Oct 22, 2021 | Sociedad

“Libros en los Pabellones”: leer tras las rejas

El proyecto surgió hace cuatro años con la idea de que las personas detenidas accedan a la lectura. Su impulsora, Ana Sicilia, dialogó con Nota al Pie.

Libros en los Pabellones surgió en la Unidad 9 de La Plata y de a poco se extendió a otros puntos del país. En la foto, Sicilia visitando un penal de Trelew, Chubut.

Mucho se habla sobre las cárceles y las personas privadas de su libertad, pero poco se ve la situación desde adentro. Y menos aún se tiene en cuenta la posibilidad de nutrirse intelectualmente detrás de las rejas. Sin embargo, hay iniciativas como “Libros en los Pabellones” que se encargan de garantizar ese derecho.

Es Ana Sicilia, comunicadora social y periodista oriunda de Burzaco, al sur del conurbano bonaerense, quien hace cuatro años comenzó “sin querer queriendo” con este proyecto que no para de crecer.

En diálogo con Nota al Pie, Sicilia contó que “la recepción de parte de las personas privadas de su libertad es maravillosa”. Como son les mismes internes quienes la convocan, por lo general “hay una situación previa de espera”; y “cuando uno llega con los libros hay agradecimiento”.

La periodista explicó que esta gratitud tiene que ver con el tiempo que le dedican quienes, ad honorem, van a una cárcel con ganas de cambiar la realidad. “Le pongo mucho amor y mucha voluntad, entonces del otro lado, intramuros, se nota, lo perciben. No porque sea mi caso particular, sino con todos los y las talleristas” sucede esto.

“Cada vez que un interno o una interna me llama, o alguien me escribe desde algún pabellón, ahí voy con los libros”, comentó Sicilia. Además, remarcó que tener un vínculo con las personas privadas de su libertad “es fundamental, para que no pierdan el contacto con la sociedad; y que no crean que toda la sociedad los odia”. En este sentido, aseveró que está muy normalizado que “una vez que entran ahí son un número más” y que “nadie les importa”.

La historia de «Libros en los Pabellones«

La Licenciada en Comunicación graduada de la Universidad Nacional de Quilmes comenzó su trabajo en las cárceles como tallerista. De la Unidad 9 de La Plata, más precisamente de El Ágora -espacio formado por personas privadas de su libertad- la convocaron a dar una charla. Desde entonces, quedó al frente de un taller de escritura.

“Con esa excusa fue que les pregunté a los chicos si podíamos sumar libros y armar una biblioteca en el salón, porque no había; y siempre les digo que la escritura y la lectura van de la mano”, explicó.

  • Ana Sicilia en el depósito donde guarda los libros que donan para los pabellones. Crédito: Twitter @AnitaSicilia.

Los libros llegan por medio de donaciones, que en ese entonces Sicilia pidió por redes sociales. “Conseguí como 150, un poco más, pero lo frené ahí porque no me entraban en el auto”, recordó. Con ese material, armó la primera biblioteca y luego comenzaron a escribirle de otros penales. “Un interno me dijo si podía hacer lo mismo en su pabellón, y así se fue replicando”, contó.

Tanto particulares como editoriales donan libros para enviar a los pabellones. Sicilia contó que hay “amigos, amigas, escritores, escritoras, que me mandan sus propios libros”; y que después de pedir donaciones dos o tres veces ya no fue necesario porque “directamente mandan siempre”.

https://twitter.com/AnitaSicilia/status/1450632454687977474

Si bien al principio guardaba los libros en su casa, al crecer el proyecto le prestaron un depósito. Cuando puede, va y realiza una selección “para tener siempre preparadas las siguientes donaciones”. De esta forma, ya tiene las cajas rotuladas con su destino, ya sea un pabellón de Buenos Aires o de otra provincia.

Hace unos días se sumó a ayudar una joven de 16 años “que le gusta mucho la lectura, la escritura”. Dada la cantidad de personas que se interesan por este proyecto, la idea a futuro es “armar una organización, una fundación”.

El proyecto en pandemia

Al igual que como comenzó, el camino de llevar libros a los pabellones “fue creciendo sin querer queriendo”. Además de estar en la Unidad 9 de La Plata, Sicilia brindaba un taller en la Unidad 43 de González Catán. Sin embargo, durante la pandemia todo eso se frenó y hasta el momento no se pudo retomar. En su lugar, este proyecto tomó un mayor impulso.

“Estaban imaginate en el pabellón todo el día, en plena pandemia, se cortaron las visitas; entonces como que el libro terminó siendo por momentos ese vaso de agua en el desierto”, reflexionó.

En ese contexto, Ana Sicilia iba a donde la llamaban, pero “llevaba las cajas con libros, las juntaba y las dejaba en requisa porque ni yo podía pasar”. Aún así, dentro de los penales la difusión del proyecto seguía su curso. “Entre los mismos internos se va corriendo la bola; o te escuchan o te ven, y saben lo que hacés, entonces me dicen que les lleve libros”. 

De esta forma, a falta de talleres de escritura se expandieron los libros en los pabellones; y algo que comenzó en un penal de la capital bonaerense empezó a trascender las fronteras provinciales.

https://twitter.com/AnitaSicilia/status/1451379532477440000

Libros en los Pabellones y género

Al comenzar este camino en un penal de hombres y al siempre ser llamada para visitarlos, todos los pabellones Sicilia recorrió durante los dos primeros años eran de varones.

“En febrero de 2020 ingresé por primera vez a una unidad de mujeres; y como era la primera vez que iba a una cárcel de mujeres se me ocurrió llevar como una propuesta distinta”, contó.

Cuando va a cárceles de mujeres, Sicilia intenta llevar libros con una impronta feminista. Crédito: Twitter @AnitaSicilia.

Por eso, pidió en las redes “libros de autoras mujeres, de autoras feministas, con perspectiva de género, como para darle una vuelta de tuerca a lo que venía haciendo”. Se sumaron muchas autoras y Sicilia pudo llevar alrededor de 80 libros. 

“Fue hermosa esa experiencia. Después no seguí haciendo con perspectiva de género puntualmente, pero sí siempre tratando de meter más autoras feministas cuando voy a un pabellón de mujeres”, contó.

“Hay que repensarnos y repensar el sistema carcelario”

Tras conocer la experiencia de Libros en los Pabellones, es inevitable pensar cuál es el camino para que las cárceles realmente logren ser una herramienta de reinserción social. Mientras una parte de la sociedad y de la clase política considera que la solución es aumentar la cantidad de policías en las calles, crear más penales o endurecer las penas, Sicilia opina que “nada de eso sirvió hasta ahora”. 

“Que hagan más cárceles puede servir para tratar de desarmar o bajar el hacinamiento que hay en las unidades penitenciarias”, comentó. Sin embargo, insistió en que “todo lo que se probó hasta ahora no funciona. No funcionó, claramente hay que repensarnos y repensar el sistema carcelario”.

La periodista explicó que “hay muchas formas que quedaron arcaicas, que no funcionaron nunca y no van a funcionar ahora”. Es por eso por lo que propone que en la dirección de las cárceles haya “gente nueva y joven, con otras miradas”; o “a los que están darles determinados talleres y otra impronta para que entiendan que hasta ahora no funcionó”.

Durante la pandemia, el proyecto tomó mayor impulso y cada vez son más les detenides que piden libros. Crédito: Twitter @AnitaSicila.

“Si hay algún que otro pibe que se rescata, sale y logra reinsertarse, claramente es 100% por su propia voluntad. Claramente así tiene que ser también, pero las cárceles están hechas con un fin”, manifestó. Y ese objetivo, que es la reinserción social, “no está sucediendo”.

En contraste, Sicilia comentó que quienes “hicieron primaria y secundaria; los que llegaron a la universidad, en el contexto de encierro, por lo general el 98% no reincide”. Sin embargo, remarcó que “los que llegan a ese ámbito son muy pocos”.

En este sentido, opinó que “la solución es una reforma carcelaria” que necesita de voluntad política. Esta transformación implica “que en el día a día haya personas trabajando en el ámbito carcelario con mucha voluntad, muchas ganas, mucha pasión. Ganas de transformarlo todo básicamente”.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad