May 6, 2021 | Educación

La Universidad Nacional de Tucumán dicta un curso sobre movimientos sociales

La Universidad Nacional de Tucumán (UNT) imparte actualmente un curso especializado en movimientos sociales. El programa denominado Identidades colectivas y movimientos sociales: perspectivas teórico-políticas, es dictado por la Dra. Dolores Marcos y la Dra. Maria José Cisneros. Nota al Pie dialogó con las docentes para conocer los detalles del programa. Dolores Marcos relató que “la […]
Foto: unt.edu.ar.

La Universidad Nacional de Tucumán (UNT) imparte actualmente un curso especializado en movimientos sociales. El programa denominado Identidades colectivas y movimientos sociales: perspectivas teórico-políticas, es dictado por la Dra. Dolores Marcos y la Dra. Maria José Cisneros. Nota al Pie dialogó con las docentes para conocer los detalles del programa.

Dolores Marcos relató que “la idea surge a pedido de la directora del Doctorado en Humanidades, Dra. María Celia Bravo, ya que hay muchos doctorandos cuyos proyectos de tesis abordan estudios de movimientos sociales concretos, o temáticas vinculadas a las identidades políticas”. Por eso “nos pidió que hagamos una propuesta en torno a estos temas, para afianzar la formación de estos/as estudiantes”, relató. La docente explicó que el curso “tiene un abordaje desde la teoría y desde la filosofía política y el objetivo es brindar herramientas conceptuales para abordar estos fenómenos”.

Los contenidos

La doctora Dolores Marcos puntualizó que a lo largo de la cursada “se analizan las teorías clásicas surgidas en Europa y Estados Unidos a partir de la década de 1960”. Con relación a estas, explicó que “abordan temas referidos a la organización, los recursos, el carácter propio de estos movimientos y sus diferencias con organizaciones formales y con movilizaciones espontáneas”. Además, enfatizó que “también se trabajan autores ligados a la tradición latinoamericana”.

El programa incursiona en la temática de identidades políticas, sobre lo que Marcos detalló: “se analizan principalmente dos conceptos: el de ‘pueblo’, desde la mirada de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe; y el de ‘multitud’, desde la perspectiva de Antonio Negri y Michael Hardt”. 

La bibliografía utilizada tiene una estrecha vinculación con las iniciativas populares. Así lo describió la otra docente del curso, María José Cisneros, quien explicó que “se leen autores que no sólo tienen un interés teórico de los movimientos sociales sino también práctico puesto que en su mayoría produjeron teoría a la luz de sus militancias y/o posicionamientos políticos”.

Dra. María José Cisneros. Foto provista por la entrevistada.

Estudio de los movimientos sociales

Dolores Marcos detalló que “el curso no tiene por objetivo analizar movimientos sociales específicos, sino brindar las herramientas teóricas para analizar diferentes movimientos, sobre todo de la región”.

Sin embargo, advirtió que dentro de la cursada se vincula la teoría con movimientos sociales puntuales al aclarar que “hay estudiantes que están trabajando la labor del MOCASE de Santiago del Estero, el feminismo, o movimientos ligados a comunidades indígenas y ellos van haciendo sus aportes en los encuentros”. 

El papel de los movimientos sociales en la historia reciente

Cisneros comentó que “hicimos referencia de manera recurrente a la crisis del 2001, tanto al contexto previo como a lo que aconteció después”. Explicó que pusieron énfasis “en el papel fundamental que tuvieron distintas formas de organización colectiva; varias de las cuales dieron lugar luego a la formación de movimientos sociales, tal como es el caso de Barrios de Pie”.

“Esos actores se transformaron en sujetos políticos claves de los procesos de democratización”, expresó. En esta línea, la catedrática manifestó que más allá del posicionamiento político partidario de cada movimiento, “lo que resulta innegable es que desde las iniciativas de derechos humanos encabezadas por las Madres y las Abuelas; pasando por el movimiento de los trabajadores y trabajadoras de la economía popular; al movimiento trans-feminista; las más potentes transformaciones democráticas son posibles por las acciones que estos llevan a cabo”.

“La clave está en su potencia plebeya donde reside la fuerza que tiene la capacidad no sólo de resistir al neoliberalismo, sino además, de descolonizar el Estado y  radicalizar nuestra democracia”, sostuvo.

Alumnado con diversas trayectorias

Dolores Marcos detalló que “el curso cuenta con veintiséis estudiantes de posgrado con perfiles muy diversos”. Éstes “provienen de diferentes disciplinas tales como psicología, historia,  ciencia política, sociología, filosofía, arquitectura y comunicación”. Además, estacó que “en su gran mayoría son profesionales que, además de llevar adelante sus proyectos de tesis, están comprometidos en la militancia en diversas organizaciones”.En este sentido, aseguró que “los aportes que realizan son sumamente interesantes”. 

Llevar el curso a un público más amplio

El curso tiene status de postgrado, lo que implica que pueden inscribirse quienes cuentan con titulación de grado. Sin embargo, la Dra. Cisneros comentó que “también se dicta como curso de extensión, por eso lo están cursando algunxs estudiantes que aún no contaban con su titulación”.

Nota al Pie consultó a la docente si han previsto dictar el curso con modalidad de diplomatura, para que puedan inscribirse quienes no cuenten con formación académica. “No lo hemos pensado aún pero me parece sumamente interesante y desafiante”, comentó.

La catedrática subrayó que “es desafiante no en cuanto a poder hacer los contenidos accesibles a quienes no tienen formación académica; sino en cuanto a lo que Boaventura de Sousa Santos llama extensión en sentido contrario”. La profesora explicó que ésta “pone en jaque la perspectiva más tradicional que tenemos en la universidad, de acuerdo con la cual debemos abrir nuestras puertas e ir hacia la sociedad con el objeto de poder ofrecerle todo el conocimiento que en nuestros claustros se produce”.

En este sentido, manifestó que “promueve el diálogo entre el saber universitario y los saberes populares que circulan en la sociedad”. Cisneros subrayó que éstos son “de carácter comunitario, son producidos por ejemplo por movimientos sociales” y que por ende pueden enriquecer al conocimiento en el ámbito universitario.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie