Jul 19, 2021 | Cuidándonos

Las doulas: Segunda parte

Una experiencia en primera persona sobre violencia obstétrica y el análisis de una “abogada doula” al respecto.

Dibujo de Doulas acompañando a la mujer en el proceso de parto. Crédito somosinfancia.com.ar

Este lunes, Nota al Pie publicó la primera entrega sobre las doulas, mujeres que acompañan a otras mujeres y personas gestantes en distintas etapas de su embarazo y crianza de les hijes.

Verónica Zucco es una mujer que vivió la experiencia de tener a su hije en su casa junto a su compañero, la doula Marina León y una partera. Ella narra la experiencia de su primer parto, que fue de manera convencional en un hospital.

Al respecto, Verónica contó que no dejaron pasar al papá. A su vez relató “enseguida nació y no me la dieron, se la llevaron; cortaron el cordón umbilical enseguida. Lo ideal es que se espere un ratito hasta que el cordón deje de latir, que te la pongan en el pecho, todo eso no sucedió”.

También sufrió violencia verbal. “Yo recuerdo que me decían, bueno pujá ahora porque si el bebé se queda ahí se va ahogar. En realidad, el bebé sigue oxigenándose por el ombligo, pero te ponen esa presión; además yo era bastante más chica, no fue una linda experiencia”, reflexionó la también biodecodificadora.

Por otro lado, explicó que durante el parto las personas gestantes deben generar oxitocina. “Es una hormona que le llaman hormona tímida que ante mucha exposición, no se genera. En mi segunda experiencia la partera necesitó solamente tocarme una sola vez, en cambio con mi parto anterior pasaban de a dos o de a tres. Hay un montón de cosas que hicieron que en ese momento yo no dilatara”. En este sentido, aseguró que “es necesario incluir doulas en los hospitales y escucharlas a su vez”. 

En su primer parto tampoco ayudó el ir tan prontamente al hospital. “Ni bien empecé con las contracciones, mi pareja se asustó y salimos así a lo loco y no, faltaba un montón”, recordó; y agregó: “Me podría haber quedado en mi casa tranquila, pero no me escuché a mí misma. Yo sentía que todavía no era el momento, que faltaba. Pero en ese momento no tenía ese empoderamiento o esa información o esa determinación”.

Violencia obstétrica

De acuerdo a la Ley de Protección Integral de las Mujeres, esta violencia es definida como “aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado; un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales”. 

Según lo expresado por Marina León, la ley nacional de parto respetado 25.929 no se cumple. Muchas veces en el hospital no les permiten entrar con sus compañeros a las ecografías o inclusive al parto.

“Siempre hay una explicación de que hay una cesárea en otro lado, de que el lugar está ocupado; pero no hay ninguna explicación que esté más arriba de un derecho”, expresó.

Con respecto al parto respetado, enfatizó: “Que las mujeres tengamos la información hace que podamos estar preparadas en lo que podemos pedir y en saber cuándo nos violentan o no”.

Proceso de parto junto a una doula. Crédito demicasaalmundo.com

Las doulas en los hospitales

Existen muy pocos hospitales en los que las doulas trabajan. El Hospital de Morón es el primero que accedió a la incorporación de las mismas. Allí “se dieron cuenta que habiendo una doula, había muchos más partos cortos, fisiológicos y había menos necesidad de analgesia”, sostuvo León.

Esto “tiene que ver con la apertura de quien esté en la dirección de la institución, las doulas hacemos un trabajo que no es el mismo trabajo que el de los médicos. Habría que complementarnos en todos los hospitales” agregó la doula. 

También el Instituto de Diagnóstico de La Plata creó el Programa de Nacimiento No Intervenido (PRONaNi). Éste aborda el embarazo, parto y puerperio reciente. En el staff se incluye a les obstetras, parteras, profesora de gimnasia, puericultor y doulas. El objetivo del mismo es poder asistir en los partos sin tener que realizar ninguna intervención innecesaria.

Sin embargo, en Tres Arroyos, León no entra a las instituciones “porque no te consideran como profesional doula; entonces directamente yo acompaño hasta el trabajo de parto y ya después no entro”.

Incumplimiento de las leyes en la ciudad

La abogada y doula Micaela Gómez Salvi también conversó con este medio y contó que en la ciudad “no se cumplen las leyes”, en lo referido a parto respetado. De todas formas, sí han logrado mediante la presentación de notas “que en el hospital puedan estar acompañadas en la cesárea o en el parto, o incluso en las ecografías, lo que este año todavía no logré es que puedan estar acompañadas después de parir”.

Cabe mencionar, según lo dicho por la abogada doula, que ninguno “de los decretos de covid, canceló esto de estar acompañada. Incluso estando la persona gestante con covid tenía que estar acompañada. Acá no te dejan estar acompañada con covid o sin”.

Proyecto de ordenanza

Les concejales del Frente de Todos presentaron un proyecto de ordenanza en la ciudad. Este tiene que ver con “la bajada a Tres Arroyos de la ley nacional y provincial de parto respetado. A su vez, Pablo Desperés, quien también fue convocado como jefe del servicio de obstetricia del hospital; propuso armar un registro de doulas, para saber quiénes son y para tener un contacto”, mencionó la abogada.

Por otro lado, “lo que se exige es una capacitación constante en lo que es parto fisiológico, nosotras sabemos parir, nuestro cuerpo sabe parir. Los problemas vienen más que nada cuando hacen intervenciones innecesarias, no todo es violencia, pero hay intervenciones que generalmente son innecesarias”.

“En las comisiones lo aprobaron en minoría, y ahora estaban tratando de sumar más apoyos porque no apoya ni el vecinalismo ni el PRO. Nadie entiende por qué el PRO no apoya. El vecinalismo porque considera que se cumple con todo, porque así lo dice el hospital”, informó Gómez Salvi. “Tiene que esperar a dos sesiones del concejo y recién ahí se va a tratar. Yo no creo que se atrevan a no votarlo, pero todo puede pasar”, declaró.

“Lo que queríamos hacer ahora es una encuesta, como para saber cuántas mujeres no fueron respetadas, que son la mayoría. Están sensibles ante este tema los médicos tresarroyenses”, enunció León. 

Otros tipos de violencias

Muchas mujeres a veces “no hablan durante todos los nueve meses y la última semana presentan el plan de parto y el médico les dice que no. Hay que ir hablando desde el día uno con el médico. Lo que pasa que generalmente los obstetras te dicen: Ay no, pero es muy temprano para hablar de parto; lo hablamos después, y así te van corriendo”.

Otra cosa que hacen “es cobrar aparte, encima de la obra social, y te lo avisan la semana 34, y vos querés cambiar de obstetra y nadie te toma; porque tenés un embarazo avanzado. Obviamente no hacen factura, algunos te dicen mirá yo te espero hasta la semana 39 sino cesárea; y otros te dicen todo que sí y después hacen lo que quieren”. 

Doula
Mujer embarazada apoyada sobre la esfera junto a la doula que la acompaña. Crédito: sinmordaza.com.

Una mirada patriarcal y conservadora

“Enseguida te empiezan a tratar o de hippie porque querés parir en tu casa. Te llenan de miedos o de que sos irresponsable. Desde los médicos o mismo el entorno, cuando una quiere hacer las cosas de otra forma, fisiológica”, recalcó Gómez Salvi. 

Por último, la abogada doula reflexionó: “esto es cultural, social, político, porque enseguida te llenan de miedo. Los médicos tienen mucho poder, y no les gusta cuando las mujeres, sobre todo, se informan, y se sienten atacados. En vez de llamarnos y decirnos, ‘che, a ver qué es lo que están planteando’”. Aún falta que parte de la sociedad y varies profesionales puedan deconstruír esta mirada para que finalmente exista una total sinergia entre el cuerpo médico y las doulas. 

Primera parte de la nota en: https://www.notaalpie.com.ar/2021/07/19/las-doulas-companeras-imprescindibles-en-las-etapas-del-embarazo-primera-parte/.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad