Ene 1, 2024 | Sociedad

El Centro Islámico de la República Argentina realizó una firme crítica a Javier Milei

Desde la entidad objetaron que el presidente argentino usara la frase “terrorismo islámico”, por considerarla agraviante. Nota al Pie diálogo con Martín Saade, prosecretario de la institución, quien brindó detalles del reclamo y explicó las formas correctas de referirse a los ataques.
El Centro Islámico de la República Argentina realizó una firme crítica a Javier Milei 1
El presidente Milei uso la expresión “terrorismo islámico” y fue cuestionado por el Centro Islámico de la República Argentina. Créditos: Ámbito.

El Centro Islámico de la República Argentina (CIRA) objetó las declaraciones del presidente Javier Milei realizadas recientemente en la apertura de los Juegos Macabeos Panamericanos. En esa instancia, el mandatario ratificó su “compromiso inalterable con el Estado de Israel y con el pueblo en la lucha contra el terrorismo islámico”. Su discurso, se refería a los sucesos acontecidos el 7 de octubre pasado, en los cuales militantes del grupo paramilitar Hamás, entre otros, asesinaron en Israel a más de 1200 personas y secuestraron a unas 245, incluídes unes 30 niñes. 

Impacto de las palabras

Los dichos del presidente no fueron del agrado de buena parte de la comunidad musulmana, representada por el CIRA en Argentina. En un comunicado emitido por la institución, se refirieron a las declaraciones de Milei: “Es lamentable que olvide su investidura. Debe hablar por el conjunto de la Nación Argentina, la cual incluye a cientos de miles de musulmanes habitantes de nuestra Patria”, afirmó Martín Saade, prosecretario del CIRA.

Solicitud de audiencia

El staff del CIRA solicitó una audiencia con Milei para pedir una mejora en el vínculo con los habitantes de Argentina que adhieren al Islam. El objetivo de la reunión aspira a instar al titular del Poder Ejecutivo para que cese con sus discursos de odio. Desde la entidad difundieron su anhelo para que desde la Casa Rosada se fomente un ámbito de diálogo para poder seguir conviviendo en paz y respeto.

El terrorismo y los dichos de Milei 

El Centro Islámico de la República Argentina realizó una firme crítica a Javier Milei 2
En Argentina residen miles de musulmanes. Algunes se sintieron agravados por las palabras de Javier Milei.
Créditos: El Mundo.

Al menos una de las agrupaciones que participaron de los ataques a la comunidad residente en Israel el pasado 7 de octubre, es considerada como una organización terrorista. Se trata de la Yihad Islámica Palestina que es catalogada de ese modo por varios Estados y organizaciones internacionales. Entre ellos Estados Unidos, la Unión Europea,​ Reino Unido, Japón, Canadá,​ Australia​ e Israel. La misión de la Yihad Islámica Palestina es la eliminación mediante el uso de la violencia del Estado de Israel y su reemplazo por un Estado islámico en los territorios palestinos.

Para profundizar en la postura del CIRA, Nota al Pie entrevistó a Martín Saade, prosecretario de la entidad quien brindó su mirada sobre el tema.

El Centro Islámico manifestó su rechazo a las declaraciones del presidente Milei. Puntualmente, ¿qué es lo que se objeta?

El Centro Islámico manifestó su rechazo a las declaraciones del presidente Milei, por considerarlas ofensivas, discriminatorias y cargadas de odio hacia la comunidad islámica de Argentina.

En el mensaje del Papa Francisco con ocasión del encuentro de movimientos populares en Modesto, California, el 16 de febrero de 2017, el pontífice remarcó: “No existe el terrorismo cristiano, no existe el terrorismo judío y no existe el terrorismo islámico. No existe. Ningún pueblo es criminal y ninguna religión es terrorista”. A su vez, el 25 de mayo de 2018, en Ciudad del Vaticano, el Papa Francisco dijo que “equiparar al Islam con el terrorismo no tiene fundamento”. En ese sentido, el uso de la frase “terrorismo islámico” es una generalización que vincula a toda la comunidad islámica con el terrorismo, pero la gran mayoría de los musulmanes rechaza el terrorismo y la violencia.

Al referirte a actos violentos cometidos por individuos o grupos en nombre del Islam, es preferible utilizar términos más precisos, como “terrorismo extremista” o “terrorismo en sus distintas formas”. Esto ayuda a distinguir entre los actos de unos pocos y las creencias de la comunidad en general, evitando estigmatizaciones injustas.

¿De qué modo alternativo se podría haber expresado el presidente respecto del conflicto en Israel-Palestina?

En lugar de utilizar un lenguaje que pueda generar malentendidos, el presidente podría haber optado por un enfoque más neutral y diplomático. Era mejor si decía que “Argentina se compromete a luchar contra el terrorismo en todas sus formas, y aboga por un diálogo pacífico y una solución justa en el conflicto entre Israel y Palestina, instando a las partes involucradas a comprometerse en negociaciones que respeten las aspiraciones legítimas de ambos pueblos”. 

Este tono equilibrado promueve la idea de la resolución pacífica del conflicto, evitando expresiones que puedan ser percibidas como parciales.

Una de las organizaciones que se cree tiene rehenes en su poder, luego de los secuestros en el sur de Israel, es la Jihad Islámica, entidad que para muchos analistas es un ente terrorista. En ese sentido, ¿es apropiado o inapropiado que el presidente se haya referido usando la expresión “terrorismo Islámico”?

El uso de la expresión “terrorismo islámico” puede ser considerado inapropiado y generalizador. Es importante señalar que el término “islámico” se refiere a la religión del Islam en su conjunto y no debería utilizarse para etiquetar a toda la comunidad musulmana como terrorista. El terrorismo es un fenómeno complejo que no puede asociarse de manera indiscriminada con una religión específica.

Cuando se habla de fanáticos y/o terroristas generalizando, se cae en varios errores, primero la generalización siempre es injusta. Segundo, se estigmatiza sin establecer los alcances de la definición. 

La definición de terrorismo es un tema a menudo controversial, ya que su interpretación puede variar según la perspectiva y los intereses involucrados. El terrorismo generalmente se refiere al uso sistemático de la violencia o la amenaza de violencia para intimidar a la población, con el objetivo de alcanzar objetivos políticos, religiosos o ideológicos. Sin embargo, la aplicación de esta definición puede ser subjetiva y depender de la posición de quien la emite. Por ejemplo, recordemos que desde Jesús a Mandela fueron declarados terroristas, es decir, si te defiendes sin respetar los parámetros de agresión que tu agresor espera de vos, seguro serás terrorista. 

En el ámbito internacional, las acciones de algunos Estados pueden ser condenadas como actos de terrorismo por otros países o entidades. Esto destaca la falta de consenso sobre qué constituye exactamente el terrorismo y cómo se aplica la etiqueta.

En el caso de agrupaciones políticas y armadas de resistencia, la línea entre la resistencia legítima y el terrorismo a menudo se vuelve difusa. Mientras algunos las consideran luchadoras por la libertad y la autodeterminación, otros las califican automáticamente como terroristas. La perspectiva y el contexto histórico pueden ser fundamentales para entender las motivaciones detrás de estas acciones.

Nadie se autodenomina “terrorista”, y es un término que debe aplicarse objetivamente. Israel ha sido señalado como terrorista por la comunidad internacional en múltiples ocasiones. Esto se debe a sus asesinatos selectivos y violaciones de los derechos humanos, hasta experimentos en humanos y detenciones administrativas. Las crueldades de sus crímenes no pasaron desapercibidas para la humanidad.

El Centro Islámico de la República Argentina realizó una firme crítica a Javier Milei 3
Martín Saade, miembro del CIRA, cuestionó que los medios de comunicación utilicen la expresión “terrorismo islámico”. Créditos: AUNO.

El gobierno de ultraderecha de Israel del Partido Likud, surge de la unión de dos grupos terroristas que causaron mucho daño en Europa y Medio Oriente. Hablamos del grupo Haganah y el Irgun, ambos en sus cartas fundacionales tenían como objetivo fundar el estado de Israel eliminando al pueblo palestino. Estos hacían explotar hoteles, asesinaban a políticos judíos que buscaban la paz con Palestina, como así también llevaban a cabo acciones terroristas contra la población palestina. En la actualidad, claramente pese a las tensiones internas, no podemos negar que la ultraderecha israelí a alguien representa. Y si bien se presentan como una democracia moderna y son gobierno de un Estado pujante y avanzado, realizan acciones terroristas con parte de su propia población, y peor aún con la palestina. 

Por otro lado, tenemos a Hamas, que en el común denominador de los medios, es definido como el “Grupo Islamista Hamas”. Sin embargo, esta es una agrupación política y administrativa de una región de Palestina surgida en el año 1988. Es una agrupación que no solo gano las elecciones en Gaza, sino que ha logrado escaños en el parlamento palestino. Cuando vemos los bombardeos que Israel lleva a cabo sobre escuelas y hospitales construidos por Hamas, vemos que no son tan precarios como se intenta presentar al público en general. Es decir, vemos que esta organización lleva a cabo obras de infraestructura moderna y de alto nivel. Pero al igual que su contraparte en el conflicto, también Hamas recibe la etiqueta de «terrorista» debido a sus acciones. La retórica beligerante y el uso de tácticas cuestionables por parte de Hamas obviamente no pueden ser ignorados.

Ahora bien, si concluimos en que ambos realizan acciones terroristas, justificamos la matanza y violencia de uno a otro; si concluimos que no representan a nadie, justificamos la matanza y violencia de uno a otro; y si concluimos que a alguien representan, justificamos aún más la violencia y masacre de uno a otro.

En última instancia, la definición de terrorismo es un tema complejo que requiere un análisis profundo de las circunstancias específicas de cada caso. Es esencial considerar el contexto, las motivaciones y las consecuencias de las acciones antes de aplicar etiquetas que puedan tener implicaciones significativas en el ámbito político y legal.

En resumen, el conflicto palestino-israelí es una tragedia que se desarrolla en medio de acusaciones mutuas, vidas perdidas y un sufrimiento constante. La comunidad internacional debe asumir un papel más activo para lograr una solución justa y duradera que garantice la paz y la seguridad para ambos lados. Los dos territorios llevan a cabo para sí y para otros acciones terroristas, y ambos se encuentran legitimados en sus propios territorios y por parte de su población.

Compartir:

Seguir Leyendo

Milei contra la integración de barrios populares: el Gobierno desfinanció el FISU

Milei contra la integración de barrios populares: el Gobierno desfinanció el FISU

El Poder Ejecutivo modificó el destino de lo recaudado por el Impuesto PAÍS, una medida que afecta al Fondo de Integración Socio Urbana. El programa, que ahora recibirá sólo un 0,3%, busca garantizar el acceso seguro a servicios básicos, vivienda, y mejorar el espacio público y desarrollo comunitario. Nota al Pie dialogó al respecto con la dirigente nacional de Libres del Sur, Silvia Saravia.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto