sábado 18 de mayo de 2024

Hugo Gatti, un arquero que rompió el molde

El ex golero argentino tuvo un no tan memorable paso por River, donde debutó hace 60 años y comenzó con su característica forma de atajar mediante salidas del área y el constante uso de los pies.
Gatti
El excéntrico arquero llegó a su mejor nivel con Boca al punto que fue fundamental en los torneos locales de 1976 y en la Copa Libertadores de 1977, la primera para la institución. Créditos: El Gráfico.

Año tras año, el fútbol argentino se ha caracterizado por sacar apellidos que han descollado en el territorio nacional y captado el interés de los clubes del exterior. A diferencia de la modernidad, hace varias décadas era más común ver como un futbolista jugaba en los equipos rivales sin ocasionar muchas repercusiones. En ese sentido, Hugo Gatti, ex arquero vinculado a Boca, debutó en River hace 60 años, durante una etapa previa a su llegada al Xeneize.

Un 15 de marzo de 1964, el “Loco” inició su ciclo en el Millonario en un amistoso internacional contra Peñarol de Uruguay, que tenía un trasfondo económico. El cotejo en cuestión fue organizado por el cuadro argentino para abonarle a su par charrúa el pase del defensor Roberto Matosas. De esta manera, el excéntrico portero, que cautivó a propios y extraños con su forma de atajar, tuvo la primera vez con River en un empate contra el Manya en el Estadio Monumental.

Más allá de las altas expectativas que generó su arribo a Núñez, nunca pudo asentarse como titular indiscutido ya que compitió contra Amadeo Carrizo. Su seguridad bajo los tres caños, la facilidad para jugar la pelota con los pies y su mentalidad para salir del área a cortar el juego rival, no bastaron para ganarse el puesto. El nacido en Carlos Tejedor jugó 4 temporadas y 93 partidos en River, donde no pudo alzarse con algún título.

Una carrera que se forjó en Argentina

el grafico

Tras destacarse en las divisiones inferiores de Atlanta, Gatti rompió el molde típico de guardameta ya que le gustaba utilizar los pies y salir del área. En 1962 llegó el debut con el Bohemio ante Gimnasia de La Plata, rival que también sería parte de la no muy extensa carrera del golero. Con el conjunto de Villa Crespo disputó un total de 38 encuentros hasta que fue fichado por River.

Una vez concluida su estadía en Núñez, el Loco decidió irse al Lobo platense para volver a encaminar su presente. En la institución tripera estuvo entre 1969 y 1974, tiempo que le permitió alcanzar los 244 cotejos con esa camiseta. Para 1975, una petición personal del técnico Juan Carlos Lorenzo habilitó la llegada de Gatti a Unión de Santa Fe. En el cuadro del interior cumplió con todo lo esperado, hecho que marcó el inicio del éxito en su carrera.

Boca, su casa en el fútbol

En 1976, el DT “Toto” Lorenzo arregló su desembarco en Boca y como primer refuerzo solicitó que sea el propio guardameta que tuvo en Unión. Luego de largas y arduas negociaciones entre los presidentes de ambas instituciones, Gatti llegó al cuadro de La Ribera. Con 13 temporadas en la institución boquense, Gatti fue fundamental en los primeros años para conseguir importantes títulos, aunque el paso del tiempo le arrebató de a poco su titularidad.

En su primera experiencia con la camisera xeneize, el arquero fue una pieza clave en la obtención de los dos títulos anuales, el Metropolitano y el Nacional de 1976. Incluso, el segundo campeonato tuvo el condimento que Boca se impuso en una histórica final contra River en el estadio de Racing. En tanto, también tuvo una participación destacable en la primera Copa Libertadores de la institución, en 1977 frente a Cruzeiro de Brasil

En aquella edición del campeonato sudamericano, Boca ganó 1-0 como local en el partido de ida y la revancha fue para el cuadro brasileño con el mismo resultado en su cancha. Lo curioso de esa época era que se jugaba un tercer encuentro como desempate, el cual en esa ocasión finalizó 0-0. Con la tanda de penales como última instancia, Gatti fue fundamental al atajar el último remate de Vanderley para sentenciar la serie 5-4 y gritar campeón.


En esa misma sintonía, en 1977 volvió a conseguir éxitos a nivel internacional con la Copa Intercontinental al vencer 3-0 al Borussia Mönchengladbach de Alemania. Además, ese año logró, junto al equipo, retener la Copa Libertadores con un global de 4-0 sobre Deportivo Cali de Colombia. Con el correr de los años logró demostrar toda su calidad y talento en el arco de Boca, aunque a inicios de 1981 perdió la titularidad con Carlos Rodríguez.

Durante aquel campeonato, Boca era el gran candidato con Diego Maradona y Miguel Brindisi como grandes figuras, pero a mitad del torneo perdió terreno. En el partido frente a Estudiantes de La Plata, el DT Silvio Marzolini le devolvió la titularidad al Loco y no lo defraudó. De hecho, en aquel encuentro asistió a Hugo Perotti para marcar el gol del triunfo. Tras esa actuación, no salió más del arco y Boca se alzó con el Metropolitano de 1981.

Los peores años de Hugo Gatti

La década de los 80 fue difícil para el club y para Gatti, quien no pudo ampliar su palmarés en los últimos años y recibió su retiro de manera anticipada. En septiembre de 1988 Boca inició un nuevo torneo como local ante Deportivo Armenio, un encuentro que simbolizó el último de manera oficial del Loco. A mitad del primer tiempo decidió salir a cortar un pase rival pero calculó mal y eso derivó en el único gol del cotejo.


Ese accionar en cancha hizo que el DT José Omar Pastoriza le arrebate la titularidad frente al recién llegado Carlos Fernando Montoya. Aquel duelo contra el Tricolor fue la despedida del golero con la institución, una situación que generó polémica. A pesar de que había parcialidad que no estaba de acuerdo con la decisión, la misma fue aprobada por la dirigencia y la barra brava

De hecho, la parte pesada de los hinchas no lo perdonaron por una participación en una publicidad política a favor del entonces presidente radical Raúl Alfonsín. Tras su abrupta salida del Xeneize en 1989, Gatti se negó a colgar los botines y esperó poder conseguir algún club para seguir su carrera. Se habló de una posible llegada a Colombia pero al final no apareció ninguna oportunidad deportiva.

A pesar de haber pasado una década, y participado en diversos partidos amistosos, Gatti tuvo su partido homenaje al ser parte de los festejos por el Torneo Apertura 1998 en la Bombonera. En total disputó 548 cotejos con Boca, lo que lo convirtió en el arquero con más presencias en la historia del club y uno de los mejores.

Una vez que estaba definido su retiro, siguió ligado al fútbol pero mediante los medios de comunicación, como columnista en el Diario AS o panelista de distintos programas españoles. De todos modos, en ambos medios tuvo diversas controversias con opiniones racistas o posiciones contra las mujeres dentro del fútbol. Incluso, llegó al punto de casi agarrarse a las piñas en un programa en dos ocasiones, con la última en 2017.

El chiringuito
Gatti durante uno de los programas españoles en los que dio sus opiniones, cuando ya estaba retirado de las canchas de forma definitiva. Créditos: El Chiringuito.

La selección argentina, su gran deuda

Como sucede con todos los futbolistas que saltan a la Primera División y sueñan con la selección argentina, Hugo Gatti tenía el mismo anhelo de vestir la albiceleste. A pesar de llegar a cumplir su sueño, tuvo más altibajos que buenas experiencias con el seleccionado. Tuvo su debut durante la Copa América 1975, donde atajó los cuatro partidos de la zona de grupos; aunque Argentina quedó eliminada en esa instancia.

Asimismo, fue el tercer arquero del plantel que jugó el Mundial 1966 pero no sumó ningún minuto. En tanto, estuvo en el proceso previo a la Copa del Mundo de Argentina 1978 con varios amistosos sobre sus hombros pero renunció a la posibilidad. Esta decisión benefició a Ubaldo Filliol, quien peleaba por la titularidad y ostentaba un momento magnífico con River. Además, hubo mucha presión desde la prensa argentina sobre César Luis Menotti para la convocatoria del “Pato”.

A pesar de su mal cierre con la Albiceleste, Gatti fue internacional en 18 oportunidades, aunque en 4 de ellas ni siquiera saltó al campo. El Loco no pudo trasladar su buen momento con Boca en la Selección, lo que le truncó la chance de dejar su marca con la celeste y blanca.

Cabe mencionar que, Gatti mantiene dos récords en el fútbol argentino, el primero como el jugador con más partidos disputados en Primera División con 765. En tanto, también es el arquero con más penales atajados con 26, cifra que comparte con Filliol. Incluso, será recordado por llevar a cabo muchas locuras dentro de un campo de juego, como salir de delantero en un amistoso correspondiente a una desorganizada gira de Boca en Estados Unidos en 1984.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Arrierians llega a la Argentina con su rock de las montañas 

La banda colombiana dará dos shows en CABA, donde prometen conquistar al público con su repertorio que fusiona la tradición con lo moderno. Para conocer más detalles de su presentación, Nota al Pie dialogó con el cantante José Villegas.

La violencia obstétrica y su impacto psicológico 

En el marco de la Semana del Parto Respetado, celebrada del 16 al 22 de mayo, Nota al Pie dialogó con Lorena Laserre, especialista en salud mental, quien explicó cómo afecta a las mujeres el incumplimiento de sus derechos durante el embarazo.

La realidad de la comunidad trans en Jujuy

Las Históricas Argentinas están presentes en la organización del 37° Encuentro Plurinacional de Mujeres y Diversidades. Nota al Pie dialogó con Dana Liz Aramayo, representante provincial de la agrupación, para conocer sus principales reivindicaciones.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto