Abr 16, 2022 | Género & Sexualidad

Ciberviolencia en niñas y mujeres: ¿Qué es y cómo prevenirla?

ONU Mujeres y la OEA alertaron acerca de la ciberviolencia contra mujeres y niñas, un delito que cada vez genera más preocupación. Desde Nota al Pie te contamos de qué se trata la violencia online y cómo actuar ante casos de este tipo.
Ciberviolencia
En nuestro país existen leyes que penalizan la ciberviolencia. Denunciar y solicitar asesoramiento es tu derecho – Crédito: NEA Hoy

Días atrás, ONU Mujeres y la Organización de los Estados Americanos (OEA) presentaron un informe en el cual alertaron sobre ciberviolencia contra mujeres y niñas. Según Unicef, este tipo de violencia refiere al acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales. 

El documento fue realizado por la Oficina Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe y el Mecanismo de Seguimiento de la Convención Belém do Pará (MESECVI) de la Comisión Interamericana de Mujeres, en el marco de la Iniciativa Spotlight. Esta última, es una alianza entre el Sistema de las Naciones Unidas y la Unión Europea para prevenir y eliminar la violencia contra mujeres y niñas en la región. 

Vulnerabilidad digital

Según el estudio, la acelerada digitalización puesta en marcha en respuesta a la pandemia del Covid 19 ha corroborado que, a medida que más mujeres y niñas se vuelcan a los espacios digitales, la ciberviolencia de género aumenta. Esto pone en evidencia que las desigualdades estructurales de género, que atraviesan todas las sociedades, también se reproducen en el ciberespacio.

La violencia digital contra las mujeres y niñas mediante las redes sociales puede tener diversas manifestaciones como: el ciberbullying, el sexting, el stlaked, el grooming, el shaming y el doxing. Algunos otros ejemplos son: la difusión (sin el consentimiento de la víctima) de sus datos e imágenes personales, amenazas, difamaciones, acoso, humillación y ataques que afectan la libertad de expresión de las mujeres.  

Además de las redes sociales, los medios que se utilizan como vía para ejercer ciberviolencia son: plataformas de internet, teléfonos móviles, mails, mensajes de texto, fotografías, videos, chats, páginas web, videojuegos y también a través de los medios de comunicación. Cabe destacar que el anonimato que algunas plataformas ofrecen es una condición que beneficia a les agresores.

Ciberviolencia
La violencia digital contra las mujeres y niñas representa un obstáculo para su acceso seguro a las comunicaciones e información digital. Crédito: Confilegal

Ciberviolencia es violencia de género

Según la investigación, la violencia digital que ataca a mujeres y niñas no es un fenómeno aislado, “sino que es parte de un contexto social de discriminación de género y violencia sistémica en su contra”. En ese contexto, la violencia ejercida en plataformas digitales “debe entenderse como parte del contínuum de violencias de género”.

El informe, además, agrega que “las empresas intermediarias de Internet juegan un rol crucial en la prevención y atención de casos de violencia de género en línea en contra de las mujeres; siendo apremiante que implementen acciones para proteger sus derechos humanos, en colaboración con los Estados miembro y organizaciones de la sociedad civil”.

Otras formas de acoso

En el mismo sentido, el estudio “El ciberacoso como forma de ejercer la violencia de género en la juventud”, realizado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género del gobierno de España, define al ciberacoso “como vía de ejercer violencia de género”. Así, sostiene que “es una forma de limitación de la libertad que genera dominación y relaciones desiguales entre hombres y mujeres que tienen, o han tenido, una relación afectiva”. 

Además, el trabajo explica que el ciberacoso como violencia de género se produce generalmente sin que haya coincidencia física, “la reiteración se convierte en la estrategia de invasión de la intimidad más utilizada por los acosadores”. Por ejemplo, la insistencia en el envío de mensajes o las peticiones recurrentes para conseguir determinada conducta se convierte en la fórmula para acosar a la víctima.

Otro dato de esta investigación sugiere que las mujeres jóvenes son más vulnerables al daño del ciberacoso. Esto es posible gracias a la desigualdad en la consideración y valoración social a la que se someten los comportamientos y las imágenes de las mujeres en la relación de pareja. Los estereotipos tradicionales que siguen existiendo en las relaciones sociales entre hombres y mujeres, con valores sexistas, se siguen proyectando en la violencia de género ejercida en el mundo digital.

Ciberviolencia
Para denunciar comunicate con el Equipo Niñ@s del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, llamando a la línea 137. Funciona para todo el país, las 24 horas los 365 días del año. También podés mandar un correo electrónico a equiponinas@jus.gov.ar – Crédito: Diario Kapital Digital

La ley

El informe denuncia que “en América Latina existe una carencia casi total de políticas públicas para prevenir y erradicar la ciberviolencia y el ciberacoso contra mujeres y niñas”. A su vez, menciona que “tampoco se cuenta con instancias especializadas para la atención de casos, ni con presupuestos adecuados para combatirla”.

Sin embargo, de acuerdo con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Argentina el ciberacoso o grooming es un delito incorporado al Código Penal en el artículo 131 y puede ser castigado con prisión de 6 meses a 4 años.

Al respecto, María Luz García quien trabaja en la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, asegura que ante casos de ciberviolencia hay que denunciar. Luego, es fundamental buscar acompañamiento, así como también no cargar de culpa o estigma a las víctimas.

Consejos útiles

“Lo primero que hay que hacer es no borrar los contenidos de la computadora o teléfono celular, así como tampoco las conversaciones o imágenes que puedan servir como prueba al momento de denunciar”, sostiene. En esa coyuntura, también sugiere que “no es bueno amenazar o enfrentar al agresor” porque puede agravar la situación o perder el contacto para identificarlo.

García remarca que cuando las víctimas son niñes lo mejor que se puede hacer es hablar y acompañar. “A  pesar de la preocupación, no es buena idea retar a los nenes porque hablaron con desconocidos. Lo que se sugiere es hablar con ellos sin retarlos, o avergonzarlos, para que no sientan miedo o culpa”, recomendó. 

En la misma línea explica que “muchos piensan que son cosas que no se pueden denunciar pero no es así. Frente a estas situaciones las víctimas, o sus familiares en caso de que sean menores, pueden pedir asesoramiento comunicándose a la línea 137 que es gratuita. Si es posible, deben acercarse a una comisaría a denunciar los hechos”.

A modo de conclusión mencionó que “muchas veces no lo hacen porque creen que bloqueando las redes o castigando a sus hijos quitándole los dispositivos electrónicos alcanza, pero es importante denunciar porque el agresor siempre tiene más de una víctima y hasta puede ser parte de una red de delitos mayores”.

Notas relacionadas:

https://www.notaalpie.com.ar/2021/11/05/argentina-es-el-segundo-pais-de-america-latina-con-mas-casos-de-ciberacoso-infantil/

https://www.notaalpie.com.ar/2021/08/22/redes-se-organizan-contra-la-violencia-de-genero-online/

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto