Sep 24, 2022 | Sociedad

El avance de los discursos de odio en América Latina

Esta semana, Joseti Marques, actual mandatario de la Organización Interamericana de Defensoras y Defensores de las Audiencias, y expresidentes del organismo realizaron un congreso para tratar la comunicación en el continente.
destacada
La Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual es un organismo creado por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.​ Crédito: Defensoría del Público.

A pocas semanas del intento de magnicidio contra Cristina Fernandez de Kirchner, se llevó adelante el congreso “Defensorías/Ouvidorias en un contexto comunicacional en transformación. Los derechos de las audiencias y el rol de los medios públicos ante los discursos de odio y las fakenews”, realizado por la Organización Interamericana de Defensoras y Defensores de las Audiencias (OID).

La conferencia que se realizó esta semana, tuvo el objetivo de debatir sobre la avanzada de los discursos de odio en América Latina en la cual participaron especialistas de distintos países latinoamericanos.

En ese marco, les expresidentes de la OID, Cynthia Ottaviano (Argentina); Gabriel Sosa Plata (México); Mario Mantilla (Colombia) junto con Joseti Marques (Brasil), que es quien actualmente preside; analizaron “El papel de las Defensorías de audiencias ante los discursos de odio en un contexto comunicacional en transformación en América Latina”.

De dicha jornada, cada especialista reflexionó en torno a la libertad de expresión; el marco jurídico regulatorio de los medios de comunicación de cada país y cómo se podría hacer frente a la avanzada de discursos de odio que tiñe el continente.

Periodismo y democracia

Cynthia Ottaviano, la primera Defensora del Público, fue quien coordinó la ponencia y la enmarcó en el contexto de los debates y polémicas en torno al avance de los discursos de odio en el ámbito de la vida política-social- cultural tras el intento de magnicidio que hubo en Argentina hace unas semanas.

“Cuál debería ser el rol de un periodismo profesional a la hora de constituir sus narrativas y sus discursos para continuar en las democracias y no para desestabilizarlas”, interpeló Ottaviano en la presentación de la ponencia y agregó tal “como viene ocurriendo en buena parte de nuestra América Latina y el mundo”.

Colombia: derecho a libertad de expresión y a la honra

En esa línea, Ottaviano preguntó sobre el papel de las Ouvidorias/Defensorías de Audiencias ante los discursos de odio y fue Mario Mantilla, comunicador social y miembro de la OID, quien comenzó con su exposición. El académico se refirió al contexto de infodemia “que ha afectado nuestras relaciones sociales y la forma en que nos comunicamos” e  introdujo el concepto de “Odium Dicta”.

Además, el ex presidente de la OID, historizó el debate en torno a la libertad de expresión y aseguró “nosotros somos defensores de la libertad de expresión y prensa”. En relación a eso, se refirió a dos artículos de la legislación de Colombia. El artículo 20 de la Constitución colombiana garantiza la libertad de expresión y la capacidad de fundar medios de comunicación los cuales “son libres y tienen responsabilidad social”.

2
Joseti Marques es la actual presidenta de la Organización Interamericana de Defensoras y Defensores de las Audiencias (OID). Crédito: Captura de YouTube del canal Especialización en Comunicación y DDHH.

Por otro lado; el artículo 21 garantiza el derecho a la honra y explicita la forma de protección a partir de tipificar sobre “injuria y calumnia”. En este punto se detuvo en la definición, los efectos y las consecuencias de los discursos de odio para que la intervención de las auditorías.

México: polarización que violenta la democracia

A continuación, Gabriel Sosa Plata se refirió a la realidad mexicana vinculada a los discursos de odio, recuperó la definición de discurso de odio y el plan de acción de la Organización de las Naciones Unidas (ONU); la tipificación existente del país y planteó líneas de acción para trabajar regionalmente la situación.

En esa línea, señaló que en su país “hay una enorme polarización que se manifiesta en discursos de odio que afecta los procesos democráticos”; y explicó que la situación “incentiva esta violencia que en ocasiones se expresa en la vida cotidiana, familiar o política”.

Sosa Plata si bien remarcó el accionar de Naciones Unidas en torno a la temática dijo que si se hacía una evaluación crítica “sigue siendo una tarea que habría que redoblar”; dado que “los discursos de odio siguen permeando en las redes digitales” pese a que las plataformas afirman que se están autorregulando. En ese sentido, apuntó que las Defensorías deberían tener una presencia más protagónica en redes sociodigitales y trabajar también de manera interregional.

Brasil: la espectacularización del odio 

Joseti Marques, presidenta de la OID, apuntó que en Brasil los discursos de odio son “la punta del iceberg” de discursos discriminatorios que reproducen los medios de comunicación tradicionales. Y, en ese rumbo; aclaró que una de las formas más recurrentes de difusión de estas ideas era a partir de su repetición en clave “humorística”.

Marques destacó la influencia que tiene la comunicación mediática en las personas y cómo han amplificado estos discursos las redes sociales, principalmente; por el gran alcance que las caracteriza. En el caso de su país, la presidenta de la OID aseguró que “las personas han sido entrenadas para discriminar los unos a los otros”.

En esa línea, explicó que los discursos no se dan por sí mismos, “son fruto de personas que producen, que hablan”. Y señaló que la realidad, la forma de relacionarnos con el mundo es discursiva: “Es lo que nos compone como sujetos, como personas, la interpretación que le damos a nuestras experiencias; la manera en que nos conocemos”, aseguró.

¿Cómo se construyen los discursos de odio?

A continuación de lo expuesto por Marques, Ottaviano recuperó la mirada del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) de cómo se construyen los discursos de odio: en primer lugar se construye un “otro” diferente; se consolida un “nosotros”/”ellos” que pronto se generaliza, o sea, todo ese grupo que integra ese “otro” pasa a tener las mismas características.

Luego, se conforma un “chivo expiatorio”, o sea, a ese “otro” que forma parte de un grupo “ellos” donde todes tienen las mismas características; se le adjudica la responsabilidad de todos los problemas de la sociedad.

3
Lindemberg Alves Fernandes es el femicida protagonista de un caso emblemático de Brasil en el cual los medios espectacularizaron el secuestro que realizó este hombre a su exnovia a quien terminó asesinado. Crédito: A Gazeta.

Finalmente, se lo deshumaniza, se bloquea la posibilidad de la empatía, se despoja de las características comunes como personas y de los derechos humanos. Esta operación habilita los insultos, las etiquetas, un modo particular de utilización de la palabra, que, construirá realidad. 

Argentina: ¿Y la Ley de Medios?

Al cierre de la ponencia, previo a sintetizar los acuerdos y las propuestas que habían compartido los especialistas para hacer frente a los discursos de odio; Ottaviano se detuvo en la situación de la Ley de Medios de nuestro país.

En ese marco, aseguró que “estamos reclamando que se deroguen los DNU de Mauricio Macri” y que “necesitamos que nos devuelvan nuestra Ley de Medios”. Aclaró, ademá, que dicha normativa señala que no se pueden promover los tratos discriminatorios ni en la radio ni la televisión basado; entre otras cosas, en las opiniones políticas.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto