May 24, 2021 | Internacional

Colombia resiste a Duque

Los movimientos sociales buscan fortalecerse para seguir luchando por un proceso de transformación estructural del país que traiga consigo Verdad, Justicia y reparación para los familiares de las víctimas.
El pueblo colombiano denuncia graves violaciones a los Derechos Humanos. Foto: Sebastián Linero.

A 28 días del Paro Nacional en Colombia, el gobierno de Iván Duque no cesa con la militarización y la violación a los Derechos Humanos. En ese marco, los movimientos sociales siguen luchando por un proceso de transformación estructural del país. Desde las calles, exigen Verdad, Justicia y reparación para los familiares de las víctimas.

Nota al Pie dialogó con Sebastián Linero, vocero de Ciudad en Movimiento (CEM). Al igual que muchos colectivos, esta agrupación denuncia enérgicamente la militarización en las ciudades; la guerra económica, asesinatos, violaciones sexuales, detenciones y persecuciones a las que el Estado somete al pueblo colombiano.

Desde Bucaramanga, capital de Santander, en una asamblea en vivo, Linero contó que el principal objetivo de CEM es “la construcción de una vida digna para todos”. Este colectivo de comunicación popular, cultura y formación trabaja en defensa de la vida y los Derechos Humanos. 

Linero sostuvo que “lo particular de este Paro Nacional es que ya no son sólo organizaciones políticas, es participe todo el pueblo colombiano”.

Terrorismo de Estado

Entre las principales denuncias de la CEM, y de otras organizaciones sociales del país, surge la necesidad de plantear que el Gobierno Nacional ha tenido “una estrategia de militarización, asesinatos, torturas y represión en términos generales frente al paro”, afirmó el vocero. 

Además, relató acciones previas al paro donde se presentaron numerosos casos judiciales de “falsos positivos”. En Colombia, se trata de un mecanismo por el cual las fuerzas armadas asesinan impunemente a víctimas inocentes; haciéndolas aparecer como muertos abatidos en enfrentamientos terroristas.“Esta es una estrategia montada por la Policía Nacional, que nosotros conocemos muy bien, para enlodar la convocatoria al Paro Nacional”, denunció Linero.

En los últimos cinco días también han aparecido cadáveres y cuerpos mutilados flotando en el Río Cauca. Sobre ellos se está investigando si pertenecen a algunas de las personas desaparecidas.

Al momento, la CEM aseguró que hay más de 50 personas muertas participantes del paro; y que más de la mitad de ellas han sido asesinadas en la ciudad de Cali, en el departamento del Valle del Cauca. 

Galería de imágenes en conmemoración a las víctimas asesinadas por el Estado colombiano. Crédito: Sebastián Linero


Reclamos y reivindicaciones de CEM 

Movidos por estas violaciones a los DDHH las principales reivindicaciones que la organización social quiere hacer oír son: 

El cese de la masacre del pueblo colombiano. La renuncia del ministro de defensa Diego Molano como responsable político de lo que está ocurriendo en este momento. Y el inmediato inicio de un proceso de Verdad, Justicia y reparación para todas las personas que fueron víctimas de la violencia policial. No solo los asesinatos, sino que al día de hoy hay más de 347 personas desaparecidas.

Ante esta situación, Linero aseguró que “hasta tanto no se cumplan estos puntos, no vamos a negociar ni dialogar nada con el gobierno. Porque son las garantías mínimas para la vida”.

El joven aclaró que, una vez que esto suceda, presentarán un pliego que se encuentran elaborando. Esto permitirá avanzar en “la reforma estructural del país para la defensa y la construcción de una vida digna para todos”.

Linero manifestó que este pliego de absoluto rechazo al “paquetazo de medidas neoliberales”, del gobierno de Duque (reforma tributaria, salud, pensiones, entre otras), es la puerta de entrada a las numerosas reivindicaciones de los sectores que se movilizan en estas jornadas históricas.

Entre esos reclamos se encuentra también el enérgico rechazo de las comunidades indígenas contra el uso del glifosato para controlar el narcotráfico como estrategia de gobierno.

Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD): Delitos de violencia sexual

Por otra parte, el vocero de CEM aseguró que las plataformas de Derechos Humanos, que se encargan de reunir las denuncias, contabilizan más de 45 casos de víctimas de violencia sexual llevados a cabo por el Estado colombiano a través del ESMAD.

“Entendemos igual que esto no es la totalidad de casos. Hay muchos subregistros extraoficiales dado que es muy difícil denunciar a las fuerzas que te deberían defender, porque son las mismas que cometen el delito”, clamó Linero.

La historia de las instituciones policiales en Colombia es patriarcal, machistas y pone muchas barreras para la realización de este tipo de denuncias. Lo que vuelve todo mucho más difícil en un marco de Paro Nacional y frente a aberrantes violaciones a los Derechos Humanos.

Muchas veces los casos de violencia policial ocurren incluso cuando la gente se retira a sus casas. “Se han producido muchos casos de allanamientos ilegales, juegan con el miedo”, aseguró Linero.

El caso de Alison Méndez

“La policía sigue utilizando el cuerpo de las mujeres como botín de guerra”, condenó el vocero de CEM. Y mencionó el caso de Alison Méndez, que conmueve a todo el pueblo colombiano.

Se trata de una joven de 17 años oriunda de Popayán, una ciudad ubicada al suroeste de Bogotá, y capital del departamento del Cauca, quién se suicidó el pasado 13 de mayo luego de denunciar en sus redes sociales haber sido víctima de violación por parte de policías del ESMAD.

«Me manosearon hasta el alma… Me voy de este mundo asesino violador, dónde no hay paz”, escribió la joven desde sus redes sociales antes de quitarse la vida. 

El hecho ocurrió a la mañana siguiente de haber sido liberada de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Popayán, tras ser detenida en una movilización de la que la joven ni siquiera participaba.

El caso de Méndez despertó tanta ira, indignación y trascendencia pública que forzó al gobierno de Duque a abrir una investigación oficial sobre los hechos que terminaron en el suicidio de la joven. Por el caso se encuentran suspendidos los 4 policías de la ESMAD que detuvieron a Alison. 

Las organizaciones feministas que trabajan contra el patriarcado y denuncian estos hechos de violencia sexual por parte de la policía llevan adelante fuertes campañas de visibilización de estas aberrantes prácticas que mantienen un patrón histórico. 

Denuncian violencia del ESMAD: El cuerpo de las mujeres como botín de guerra. Foto:@sebassilvaa

Llamado a la Solidaridad Internacional 

Así las cosas, Linero puntualizó la agenda de movilización para los próximos días: “Entre el 26 y 28 de mayo vamos a llamar a masivas manifestaciones, pero esto no acaba con el paro, porque entendemos que hay todo un país que transformar”.

Para finalizar la CEM agradeció profundamente el apoyo a todo el pueblo colombiano en cada video, cada foto, cada manifestación que se hace en los diferentes países y embajadas. 

“Hacemos un llamado internacional para que se desarrollen acciones de solidaridad en apoyo, porque estamos frente a un Estado criminal”, invocó el hombre. Y pidió por la participación y la generación de acciones que ayuden a visibilizar el régimen criminal que existe en Colombia. 

Además denunció la política de genocidio contra el pueblo colombiano. “Sabemos que una vez que se termine el Paro Nacional el gobierno va a incrementar la persecución y va a buscar a los líderes y lideresas, y esto debemos evitarlo a toda costa”, concluyó Linero.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie