Nov 10, 2021 | Educación

Florencio Varela: la historia del joven que se convirtió en el primer ingeniero en Transporte del país

En esta nota, la voz de Marcelo Kosaruk, el primer graduado de la carrera en la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

Primer ingeniero en Transporte
Marcelo Kosaruk, primer ingeniero en Transporte. Créditos: UNAJ.

La Argentina tiene su primer ingeniero de Transporte graduado en pandemia y reconocido por el ministro de Ciencia y Tecnología; y Nota al Pie dialogó con él. Se trata de Marcelo Kosaruk, de 28 años y oriundo de Temperley, provincia de Buenos Aires. Apenas supo, en 2013, que en la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) de Florencio Varela podía estudiar ingeniería, se anotó y no paró hasta obtener su título.

Aunque los festejos por recibirse hubieran sido una fiesta igual, hubo algo que hizo que la graduación de Marcelo Kosaruk sea especial. No sólo es el primer ingeniero de la Universidad Nacional Arturo Jauretche y el primer universitario de su familia; sino que, además, se convirtió en el primer ingeniero en Transporte en Argentina. 

El pasado 22 de octubre defendió su Trabajo Final de la Práctica Profesional Supervisada, sobre la optimización de frecuencias de servicios de transporte público colectivo por automotor de una línea de colectivos. Ese día fue un antes y un después, ya que pasó a ser el ingeniero Marcelo Kosaruk; y así se lo contó al mundo a través de sus redes sociales, como tode estudiante recién graduade. Luego, vino todo lo demás.

Su segundo título llegó cuando la noticia recorrió todos los medios locales, el orgullo de Temperley pasaba a la historia nacional. Pero además hubo una reunión que también lo cambió todo: estuvo mano a mano con Daniel Filmus, ministro de Ciencia y Tecnología y Ernesto Villanueva, el rector de la Facultad.

Él explica que un Ingeniero en Transporte está formado para trabajar el diseño, planificación y gestión de sistemas de transporte en general. “Se puede abarcar de manera global, es un sistema integrado. Es muy amplio todo lo que se puede después en el desarrollo profesional, desde la seguridad en el transporte hasta la frecuencia del servicio”, desarrolla Marcelo.

Un ingeniero formado en la Educación Pública

“Hice todo mi recorrido escolar en escuelas del Estado, desde la primaria hasta la secundaria donde elegí una técnica”, contó Kosaruk. Se considera producto del sistema de enseñanza pública y gratuita y lo cuenta con orgullo. 

Supo que quería ser ingeniero en la secundaria: “Iba a una escuela técnica y muchos de mis docentes eran ingenieros. Gente que tenía sus propias empresas o trabajaban en relación de dependencia, pero se hacían un espacio dedicado a la docencia. Eso me marcó los valores de esa gente”.

Primer ingeniero en Transporte
Marcelo Kosaruk es el primer ingeniero en Transporte no sólo de la Universidad Nacional Arturo Jauretche de Florencio Varela, sino también del país. Créditos: Facebook.

“Tranquilamente podrían haberse quedado en su casa porque ya tenían un buen trabajo, pero elegían ir a darnos clases”, recordó. Para Marcelo un ingeniero es eso, alguien que sabe mucho sobre un tema, pero que además brinda y comparte esos conocimientos a les demás: “Es una pasión”, concluye.

Leyendo se encontró con que existía la ingeniería en Petróleo, pero ninguna Universidad Pública la ofrecía. “La única que había era privada y no estaba en mis posibilidades pagar una matrícula, así que me fui por una alternativa y me anoté en la Universidad de Buenos Aires”, contó.

Aunque por cuestiones personales tuvo que dejar esa primera carrera, el destino le tenía preparado encontrar su lugar. Cerca del 2013 se enteró que podía estudiar ingeniería en Petróleo en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, en Florencio Varela.

“A los dos años que estaba cursando se crea esta nueva propuesta y me pongo a investigar. Tenía un amigo que me contó de qué iba y me entusiasmo más”, contó Marcelo; y agregó: “Sabía que era nueva, que no había ingenieros en transporte, entonces me pareció que era un área donde se podía tener un buen desarrollo profesional”.

Su encuentro con el ministro de Ciencia y Tecnología

Daniel Filmus, ministro de Ciencia y Tecnología, visitó la UNAJ y tuvo un encuentro especial donde felicitó a Marcelo. El ingeniero aprovechó e intercambió ideas sobre la carrera y destacó la importancia de la educación pública y gratuita. 

En detalle, Marcelo contó: “Él había sido ministro de Educación en su momento, así que también le compartí esta mirada del tema de la educación pública. Hacerle notar que la Universidad que se creó ahí en un entorno donde se detectaba una necesidad, dio sus frutos”.

Para el joven, el encuentro fue muy ameno y enriquecedor, pero lo más importante para él fue haber tenido una mayor repercusión ya que se encuentra en el doble desafío de encontrar trabajo de un título que antes de su graduación no existía.

Primer ingeniero en Transporte
El encuentro entre Marcelo Kosaruk y Daniel Filmus, ministro de Ciencia y Tecnología. Créditos: Twitter.

“Al ser el primer egresado existe la posibilidad de trabajar para el Estado”, comentó Marcelo y espera que el encuentro con un ministro de la Nación pueda abrirle algunas puertas. “Me dijo que se podía comunicar con el ministro de Transporte”, develó.

Sin embargo, para él lo más importante es que se conozca la carrera: “Es nueva, entonces nadie la tiene en cuenta. Eso se nota a la hora de buscar trabajo, no es que hay avisos que dicen ‘Se busca ingeniero de Transporte’ porque el mercado laboral no conoce todavía que la carrera existe”.

Dispuesto a enfrentar el desafío comentó: “Es una ventaja, pero a la vez hay que abrirse camino. Mostrar cuál es la capacidad de un ingeniero de Transporte, hay mucho para recorrer. Me gusta desde ese lado”.

Perder el miedo a la ingeniería

“Me interesa empezar a visibilizar la carrera de transporte en particular, pero también la ingeniería en general, para que se conozca, que no es nada de otro mundo”, apuntó Marcelo y agregó que le gustaría desmitificar la ingeniería como algo difícil. 

Como estudiante, observó un bajo porcentaje de estudiantes inscriptes y se sabe que hay una baja tasa de graduades en la carrera. “Esta bueno que la gente la empiece a tener en cuenta y sacarle ese miedo. O sea, si es exigente, pero como toda carrera universitaria lo es”, comentó.

Mientras tanto, como Ingeniero en Transporte tiene mucho para aportar: su interés se enfoca en la movilidad urbana. A lo largo de su carrera se abocó a ver los sistemas de transporte público. “Investigando un poco para este trabajo que tenía que desarrollar leí que es un problema que se ve en todo el mundo”, mencionó.

En cuanto a esto y como usuario del transporte público se sabe que la frecuencia y las condiciones en que se viaja no son las ideales, pero como profesional aporta: “He leído trabajos que uno dice bueno acá ya deberían tener esto solucionado y la verdad es que tienen los mismos problemas que nosotros”.

Dado que en la carrera se ven diferentes temáticas y que se trata de una formación muy completa, contó que le gustaría seguir participando en la Universidad. “Asesorar a les estudiantes con el plan de estudios es algo que me gustaría seguir haciendo”, confesó Marcelo.

“Algunas materias las curse como único estudiante porque se iban abriendo las materias. En paralelo participaba en una comisión que seguía el plan de estudio”, concluyó con entusiasmo al pensar que puede seguir aportando a la Facultad acompañando a les futures ingenieres en Transporte.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad