Oct 10, 2022 | Política

La crisis en SanCor deja ver un conflicto sindical en puerta

Tras el nulo avance sobre el fideicomiso firmado en enero de este año, el gremio ATILRA se mantiene en estado de alerta y advierte sobre medidas de fuerza que podrían llegar a paralizar la actividad del sector.
Sancor
La ATILRA denunció la falta de financiamiento para un fideicomiso creado para el rescate de la empresa láctea SanCor. Esto podría derivar en medidas de fuerza por parte del sector. Crédito: Infocampo.

La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) denunció la falta de financiamiento para el fideicomiso que “rescataría” a la empresa láctea SanCor

Por medio de un comunicado, el sindicato de trabajadores del sector lechero advirtió que el proyecto para reorganizar y recuperar la capacidad productiva de la cooperativa láctea SanCor se encuentra estancado. Esto se debe a la falta de respuesta de las autoridades, que dan marcha atrás con el compromiso asumido por el Gobierno Nacional. 

Este proyecto incluía el armado de un fideicomiso aprobado por la Asamblea de socios, sumado a la promesa de aporte estatal. Sin embargo, la posibilidad de su creación para solventar a SanCor quedó descartada esta semana, lo que reavivó la tensión con ATILRA.

Según distintas fuentes, el gremio aguarda una reacción favorable del Gobierno Nacional. Este se había comprometido a recuperar y reordenar la capacidad productiva de la empresa con una suma de US$60 millones aportada por el Banco Nación.

El origen del fideicomiso

En enero de este año se había aprobado por unanimidad, desde una asamblea extraordinaria, el ingreso de la firma en un fideicomiso a 15 años. De esta forma, un grupo constituido por tres inversores privados pasaría a administrar la actividad en SanCor.

Sancor
En enero se había anunciado un fideicomiso con US$60 millones que regularía la situación económica de la firma. Sin embargo, no hubo avances y desde el sindicato de la industria lechera advierten una situación límite. Crédito: Sindical Federal.

El fideicomiso había sido firmado el 17 de diciembre pasado entre el presidente de Sancor, José Pablo Gastaldi, y un grupo inversor conformado por los empresarios José Urtubey (Celulosa Argentina); Marcelo Figueiras (Laboratorios Richmond); y Gustavo Saglione, de los multimedios La Capital de Rosario y Televisión Litoral. Sin embargo, el acuerdo fue ad-referéndum de la asamblea extraordinaria, es decir que esta última debía otorgar su aprobación.

La decisión estipulaba el desembolso de US$60 millones, con fondos en el mercado y un eventual aporte público, pero hasta el momento no se presentó el aporte económico para la puesta en marcha.

La situación actual de SanCor y la posibilidad de medidas de fuerza

En 2017 se realizó la reestructuración de la cooperativa láctea, lo que significó el desprendimiento de plantas y también de marcas y líneas de productos. SanCor pretende contar con el financiamiento necesario para retomar el procesamiento de la cantidad de leche que le permite su capacidad instalada, que es de 1,5 millones de litros diarios. En la actualidad, la empresa procesa 650 mil litros por día.

Sancor
El jefe de Gabinete, Juan Manzur, reunido con el entonces ministro de Agricultura, Julián Domínguez y el líder de ATILRA, Héctor Ponce, cuando acordaron avalar con el “rescate” del grupo empresario liderado por José Urtubey. Crédito: La Política Online.

En un comunicado publicado en su página oficial, ATILRA indicó su posición a tomar medidas de acción sindical: “Permaneciendo en estado de alerta y movilización, en los próximos días estaremos comunicando la batería de medidas que iremos realizando en conjunto, hasta la paralización total de la actividad en toda la industria lechera o, Dios mediante, hasta la solución del tema”.

Pese a que hubo reuniones entre las partes, la Secretaría de Agricultura de Juan José Bahillo estipula acelerar los tiempos. En este sentido, desde ATILRA advierten que la situación “no da para más”, apuntan contra el Gobierno y afirman que las medidas de fuerzas podrían ser inminentes. 

La única forma, dicen, es que sea el Estado quien tome un rol activo en el financiamiento en caso de no contar con los fondos estipulados por parte de los empresarios vinculados a la negociación.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto