May 29, 2022 | Efemérides

A 53 años del Cordobazo: las mujeres que faltaban en la foto

Se conmemora esta fecha que marcó un antes y un después en la historia de los movimientos sociales. Nota al Pie dialogó con Bibiana Fulchieri, autora del libro “El Cordobazo de las mujeres”, sobre la participación femenina en este acontecimiento.
WhatsApp Image 2022 05 27 at 5.36.59 PM
En mayo del 69 trabajadores y estudiantes empezaron a controlar el centro de la capital cordobesa con barricadas y piquetes para manifestarse contra la dictadura de Onganía. Ilustración: Santiago Novelli de Nota al Pie.

El Cordobazo fue una protesta obrera y estudiantil que ocurrió entre el 29 y el 30 de Mayo de 1969, en oposición a la dictadura encabezada por Juan Carlos Onganía. Participaron trabajadores de distintas fábricas que se manifestaron contra las medidas de ajuste y el autoritarismo gubernamental. Y se caracterizó por el apoyo popular de los distintos sectores sociales. 

El cordobazo. Video:  Nota al Pie.


Hubo muchas mujeres que participaron del Cordobazo, y que tuvieron un rol activo en las protestas. Formaban parte de los sindicatos por ser trabajadoras de las fábricas. Y también reclamaban por mejores condiciones salariales. Sobre ellas se dedicó a investigar la autora Bibiana Fulchieri. En su libro “El Cordobazo de Las Mujeres” relata las historias de estas militantes, y rescata su lucha del olvido. Porque en los diferentes hechos de la historia siempre hubo mujeres protagonistas. 

DSC 6133
La autora del libro, Bibiana Fulchieri  se desempeña como fotógrafa, periodista y docente (UNC). Además es corresponsal permanente de reconocidas revistas nacionales: Humor, El Porteño, El Periodista, La Maga, Crisis, Acción, Editorial Atlántida, Convivimos, etc. Créditos: Gentileza Bibiana Fulchieri.

¿Cuál fue el rol de las mujeres durante el Cordobazo?

El rol de las mujeres en el Cordobazo fue profundamente activo, es más, era un rol que las mujeres ya estaban teniendo, antes del cordobazo. ¿Qué me pasó a mí con ese hecho? Al no encontrar en los diarios de la época, me fui al Archivo Fílmico de la Universidad de Córdoba. 

Quise ver mucho antes del Cordobazo, me remití a la llegada de Onganía en el 66. Y vi como empezaban a haber cantidad de noticieros que mostraban a las mujeres como protagonistas en las redadas que se hacían en las universidades. Había cantidad de material, sacándolas a palazos de la universidad, metiéndolas en los camiones, cantidades de chicas. 

Después, cuando hacían huelgas, detecté una fábrica, que se llama Lilasa, donde todas eran obreras mujeres. Habían hecho una marcha para incorporarse a SMATA, un sindicato muy grande donde los afiliados habían tenido mejores convenios salariales y salieron en estampida estas mujeres a reclamar.

Estaban totalmente enfervorizadas, se armaron en grupos y empezaron a conversar entre ellas para hacer petitorios. Y las mujeres que estaban en el sindicato del vidrio, trabajaban en una fábrica que se llamaba Sindaluc que fabricaban las bombitas (de los focos). 

¿Cómo era la industria en esa época?

No hay que olvidarse que en esa época la industria cordobesa estaba floreciendo porque se pusieron grandes autopartistas. Entonces, alrededor de estos cordones industriales perimetrales a la ciudad; empezaron a florecer muchísimas industrias que aún están. Como las del caucho, las del cuero (que hacen tapizado) las industrias vinculadas a los focos, a los cables. Lilasa fabricaba cables, por ejemplo. Todas necesitaban mano de obra de mujeres porque eran más pequeñas. Eran trabajos de mucha precisión, de mucha obsesividad y podían pagarlos más baratos. 

Estaban las enfermeras, las  bancarias. Fue detectar, en medio del Cordobazo estaba la imagen de una mujer con una bandera marchando en el medio con los estudiantes. A esta mujer logré identificarla, su nombre, su apellido y me contó historias espectaculares: “Yo era delegada gremial”, jovencísimas todas. Entonces  le empecé a preguntar quiénes estaban. Y ahí me fui sindicato por sindicato, a buscar esa memoria fotográfica. Las vi en un archivo de Luz y Fuerza

Pero no eran catalogadas ni en los archivos, ni en los epígrafes, con nombre y apellido. Y ahí volví a foja cero, porque ya sabía que en los archivos había un montón, pero no se puede ubicar a nadie, si no tenés el nombre y apellido.

DSC 2637
El libro de Bibiana Fulchieri circuló por diferentes ámbitos académicos, sindicales, en escuelas, entre otros. Créditos: Gentileza Bibiana Fulchieri.

¿Y quiénes eran?

Tuve que rastrear, ir a los sindicatos con esas fotos y preguntarles si las conocían, me decían que las conocían que habían trabajado con ellas pero siempre se les llamaba por el apodo o por “señora de”. Incluso, en un video, las mujeres de los presos; porque cuando terminó el cordobazo, los metieron a todos los dirigentes presos y en un avión los llevaron a Trelew. Estaban presos en Rawson. 

Entonces, después de un año, las mujeres claman por estos maridos que no habían hecho otra cosa que participar en una manifestación. Van al aeropuerto y el cronista les dice: “Acá estamos con la señora de Tosco, La señora de…” A ninguna le dijo, pero ni por equívoco, el nombre de ella. Y se seguía reproduciendo este anonimato. Yo siempre digo, había un plan maquiavélico de borrarlas. 

Empiezo a buscar en sindicatos y ahí aparecen mujeres que conocían a las que habían participado en el Cordobazo. Cada una de ellas me va dando el nombre de otra. “Yo trabajaba en la fábrica y me encontraba con otra chica que trabajaba en la fábrica de calzados”. “Yo salía y me juntaba con otras chicas que eran estudiantes de abogacía y también estaban en el Cordobazo”. “Yo me juntaba con otra chica que estaba armando el sindicato del personal de casas de familia”.

Por el sindicato reconstruí la historia de estas mujeres que, casi todas, llegaron a dirigentes. La mayoría hoy forman parte del Movimiento Feminista, del Ni Una Menos, están como presidentas en bibliotecas, presiden Asambleas de Derechos Humanos, comisiones de desaparecidos. Todas son mujeres que siguieron absolutamente comprometidas y militando, siguen en las calles. 

5 2
Las mujeres tuvieron un rol activo en la lucha obrera de la época. Créditos: Gentileza Bibiana Fulchieri.

¿Cómo es la historia de la foto de las mujeres que están marchando con el cartel de Luz y Fuerza?

Yo soy fotógrafa, egresada de la Universidad de Río Cuarto, y también soy una pionera, porque empecé a estudiar una carrera que no existía en el país; que era Ciencias de la Comunicación con especialidad en imágenes. Tengo un background asentado al respecto. Mi primer trabajo fue como fotógrafa en un diario de Río Cuarto. 

Trabajé en la calle mucho tiempo con coberturas. Cuando miraba en los diarios del 70 me daba cuenta que casi todas las fotos de Tosco eran recortes de una foto mayor. Entonces yo decía: ¿Qué habrá al lado de estos, cómo continuará esta foto? 

Y me fui al sindicato y encontré esta foto que no fue publicada nunca, que es la tapa de mi libro. Una foto que no circuló porque de esta secuencia que es muy larga se quedaron con la foto de Tosco recortado del contexto. 

¿En qué momento se tomó la foto, durante el Cordobazo o después?

Esa foto fue tomada el año siguiente, en una huelga promovida por las mujeres de Luz y Fuerza, porque como estaban intervenidos los sindicatos y habían tantos varones presos, entonces las mujeres tomaron un poco el rol más activo y organizaron esta marcha. 

Después encontré fotos de ellas hablando paradas arriba de los rastrojeros que había, arengando a la gente en esta marcha. Allí, pedían que los sindicatos no siguieran intervenidos. Onganía los intervino porque se dio cuenta de que estaban medio sitiados, en el gobierno. Después, se fueron desencadenando los hechos hasta que definitivamente lo hicieron caer. Mirá todo lo que hay para contar mirando la foto. 

¿Cómo podemos conseguir el libro?

Hace dos años, cuando salió el libro, fue un hecho muy auspicioso. Porque el libro estalló. Primero, porque es un libro novedoso. Segundo, porque los medios lo tomaron. Y eso me ayudó a que las mujeres estuvieran en la agenda de los 50 años del Cordobazo.

Lo acabo de auto-editar. Con un grupo de gente vinculada al video y el cine ganamos un concurso, y transformamos mi libro en película. Los ejemplares, pueden conseguirse en La Librería, en Lavalleja 35 y en El Espejo Libros (Deán Funes 163 – Locales 4 y 5) ambas de Córdoba. También en la librería del Centro Cultural Conti. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Día Mundial de la Educación Ambiental

Día Mundial de la Educación Ambiental

Nota al Pie dialogó con Emilce Seijas, directora de la Escuela 139 “Congreso de Tucumán” de La Matanza, para saber cómo es el trabajo del establecimiento que se caracteriza por educar a las futuras generaciones en el cuidado del planeta.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto