las familias de las víctimas. 

Quien desarrolló el espacio fue Jörg Thomsen, un uruguayo de ascendencia alemana. “Creo que los valores que transmite nos identifican a los uruguayos”, confió a Télam. 

Primero, organizó “Uruguayos tenían que ser”, una muestra itinerante que presentó en la galería El Tajamar de Carrasco; el Hotel Conrad de Punta del Este y el complejo Solanas. Sin embargo, su convocatoria no fue la esperada y en 2013 decidió convertirla en una exposición permanente. Así, la estableció a 27 metros de la Plaza Matriz, en Ciudad Vieja.

Gracias al rescate de algunos restos, la colaboración de familias y las compras en subastas, comenzó dicha muestra. “La madre de uno de los chicos que no volvió me cedió la billetera de su hijo y hoy me llamó el hijo de un tripulante que quiere darme otra, con billetes de Chile y Argentina”, afirmó Thomsen a Télam.

Por este motivo, el creador de la exhibición aseguró que “(a las familias) les parece que es el mejor modo de mantener su memoria viva”. Asimismo, remarcó: “(Les sobrevivientes) debieron comer de los cuerpos de sus compañeros muertos porque nosotros los abandonamos”.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto