Dic 31, 2023 | Internacional

Maduro ordenó acción defensiva ante presencia de buque británico en Esequibo

El mandatario plantea que el despliegue militar del HMS Trent de la Royal Navy viola el acuerdo diplomático entre Venezuela y Guyana suscrito hace dos semanas. Nota al Pie analiza el estado de situación de acuerdo a los intereses geopolíticos en juego.
REUTERS editado
Maduro moviliza a las FFAA bolivarianas sobre las costas de la Venezuela oriental. Créditos: Reuters.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó una acción militar conjunta debido al arribo del buque británico HMS Trent sobre las aguas de Guyana. A dos semanas del acuerdo Argyle celebrado en San Vicente y las Granadinas que ratificó el compromiso de no utilizar la fuerza ante cualquier circunstancia, Maduro lo calificó de “provocación hostil”. Nota al Pie analiza el estado de situación de acuerdo a los intereses geopolíticos en juego y el rol del Reino Unido de Gran Bretaña (RUGB) en América Latina y el Caribe.

Acción defensiva

“He ordenado la activación de una acción conjunta de toda la Fuerza Armada Nacional Militar Bolivariana sobre el Caribe oriental de Venezuela, sobre la fachada atlántica”, expresó Maduro. El despliegue tendrá un carácter defensivo como respuesta a la presencia del buque HMS Trent a las costas de Guyana. El jefe de Estado venezolano reforzó que están “respondiendo en una medida proporcional a la amenaza que están haciendo”. La operación venezolana denominada Acción Conjunta Militar General Domingo Sifontes, “héroe de la Guyana Esequiba”, representa el nivel de acuerdo que el oficialismo del PSUV ha generado junto a la oposición política del país.

El domingo, Londres había anunciado la intención de desplegar el patrullero en la zona a finales de este mes, ignorando la disputa territorial sobre la región de Esequibo. “El HMS Trent visitará Guyana, aliado regional y socio de la Mancomunidad de Naciones a finales de este mes como parte de una serie de misiones en la región”, señalaron desde el Ministerio de Defensa británico. El buque tiene una tripulación de 65 personas y está armado con un cañón de 30 milímetros, un contingente de Marines Reales y puede desplegar helicópteros Merlin y aviones no tripulados. Salió de su puerto base de Gibraltar a principios de diciembre y actualmente se encuentra en Bridgetown, Barbados.

zona militar editado
El HMS Trent tiene múltiples capacidades aunque esté diseñado para patrullas fronterizas y diplomacia de Defensa. Créditos: Zona Militar.

Tensión militar

El envío del buque británico supone un desafío para la Venezuela de Maduro. A costa de una notable superioridad militar, el Reino Unido de Gran Bretaña pone en juego su músculo de Defensa para tensionar la estrategia diplomática que venezolanos y guyaneses han ensayado. El jueves 14 de diciembre el presidente bolivariano se reunió en San Vicente y las Granadinas con su par, Irfaan Ali, escoltados por funcionarios latinoamericanos y representantes de organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas (ONU). 

En esa instancia histórica se consagró la Declaración Conjunta de Argyle cuyo espíritu estuvo signado por la resolución de conflictos con medios pacíficos. El acuerdo por la no utilización de la fuerza directa ni indirecta para resolver la controversia territorial puso de manifiesto la inclinación a una estrategia diplomática que se impusiera sobre la disputa militar. En efecto, el envío del HMS Trent introduce un elemento de presión para la dirigencia de Guyana que optó por la paz y también para la venezolana que ratificó su reclamo territorial.

Maduro insistió con que Caracas ha respetado los acuerdos pero que no tolerará ninguna amenaza. “Es la ruptura del espíritu de diálogo, diplomacia y paz de los acuerdos de Argyle”, agregó el presidente. El comunicado oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores bolivariano resalta que Venezuela se reserva todas las acciones en el marco de su Constitución y del derecho internacional “para defender la integridad marítima y territorial de la patria”. 

El Unipolarismo atlantista avanza

El movimiento del RUGB se encuadra en una estrategia a nivel internacional para disputar el control de la región del Esequibo. Enclave estratégico por sus riquezas hidrocarburíferas, se ha convertido en un punto nodal de la nueva geopolítica del petróleo. Hoy es un territorio ocupado donde inciden capitales multinacionales con sede en Estados Unidos, como es el caso de la petrolera ExxonMobil. Plataforma económica del complejo industrial-militar de Texas y el Pentágono, la corporación estadounidense es el resultado de más de 150 años de fusiones monopólicas y tiene predominio sobre el negocio del petróleo por encima de empresas de China.

ExxonMobil desafía la estrategia diplomática porque supone perder ese tipo de control privilegiado sobre una zona de exploración y explotación, y es en función de ello que opera políticamente para tensar cualquier acuerdo. En efecto, representa el interés profundo de un esquema unipolar que supo bloquear las posibilidades de desarrollo económico de Venezuela y su proyección en el terreno petrolero. La pérdida de Esequibo significa la pérdida del monopolio hidrocarburífero y del control político de la región, y Londres está dispuesta a defender sus intereses.

forbes argentina editado
ExxonMobil es una corporación multinacional de origen estadounidense con presencia en enclaves como el Esequibo pero también Vaca Muerta en Argentina. Créditos: Forbes Argentina.

Alianza noratlántica

El control de regiones estratégicas sobre la superficie marítima del Océano Atlántico es un objetivo sustancial para Estados Unidos y el RUGB. Las abundantes riquezas hidrocarburíferas y pesqueras en un mundo donde se profundiza la crisis energética abroquela las posiciones de todos los actores que gozan de influencia territorial. En ese sentido, Esequibo y las Islas Malvinas son dos enclaves estratégicos a los cuales el Unipolarismo no renunciará. Y si para ellos es necesario movilizar recursos militares con tal de mantener el control político, la coordinación geopolítica quedará a la vista.

El involucramiento del Comando Sur del Pentágono en la disputa territorial del Esequibo pone de relieve los intereses profundos de un esquema en retroceso a nivel internacional que pretende conservar su influencia al sur del Río Bravo. La red de ex colonias británicas sobre la región de Centro y Sudamérica y el Caribe expone los marcos de alianzas de la Commonwealth, una estructura política tan antigua como incidente en los asuntos internacionales. En un ciclo geopolítico en el que el Multipolarismo Pluriversal se afianza a fuerza de acuerdos regionales, continentales e internacionales, cualquier atisbo de integridad latinoamericana y fortalecimiento de las capacidades de sus Estados-Nación es una amenaza para la unipolaridad.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto