Jun 3, 2022 | Política

YPF: a 100 años de su creación

Este 3 de junio se cumple el centenario de la creación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. Fue la primera petrolera estatal del mundo y la fundó el general Mosconi.
YPF
YPF fue la primera petrolera estatal del mundo y nave insignia de Argentina, testigo histórico de los distintos procesos políticos del país. Crédito: eldiarioAR.

El 3 de junio de 1922, de la mano del general Enrique Mosconi, se crearon los Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF): la primera petrolera estatal del mundo. Nota al Pie repasa las marchas y contramarchas de una empresa pública que marcó los tiempos políticos y al día de hoy es fruto de luchas entre proyectos nacionales.

Disputa internacional y primera petrolera estatal

A costas de la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos creció descomunalmente a fuerza de exportaciones y fortalecimiento de la banca. En ese marco, expandió su influencia económica en América Latina, especialmente con la situación energética. 

Hasta fines de la segunda década del siglo XX, la mayoría del combustible que se producía era a partir de los monopolios petroleros: las europeas Royal Dutch Shell y Anglo Persian Oil Company y la norteamericana Jersey Standart de Rockefeller.

Se profundizó la competencia internacional por el control de las reservas hidrocarburíferas, reconocida como “lucha petrolera de posguerra”. Entre 1919 y 1922 estas compañías extranjeras multiplicaron su producción en un 400%. La confusa administración nacional y las falencias en la gestión generaron escepticismo, pero la importancia estratégica del recurso para su exploración y explotación eran factor de acalorados debates políticos. 

Sumido en contradicciones políticas internas, el Gobierno radical de Hipólito Yrigoyen fundó la primera petrolera estatal del mundo al crear la Dirección Nacional de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, conducida por el destacadísimo ingeniero militar Enrique Mosconi. 

Recibió ocho millones de pesos de parte del Gobierno nacional, y con ello logró la autosuficiencia y la baja de combustible en dos ocasiones. “Sin el monopolio del petróleo, es imposible para un organismo del Estado vencer una lucha comercial a las organizaciones del capital privado”, categorizó Mosconi.

YPF
El general Mosconi fue uno de los argentinos enviados a Europa a comienzos del siglo XX para profundizar su formación en la industrialización de recursos estratégicos. Crédito: Contra Info.

100 años de existencia estratégica

YPF registró un rápido crecimiento y se expandió de forma notable durante la década del 20. Era un modelo de organización empresarial y de inversión estatal en la actividad petrolera. Fue tal el éxito que, entre 1927 y 1928, el general Mosconi recorrió distintos países de América Latina para compartir la experiencia de la petrolera estatal, desde Uruguay hasta México

“Así como la emancipación política del continente se selló con las corrientes libertadoras de Bolívar y San Martín, realicemos nuestra independencia económica por la conjunción de nuestros ideales y nuestros estandartes”, destacó Mosconi en aquella época en relación al carácter estratégico de la experiencia.

En aquel período, se realizaron importantes inversiones de bienes de capital que fortalecieron la industrialización argentina en su extenso territorio; como la explotación de nuevos yacimientos en Comodoro Rivadavia y Plaza Huincul. De esta forma, se consolidó la autonomía económica en el rubro con la producción de gasoil y kerosene. Sin embargo, con el golpe de Estado comandado por José Félix Uriburu en 1930 se volvió a afianzar el capital internacional. Mosconi renunció y se fue del país.

Durante el peronismo, el proyecto continuó su rumbo original y se construyeron grandes destilerías y una flota de buques-tanques muy superior a la existente hasta 1946. La producción pasó de 2.300.000 a 7.500.000 toneladas en tan solo nueve años. 

Con Frondizi, Argentina comenzó a tener un saldo exportable, pero con la sucesión de gobiernos militares la gestión empeoró e YPF perdió mucha legitimidad, cediendo terreno a los intereses privatistas. 

De esta forma, en la década menemista se produjo el cambio de Sociedad del Estado a Sociedad Anónima. En 1999 culminó la privatización a manos de Repsol.

Actualidad a diez años de la recuperación

A la privatización menemista le siguió un período de bajas inversiones y baja productividad, signado por la ausencia estatal en el control del sector. Argentina se convirtió en un importador neto de gas y petróleo, engrosó el déficit fiscal en 3.000 millones de dólares para el año 2011. 

YPF
La reestatización de YPF cumplió diez años en abril y aún es fuente de debate en la sociedad argentina. Crédito: Cronista.

No obstante, el 16 de abril de 2012, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner aprobó la Ley N.º 26741 de Autoabastecimiento de Hidrocarburos que consagró la expropiación de YPF por parte del Estado nacional. La normativa estableció que se adjudicaba el 51% de las acciones.

Con ello, el debate por la recuperación de los recursos hidrocarburíferos se instaló nuevamente en el país. La perspectiva nacional que en su momento impulsó Mosconi volvió a cobrar fuerza frente a la inconveniente entrega al capital extranjero. “Entregar nuestro petróleo es como entregar nuestra bandera”, afirmó el ingeniero durante su período al frente de YPF.

El desarrollo de la explotación de los hidrocarburos no convencionales tras el descubrimiento de Vaca Muerta le dio un claro horizonte al proyecto kirchnerista, que logró índices esperanzadores en producción; reservas; inversión y fuentes de trabajo. 

Por su parte, el Gobierno macrista significó un retroceso: el crudo sufrió una retracción del 10% en la producción y las reservas, mientras que el gas un 9% y un 30% respectivamente. 

Con la pandemia, la tendencia negativa continuó pero, a partir de 2021, las inversiones representaron 2.700 millones de dólares y una explotación bruta cercana a los 4.000 millones de dólares. De todos modos, aún genera discusión la naturaleza formalmente estatal; pero realmente concesionaria en la que YPF terceriza contratos a multinacionales para la explotación, el transporte y el refino de hidrocarburos.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie