Un recorrido por la lucha de la “Marea Verde”

Nota al Pie realiza una reseña del documental sobre las voces que bregaron para que los cuerpos gestantes puedan acceder a un aborto seguro en la Argentina; y repasa la historia del movimiento feminista en el país.
Lucha Marea Verde
La primavera feminista argentina florece en la batalla por la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Crédito: Marea Verde.

Durante casi un siglo, el aborto en Argentina fue definido como un delito excepto en circunstancias muy limitadas. Recién en diciembre de 2020, la Interrupción Voluntaria del Embarazo fue un derecho adquirido por las personas gestantes. Este logro no se debe a ningún partido político, sino que es el resultado de años de lucha por parte de activistas dedicadas a conquistar el derecho al aborto “legal, seguro y gratuito”. 

En este marco, Marea Verde, la ópera prima del cineasta Angel Giovanni Hoyos, es un documental que recorre la historia de esta lucha. La película se estrena este jueves 7 de julio a las 17:30 horas en el  Cine Gaumont y permanecerá en cartelera durante una semana. 

El 14 de junio de 2018, era invierno Argentina pero la primavera feminista comenzaba a florecer. Decenas de miles de mujeres se reunieron en la Plaza del Congreso y sus alrededores, mientras en el recinto se debatía si iban o no a concederles la capacidad legal de decidir sobre su propio cuerpo. 

Cansadas del tutelaje legal, familiar y patriarcal que las oprimió; y al abrigo de pañuelos verdes como un símbolo de protesta, emulando a las Abuelas de Plaza de Mayo –que con pañuelos blancos protestaron contra los asesinatos y secuestros durante la última dictadura cívico militar eclesiástica–, este océano verde llegaba para conquistar. 

Crónica de una conquista

La película de Hoyos recorre la historia del aborto en Argentina, con una estructura que teje los testimonios de las actrices sociales de esta lucha con el registro visual de la misma. 

Estos relatos, que contextualizan el pedido y aúnan las voces de mujeres y cuerpos gestantes de varias generaciones, fueron hilados con videos del debate de 2018 en el Congreso de la Nación; las vigilias de apoyo mientras se efectuaba la votación; los discursos de las activistas en las calles y la aprobación de la ley en 2020. 

Lucha Marea Verde
La legalización del aborto es el resultado de años de lucha por parte de activistas dedicadas a conquistar el derecho. Crédito: Marea Verde.

Con una duración de 75 minutos, el documental expone las narrativas que visibilizan la lucha feminista desde el retorno de la democracia; la denuncia la violencia obstétrica cuando el derecho al aborto no existía, y la promoción de la conquista al derecho sobre el propio cuerpo. 

Las voces de Estefanía Cioffi; Stella Maris Manzano; Celeste Mac Dougall y Victoria Freire, entre otras, narran sus experiencias en el colectivo feminista y su aporte hacía el otre. Estas declaraciones se unen al material de archivo donde Dora Coledesky (1928-2009), abogada feminista pionera, habla de los inicios de la lucha en nuestro país.

Aunque tiene un formato clásico como película documental, el cineasta logra capturar la verdadera esencia de esta Marea Verde como el resultado de una larga lucha feminista, que ha dado lugar a una variedad de posiciones anti-patriarcales, en un mashup en el que prima la inclusividad, diversidad y pluralidad.   

Sin aborto legal no existe el Ni Una Menos

Durante el siglo XX, las luchas del feminismo, siempre contracultural y contrahegemónico, bregaron por la obtención de derechos para las mujeres. Entre ellos el voto, la participación política y por supuesto, la libertad de decidir cuándo maternar. El Encuentro Nacional de Mujeres, realizado desde el año ‘86, fue la semilla; pero recién en la década pasada, cuando nació Ni Una Menos, el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo cobró impulso. 

En 2015, luego de varios femicidios, Ni Una Menos se organizó para llamar la atención sobre la violencia de género e inspiró a miles de mujeres argentinas a salir a la calle. Vinculando movimientos sociales dispersos, forjó una coalición diversa para desafiar el status quo. 

Después de comenzar como una protesta contra la violencia machista, amplió sus reclamos para abarcar los derechos reproductivos. Las activistas feministas argumentaron que sin el aborto legal, “Ni Una Menos” siempre sería un nombre inapropiado, porque los abortos clandestinos representan una de las principales causas de muerte materna en Argentina.

De esta forma, Ni Una Menos enmarcó el aborto como un tema de justicia social y salud pública. Además, enfatizó en que es probable que las mujeres pobres en particular enfrenten condiciones peligrosas cuando buscan abortar.

Eso ha cambiado la conversación sobre los derechos reproductivos. A través de una movilización persistente, las activistas visibilizaron que sólo el acceso legal a la interrupción voluntaria del embarazo podría abordar la grave crisis de salud pública que aqueja a las mujeres argentinas, en especial, a las de los sectores más pobres.

Lucha Marea Verde
La Marea Verde argentina, un oceano de lucha feminista, ha contagiado con sus logros a las mujeres de América Latina, que poco a poco fueron movilizandose en pos de conseguir conquistar derechos de soberanía sobre su propio cuerpo. Crédito: Marea Verde.

La lucha de la Marea Verde avanza

Con la aprobación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, Argentina ha dado un paso para convertirse en el país más feminista de América Latina. La inspiración de este avance resuena en coloridas oleadas de pañuelos que representan movimientos feministas en todos los países latinos.

Este progreso es una manifestación de un movimiento creciente en América Latina, donde el 97 por ciento de las mujeres viven en países donde el aborto legal está restringido o no está disponible.

La explicación es en gran medida histórica: América Latina fue moldeada por la Iglesia Católica, que no solo enseña que el aborto es inmoral, sino que también toma medidas para oponerse a su legalización.

El progreso en Argentina ya ha estimulado una serie de campañas análogas en otros países latinoamericanos. Los pañuelos verdes de Argentina han inspirado a cada país a adoptar su propio color distintivo. Chile, México, Perú, Colombia, Ecuador y Costa Rica hicieron eco de la Marea Verde. 
El documental de Hoyos llega en un momento importante para las mujeres del mundo. El 24 de junio de este año, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que no existe el derecho constitucional al aborto, acabando con la protección sobre la posibilidad de elección de las personas gestantes que tenía 50 años de historia.

Notas Relacionadas