Dic 1, 2021 | Derechos Humanos

Asesinato de Alejandro Martínez: la Comisión por la Memoria se presentó en la causa

El organismo de Derechos Humanos se presentó como particular damnificado en la causa caratulada como homicidio, que investiga la muerte de Alejandro Martínez a manos de la policía
La Comisión Provincial de la Memoria se presentó como particular damnificado en la causa por el asesinato de Alejandro Martínez. Créditos: Comisión por la Memoria

El 18 de noviembre  Alejandro Martínez (35) fue detenido por la policía bonaerense en un hotel de San Clemente del Tuyú.  Luego lo trasladaron a la comisaría de esa localidad, donde falleció horas después. 

Tras la autopsia, 9 agentes de la Policía Bonaerense de la Comisaría 3era de San Clemente del Tuyú fueron detenides. Según el relato policial, Martínez fue detenido en un hotel de esa ciudad, tras una denuncia por disturbios, con un estado de alteración producto del consumo de estupefacientes.

La policía afirma que intentó trasladarlo al hospital; pero el personal de salud en turno denegó la internación, esgrimiendo una resolución de la Dirección del Nosocomio que restringe el ingreso de 0 a 8 horas.

Siguiendo con el relato oficial de las fuerzas de seguridad, Martínez se habría recostado sobre un colchón y después de 10 minutos dejó de responder. Luego de esto, les oficiales que se encontraban en el lugar constataron la ausencia de signos vitales.

La autopsia, realizada en la morgue del Ministerio Público de Lomas de Zamora, permitió constatar que el cuerpo tenía golpes y signos de asfixia. El testimonio de otra persona que estaba detenida indicó, también, que varies policías pusieron a Martínez contra el piso y lo golpearon.

Alejandro Martínez llegó a la Comisaria de San Clemente del Tuyú y fue asesinado horas después. Crédito: Tiempo Argentino

Intervención de organismos de Derechos Humanos

La Comisión Provincial por la Memoria se presentó como particular damnificado en la causa por el asesinato de Alejandro en la comisaría de San Clemente del Tuyú.

Desde el organismo resaltaron la importancia de la intervención urgente ante estos casos, para evitar que la policía elimine elementos de prueba.

El abogado y secretario de la Comisión Provincial por la Memoria, Roberto Cipriano García, habló sobre el caso. Explicó que hay muchos elementos claros acerca de la responsabilidad policial de la muerte. 

Cipriano García contó que a Alejandro lo sacaron de un hotel de San Clemente porque, aparentemente, había tenido una crisis. Pero en las imágenes que se vieron en los medios, se lo vió saliendo del hotel muy tranquilo y sin ninguna lesión.

“Después aparece muerto y muy golpeado. En los resultados de la autopsia ven que fue asesinado mediante mecanismos de asfixia”. Y agregó: “Está acreditado 27 lesiones o golpes, más 2 costillas rotas”, explicó el abogado.

El secretario subrayó que estos casos tienen mucha complejidad  y una fuerte pronta comparativa sobre la fuerza.  También explicó que la Bonaerense lo que hace es generar acciones y omisiones para cubrir y proteger a sus integrantes. “Hay que trabajar mucho desde el inicio de la causa para evitar que se entreguen pruebas esenciales”, comentó.

Desde dicho organismo de Derechos Humanos, relataron que la golpiza de Martínez y su asesinato por asfixia “da cuenta de la brutalidad policial, que de múltiples formas, se expresa cotidianamente”.

También aseguraron que las graves violaciones de los Derechos Humanos, de parte de la policía y fuerzas de seguridad, son deudas de la democracia. “Deben ser abordadas con políticas públicas tendientes a la prevención, sanción y asistencia de las víctimas”, comentaron en la página oficial de la Comisión por la Memoria.

En la Comisaría 3era de San Clemente del Tuyú fue donde sucedió el hecho. Crédito: Télam

Más detalles de la causa

El sábado de esa misma semana, les policías dieron aviso de la muerte de Martínez y armaron una versión sobre una muerte natural. Sin embargo,  Christian Rohr, Maximiliano Munche y José Carlos Pereyra, están acusados de  “homicidio agravado por ser cometido por un miembro integrante de la fuerza policial, abusando de su función; y de “tortura y abandono de persona seguido de muerte”.

Las otras seis personas, Paola Mansilla, Carla Cantranella, Evelyn Garófalo, Miguel Boulos, Sandro Mujica y Laura Chiarullo, son investigadas como partícipes necesarias del homicidio. También  por “omisión de evitar tortura, incumplimiento de deberes de funcionario público y abandono de persona seguido de muerte”. 

La autopsia determinó que Martínez murió por “asfixia mecánica” y que recibió numerosos golpes en distintas partes del cuerpo. Estos elementos permitieron que rápidamente la investigación judicial tomara otro curso y la causa fue recaratulada como homicidio.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie