Abr 12, 2022 | Política

¿Se resolverá la crisis interna del Gobierno?

Mientras la inflación galopa y el aumento de los salarios se estanca, la tensión se vuelve el estado natural en el Frente de Todos. Los problemas desatados a lo largo de la gestión continúan y 2023 asoma como una amenaza.
Interna Cristina Alberto
La 125 marcó el origen de una relación siempre tensa entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner – Créditos: Diario Río Negro

A horas de que el Instituto de Estadística y Censo (INDEC) revele los índices de inflación del mes de marzo, la tensión entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner parece no dar tregua. Los cruces en el Frente de Todos se extienden aunque los grandes socios políticos de la gestión sigan prevaleciendo la unidad como herramienta política.

Tensión de origen y problemas viejos

La compleja relación política entre Alberto Fernández y la vicepresidenta no nace en el actual mandato, sino que se remonta a los tiempos en los que el Frente para la Victoria conducía el gobierno. La renuncia de Alberto a la Jefatura de Gabinete en el marco de la crisis agropecuaria por la 125 en 2008 marcó un primer quiebre. Su salida lo apalancó a un rol de férreo opositor al gobierno kirchnerista durante la crisis política del segundo gobierno de Cristina. Son reconocidas las apariciones en Todo Noticias (TN) de un Alberto Fernández ya encuadrado en el Frente Renovador que criticaba al kirchnerismo por la gestión económica y las lógicas de construcción política. La movilización por Nisman del 14-F lo encontró del mismo lado de la vereda.

La construcción de la fórmula en 2019 Fernández-Fernández aparecía como el cierre de las disputas políticas. Además, representaba la máxima expresión de la “unidad del peronismo” como esperanza política, luego del fracasado gobierno de Macri. Sin embargo, las cartas de la vicepresidenta a lo largo de la gestión volvieron a socavar la relación entre ambos. Cuando la situación sanitaria de la pandemia parecía resolverse, Cristina comenzó a marcarle a Alberto errores y desaciertos en distintas áreas: judicial, económica y social.

Pero el detonante fue la paliza electoral del Frente de Todos en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de septiembre de 2021. La -coordinada- presentación de renuncia de los funcionarios cristinistas de aquella caótica semana fue leído por el círculo del albertismo como un movimiento diseñado por la vicepresidenta. Asimismo, la desautorización del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por parte de Cristina generó inestabilidad a escala gubernamental.

Interna Alberto Cristina
Por responsabilidad institucional en el Congreso, el líder de La Cámpora y el conductor del Frente Renovador consolidaron una alianza política de cara a 2023 – Créditos: Nuevospapeles.com

Massa: de traidor a socio estratégico

De la traición en 2013 a la actualidad, la relación entre el Frente Renovador y el espacio político de la vicepresidenta ha mejorado de forma inesperada. El trabajo conjunto en la Cámara de Diputados, desde diciembre de 2019 hasta enero de 2022, entre Sergio Massa y Máximo Kirchner generó las condiciones del salto político. Desde el comienzo del mandato de Alberto, el Instituto Patria ha acercado posiciones y los propios referentes de La Cámpora que ocupan altos cargos en el gobierno lo han reconocido. 

Andrés “Cuervo” Larroque, ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, atribuyó a la voluntad de Massa la recomposición del vínculo con el “círculo rojo” empresarial por parte del kirchnerismo. En ese sentido, las apariciones conjuntas y los “gestos” han alcanzado notoriedad pública en el marco de un gobierno inestable.

El kirchnerismo reconoce que muchos votos le pertenecen al presidente de la cámara baja; de cara a 2023 saben que su continuidad en el gobierno depende también de esa espalda electoral. Aún así, el principal activo político del tigrense es su cercanía con el “establishment” económico. Desde la muerte de Néstor Kirchner este sector le ha resultado esquivo al Instituto Patria.

Interna Alberto Cristina
Siempre que la tensión en el Frente de Todos escaló, desde todas las partes volvieron a las fuentes y privilegiaron la unidad del peronismo – Créditos: Télam

¿Se avecina el fin?

Si bien se cuestiona el rumbo del gobierno y las lógicas de construcción política, desde ambos lados del frente electoral siguen valorando la unidad política. Desde el kirchnerismo alegan que lo que le debe dar sentido es el contenido y no la forma; que la unidad tiene que ser con y por el pueblo adentro. La vicepresidenta mencionó que “las elecciones no se ganan con la unidad de los dirigentes, sino gobernando para mejorar la calidad de vida del pueblo”.

Hoy el conflicto interno del Frente de Todos ronda en relación al órden económico. Luego de declarar la “guerra contra la inflación”, Alberto Fernández planteó que la salida es la concertación entre el Estado, los sindicatos y las empresas. Por el contrario, la vicepresidenta insiste con que no hay horizonte posible sin afectar privilegios en favor de los sectores populares. 

Resulta indudable la mejora sustancial de la actividad económica en relación al crecimiento del PBI, la recomposición del empleo registrado, la disminución de la desocupación y la pobreza, e incluso el aumento de las exportaciones y el alivio fiscal en las cuentas del Estado. De todos modos, igual de cierto es que el positivo balance macroeconómico no se reflejó en mejoras en la distribución progresiva de ese crecimiento. Es decir, la transferencia de recursos del capital a los trabajadores luego de años de crisis. El ala kirchnerista sigue reforzando las críticas al ministro de Economía por el desborde inflacionario. Por su parte, en el entorno presidencial señalan que funcionarios de extracción cristinista, como por ejemplo el secretario de Comercio Roberto Feletti, no tienen políticas orientadas a resolver el problema. 

A dos años y medio de la victoria del FDT, y a doce meses del inicio de la campaña electoral, la coalición gobernante profundiza sus diferencias internas. Sin embargo, es consciente que de esa disputa se resolverá el horizonte político del país. La amenaza del regreso del macrismo al poder en cualquiera de sus variantes disciplina al gobierno mientras tensiona la cuerda cada vez más. La continuidad de la gestión y el futuro del país se ponen en juego.

Compartir:

Seguir Leyendo

Las guerras que mueven al mundo

Las guerras que mueven al mundo

Un nuevo aniversario del conflicto Rusia – Ucrania, la adhesión de Kiev a la OTAN e incluso la propuesta de Israel para el futuro de la Franja de Gaza, en una nueva edición del resumen internacional de cada semana de Nota al Pie.

leer más
La tormenta imperfecta de Javier Milei

La tormenta imperfecta de Javier Milei

La semana del ajuste eterno, con su combinación de inflación y caída del consumo, demuestra cómo se agrava el panorama a diario. Las respuestas sectoriales se suman en todo el territorio nacional y evidencian la incapacidad del Gobierno de generar un consenso para el saqueo. Las crisis institucionales que se avecinan y la presión internacional, que el Presidente festeja desde su cuenta de X.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto