Abr 16, 2022 | Economía

Temor ante la restricción de suministros de gas en las provincias del NOA

El compromiso anunciado con Bolivia podría no ser suficiente para abastecer a la nación. Ante el aumento de precios y de consumo, las provincias norteñas no contarían con suficientes suministros.
Gas natural en el NOA
La combinación total de energía primaria de Argentina está dominada por el gas natural (55%) y el petróleo (33%), con un 5% de bioenergía y otro 3% de energía hidroeléctrica y nuclear. Créditos: En la radio.

La industria y la población de la región del Noroeste Argentino (NOA) temen restricciones en torno a los suministros de gas y electricidad. Los desencadenantes de esta predicción son el alza de precios internacionales por el conflicto entre Rusia y Ucrania y la incertidumbre sobre la provisión del gas al país por parte de Bolivia.

La Agencia Internacional de Energía (IEA) afirma que, en la nación, la combinación total de energía primaria está dominada por el gas natural (55 %) y seguida por el petróleo (33 %).

Mayor demanda y reservas escasas

Según un informe del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, si bien la demanda total de energía eléctrica disminuyó 10.5 % en febrero de 2022 respecto de enero, aumentó 4.7 % respecto febrero de 2021. Asimismo, afirman que el consumo eléctrico anual presenta un aumento acumulado del 7.1 % a.a.

Además, el instituto informó un registro, en los últimos doce meses, que el consumo de gas natural aumentó 0.3%, mientras que se consumió 164 % más de gas oil y 22.5 % más de fuel oil.

Por otro lado, los datos publicados por la Secretaría de Energía, estiman para 2022 que la demanda total de gas natural alcanzará 48.735 millones de m3. Del total, 14.420 millones de m3 se utilizarán para consumo residencial y comercios. También se estima que 24.191 millones se destinarán para los meses más cálidos y 24.544 millones para los más fríos. 

Gas natural en el NOA
El presidente de Argentina y de Bolivia expresaron la intención de analizar oportunidades de inversión para YPFB en Vaca Muerta. Créditos: Cancillería Argentina.

El gas que se produce en la Argentina aporta el 73 % del total demandado. Mientras que un 9 % se debe importar de Bolivia y el 18 % restante a través de barcos de gas natural licuado (GNL).

Bolivia: ¿dependencia o alianza?

Es menester recordar que el pasado 7 de abril, el presidente Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a Luis Arce, mandatario del Estado Plurinacional de Bolivia. Ambos expresaron públicamente su voluntad de avanzar en la consolidación de la agenda energética bilateral para garantizar el suministro de gas en volúmenes significativos para la presente gestión. 

También manifestaron interés para que el Contrato de Compra Venta de Gas Natural entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) e IEAS.A., empresa estatal argentina anteriormente denominada Enarsa, refleje un nuevo régimen de entrega. 

El acuerdo garantizaría 14 millones de metros cúbicos por día. Mantendría el suministro pactado en 2021, pero priorizaría, en función de la disponibilidad, volúmenes adicionales en el período de invierno. Se podría llegar así a 18 millones de metros cúbicos.

Sin embargo, respecto al precio acordado del intercambio comercial, el Ministerio de Economía de la Nación, comunicó que el primer volumen de entre 8 y 10 millones de metros cúbicos mantendrá el mismo precio que en 2021. Es decir entre US$ 7 y US$ 9 por millón de BTU. 

Gas natural en el NOA
El secretario de Energía, Darío Martínez, expresó que, sin los 14 millones de metros cúbicos diarios que se pide a Bolivia garantizar, se dificulta evitar restricciones a la industria y el GNC en el NOA para priorizar la demanda residencial de invierno. Créditos: LV12

No obstante, el suministro restante tendrá un precio actualizado trimestralmente en base a una fórmula constituida sobre indicadores de mercado que estima un valor de US$ 18 por millón de BTU. 

Según el diario salteño El Tribuno, diferentes informes afirman que Salta y Tucumán son las provincias más expuestas a las restricciones. Esto sucede debido a su fuerte dependencia del gas boliviano para mantener en funcionamiento sus centrales de generación eléctrica y cubrir otras demandas industriales. 

El secretario de Energía, Darío Martínez, expresó que si no se logra importar 14 millones de metros cúbicos diarios de gas boliviano,  será difícil evitar restricciones a la industria. Asimismo, el GNC en el NOA no alcanzará para priorizar la demanda residencial de invierno.

Compartir:

Seguir Leyendo

Acuífero Guaraní: derogar la Ley de Tierras amenaza el acceso al agua

Acuífero Guaraní: derogar la Ley de Tierras amenaza el acceso al agua

Bajada: El mega DNU firmado por Javier Milei tiene entre sus múltiples implicancias la desprotección de los cursos de agua estratégicos, cuyo acceso podría quedar bajo manos extranjeras. El Acuífero Guaraní cuenta con otras leyes y acuerdos regionales que lo protegen, pero las organizaciones socioambientales advierten que “la derogación de la Ley de Tierras abre una puerta más para que vengan por el agua”.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto