Sep 12, 2022 | Zona Ambiental

Continúan los incendios forestales en el centro y norte del país

Al día de hoy, 5 provincias permanecen afectadas con focos activos, mientras que en otras 4 están controlados o contenidos. Nota al Pie dialogó al respecto con Alberto Seufferheld, director del Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF).
Incendios forestales
Córdoba es una de las provincias más afectadas por los incendios. Entre las localidades implicadas se encuentran Ischilín, Punilla, Colón, Calamuchita, San Javier y Tulumba. Crédito: Télam.

En la última actualización brindada por el Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF), son 5 las provincias que mantienen focos activos de incendios forestales: Entre Ríos, Tucumán, San Luis, Jujuy y Salta. Por su parte, Catamarca, Córdoba, Formosa, y Santa Fe poseen focos controlados o contenidos. En lo que va del 2022, ya se han quemado más de 1.250.000 hectáreas en todo el país. 

Entre las causas que originan estos incendios, al cambio climático y la sequía prolongada desde hace 3 años debido al efecto de La Niña, se les suma la intencionalidad. Las quemas de campos son frecuentes para mejorar el suelo; pero realizadas de forma no controlada ni autorizada, terminan en grandes incendios sin control.

Ante el aumento de focos ígneos, y considerando que comienzan los meses de más calor, el Ministerio de Ambiente presentó el “Plan Nacional de lucha contra el fuego”. Hace dos meses, Juan Cabandié, junto al secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, anunciaron la inversión de 50 millones de dólares en los próximos 18 meses, destinados a la prevención y el combate de los incendios forestales.

En este marco, Nota al Pie se comunicó con Alberto Seufferheld, director del Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF), quien en estos momentos se encuentra en Jujuy. Allí ya se encuentran trabajando 50 brigadistas; y se espera la llegada de otros 50 en los próximos días.

Incendios forestales
Algunos de los focos ígneos en Córdoba se encuentran contenidos, es decir, el incendio mantiene su actividad, pero se detuvo su avance. En otros, la situación está controlada: la línea de control ha quedado establecida definitivamente. Se considera que no hay posibilidad de rebrotes. Crédito: El Tribuno.

Entre la sequía y la intencionalidad

Alberto Seufferheld señaló que los incendios de mayor magnitud se están produciendo en el norte del país. Entre las causas expresó: “Estamos en un periodo de sequía prolongado que viene manteniéndose hace 3 años. Es el efecto de La Niña en la región de Sudamérica. También estamos teniendo un déficit hídrico. Todo esto acompañado de que se siguen realizando prácticas habituales de quema”.

Resaltó que cualquier fuego puede ocasionar un desastre; como, por ejemplo, la quema de residuos domiciliarios; la intencionalidad de querer mejorar los campos; hasta el escape de una cosechadora. “Se están generando incendios de una gran magnitud por las condiciones en las que está la vegetación; y por las condiciones climáticas que estamos teniendo en nuestro país”, agregó el director del SNMF.

Sobre el trabajo que están realizando en la prevención frente a la llegada del verano, destacó: “No pondría como pico los meses de más calor, porque en Argentina tenemos focos durante todo el año; va cambiando la región”. Añadió que “la situación es grave y el tema es la búsqueda de la concientización a la población de que esto no va para mejora; sino que va a empeorar. Por eso es fundamental restringir el uso de fuego; y se continúa con la emergencia ígnea en todo el país”.

Por último, Seufferheld afirmó que están trabajando “para poder coordinar y trabajar en conjunto con las provincias para una respuesta rápida y que haya un mejor trabajo. Lo que no ayuda es la situación climática que estamos teniendo; de falta de precipitaciones en el norte”.

Incendio “pirómano” en Jujuy

Así fue denominado uno de los focos ígneos en la provincia de Jujuy que aún permanece activo. Su origen fue debido a quemas no autorizadas en fincas rurales.  Según el Ministerio de Ambiente, ya fueron afectadas unas 5.100 hectáreas de diversos ambientes en sectores rurales cercanos al Parque Nacional Calilegua. En el día de ayer, finalmente un frente de fuego ingresó al área natural protegida. Una de las dificultades que posee el combate del fuego en esta zona es que es de muy difícil acceso.

Ante la ampliación de pedido de colaboración al SNMF, un nuevo contingente de 50 brigadistas de la región Patagonia será transportado por la Fuerza Aérea Argentina. Mientras, el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático de Jujuy realizó denuncias a responsables de fincas por la intencionalidad de los incendios. Esto se debe a que para realizar quemas controladas se debe solicitar autorización a la Dirección Provincial de Incendios Forestales.

Incendios forestales
Para Juan Cabandié, ministro de Ambiente de la Nación, los incendios son causados por “10 delincuentes que perjudican a 10 millones de habitantes”. Crédito: Argentina Forestal.

Delta: incendios forestales intencionales

Tras sobrevolar el área afectada y visitar la base operativa de San Pedro, Juan Cabandié expresó su enojo con quienes ocasionan estos desastres ambientales. Sobre las quemas explicó que “el problema es que se sigue prendiendo, es de nunca acabar”. Destacó que por día se apagan 4 o 5 focos nuevos. 

En este sentido, el funcionario hizo referencia a las consecuencias que provoca la quema de pastizales; y aseguró: “Esto no es una cuestión de estar en contra de ninguna unidad productiva; menos del sector agropecuario, que es estratégico para nuestro país. Lo que nosotros no podemos comprender ni aceptar es que lo hagan de esta manera; que se incendien pajonales para ampliar la superficie de ganado; en perjuicio de 10 millones de habitantes. Son 100 delincuentes que perjudican a 10 millones de habitantes y al ecosistema”. 

“Hubo presencia policial y se logró apresar o detener a siete personas; y eso seguramente significó una medida ejemplar para que aquellos que están acostumbrados a iniciar focos no lo hagan o lo piensen dos veces. Eso es lo que tenemos que tener: medidas ejemplares para que aquellos que están acostumbrados a iniciar focos ígneos no lo hagan”, resaltó Cabandié.

Notas Relacionadas