Jul 2, 2022 | Cultura

El Lado Bueno: las múltiples formas del duelo

Sergio Carrera escribe e ilustra esta conmovedora historia sobre un hombre que busca remediar sus errores y reconciliarse con una realidad a la que no logra adaptarse.
lado bueno
Pese al plano contrapicado, Juan se ve melancólico, incómodo en una ciudad que fue el hogar de alguien que ya no vive – Créditos: Historia y dibujos de Sergio Carrera, con colaboración de David Peña.

Con más de 10 años de carrera en el medio, en 2019 Sergio Carrera publicó su segunda obra de total autoría: El Lado Bueno. En estas páginas imagina la vida de un ex combatiente de Malvinas con un peso muy grande en su corazón. La historia reflexiona sobre la guerra y el dolor de quienes quedan incompletos tras su fin.

Luego de trabajar para IDW Publishing, Marvel e Image Comics, Sergio decidió lanzarse a publicar un proyecto en solitario. En 2009 publicó Bs. As. Eterna, obra editada al momento solo en formato digital. En 2019, con la recuperación de la revista Historieta Revolver donde colabora también con tiras cómicas, saca El Lado Bueno, dividida en tres capítulos.

Desde Malvinas con Dolor

En el año 2002, Juan Pablo Carrizo llega a Londres para hablar con una mujer, por un asunto que no quiso revelar antes de verse en persona. Él es un ex combatiente de Malvinas y en la batalla, sin querer, mató al hijo de esta señora. Esta confesión es recibida con consternación, pero también con cierta gratitud. El proceso para ambos llevará un tiempo, pero deberán aprender a vivir con ello.

Durante su estancia en Londres, Juan conoce también a Natalie, una chica norteamericana que está de viaje por Europa. Con la madre de William, el hombre que mató, deberá hacer el duelo por lo sucedido en las islas. Junto a su nueva amiga, entenderá la añoranza del hogar al que, pese a haber vivido por 20 años luego de la guerra, jamás se sintió regresar.

La culpa de sobreviviente

Para el pueblo argentino, la guerra de Malvinas es uno de los temas más sensibles de finales del Siglo XX. Sin embargo, para un enfrentamiento hacen falta dos bandos, y eso es lo que busca representar Carrera dentro de esta historia. Al unir ambas partes con un dolor en común, nace esta historia donde el protagonista busca desesperadamente el perdón.

lado bueno
El primer encuentro con la madre de William es una secuencia sencilla, pero de una anticipación intensa – Créditos: Historia y dibujos de Sergio Carrera, con colaboración de David Peña.

Carrera utiliza cuatro tiempos en la narrativa para poder desarrollar lo más posible a Juan. Lo veremos tranquilo antes de embarcarse, contento de que, seguramente, no tenga que hacer siquiera un disparo. Lo veremos durante el enfrentamiento, luego de la guerra, en su viaje a Europa, sus visitas a la madre de William y las salidas con Natalie.

Para generar mayor inmersión en la historia, Carrera toma varios elementos que afectarán a los personajes y a las y los lectores. En determinado punto, Juan le cuenta a la madre de William que fue capturado por el enemigo. Según su anécdota, los escoceses de la embarcación donde los retenían los trataban mejor que los propios oficiales Argentinos.

La madre de William compartirá su cuota de culpa, al contar a Juan que ella instó a su hijo a que peleara porque su marido también lo había hecho. Para conectar con Natalie, Carrera utilizó el atentado de las Torres Gemelas, desastre que los norteamericanos habían sufrido recientemente en 2001.

Las imágenes que guían la historia

Cada lugar cuenta con un estilo diferente en su representación. Su vida en Buenos Aires es sombreada con grises y contrastes con tinta. Los momentos en la guerra son más difusos y el viaje a Londres es un completo claroscuro, sin matices. Esto permite identificar perfectamente en qué lugar se encuentra la historia en cada momento.

lado bueno
Las líneas de David Peña en las viñetas de la guerra transmiten muy bien el desenfreno del momento – Créditos: Historia y dibujos de Sergio Carrera, con colaboración de David Peña.

Carrera elige de forma cinematográfica la composición de cada viñeta. Los interiores suelen ser muy austeros y los exteriores abarrotados de detalles. La representación de la soledad, y el estar atrapado en libertad, se reitera página a página. Cuando el personaje requiere un momento personal aparece un primer plano desprovisto de fondo.

Uno de los detalles más llamativos es que para la secuencia de Malvinas del primer número las viñetas fueron ilustradas por David Peña. El cambio en el dibujo es notable, y se aleja de la contundencia de las líneas de Correa. De esta forma, la guerra tiene una dinámica que comunica una intención muy diferente al resto de las viñetas.

¿Quién gana cuando alguien muere?

El Lado Bueno no busca hablar de victorias, busca el perdón por cosas que son inherentemente malas, pero que no siempre se pueden controlar. La culpa de Juan, de la madre de William, y el dolor de Natalie son cargas con las que tienen que aprender a vivir. Sin embargo, el peor peso es el de saber que algo más se puede hacer y no abocarse a ello. Sergio Carrera entrega una historia emotiva y reflexiva que se puede leer en los números 2 a 4 del tomo 1 de la revista Historieta Revolver, editada por Primavera Revolver en Argentina.

Notas Relacionadas