Dic 19, 2023 | Deportes

A un año de la gloria eterna: La Selección Argentina aún festeja el Mundial

La Scaloneta celebró el primer aniversario de la obtención de la Copa del Mundo en Qatar, la tercera en la historia albiceleste y el logro más emblemático en los últimos 37 años. Nota al Pie repasa el impacto que tuvo la vuelta olímpica en aquella epopeya en suelo árabe.
Destacada
El plantel completo de Argentina, junto con el técnico, levantan a pura emoción y felicidad la tan anhelada Copa del Mundo, título que consiguieron hace un año en Qatar y tras casi cuatro décadas desde la última. Créditos: Urgente 24

El pasado lunes, se cumplió el primer año de la consagración de la Selección Argentina como Campeón del Mundo en Qatar. Con una final para el infarto tras vencer 4-2 por penales a Francia, la coronación significó distintas sensaciones para los 26 protagonistas de aquella épica jornada. Para algunos representó un importante salto futbolístico, para otros subsanar una dolorosa herida de bastante tiempo e incluso, para unos pocos, una despedida a lo grande.

Con una gran variedad generacional en el plantel, tanto los jugadores como el cuerpo técnico quedaron en la historia grande la “Albiceleste”. Los futbolistas pueden jactarse de sentirse a la par de Diego Maradona y los campeones de 1978 y 1986. Asimismo, el capitán Lionel Messi alcanzó el máximo estrellato dentro del fútbol mundial para poder disipar las ínfimas críticas que aún sufría.

Con el 2024 en el horizonte cercano, donde el próximo objetivo será defender el título en la Copa América, a lo largo y ancho del país domina la incertidumbre. En ese sentido, se sabe que Ángel Di María le dirá adiós a la “Scaloneta” pero aún es un misterio qué pasará con Lionel Scaloni. En tanto, el éxito en territorio qatarí fue la antesala de destacables definiciones y posteriores títulos para algunos, como una fuerte dosis de respaldo en sus clubes para otros.

Por su parte, el éxito mundialista generó resonantes contrataciones por algunos apellidos que descollaron en el Mundial. Incluso, hay casos que lo sucedido en diciembre de 2022 fue una caricia al alma, previa a un presente tumultuoso. Lo que es seguro, es que los encargados de regalarle una enorme alegría a la Argentina, nunca olvidarán lo conseguido frente a los galos.

No había lugar para los suplentes

Una vez culminada la travesía y felicidad de Qatar, y pasadas las Fiestas, los integrantes del plantel campeón regresaron a sus clubes porque el fútbol continuó. La gran mayoría fue recibida con orgullo y elogios, mientras que otros en medio de abucheos, como sucedió con los jugadores del Atlético de Madrid. Bajos lo tres palos, Argentina tuvo tres representantes pero solo uno sumó minutos: Emiliano Martínez.

El “Dibu” fue titular en todos los compromisos y nunca dejó la cancha; y sus grandes actuaciones le brindaron un enorme porvenir. Fue ganador del premio The Best como mejor arquero del mundo y el “Lev Yashin” como el mejor de la temporada. Además, agigantó su imagen entre los más chicos, quienes usan su camiseta. Incluso, fue homenajeado por un grupo de paleontólogos que le dieron su nombre a un escuerzo prehistórico en el sur de Mendoza.

En cuanto a lo deportivo, enalteció su presente con el Aston Villa, donde ya era el arquero titular. En tanto, Franco Armani y Gerónimo Rulli, los dos goleros restantes fueron ovacionados en sus regresos. El “Pulpo” tuvo vaivenes en River y ciertas críticas, pero también grandes actuaciones que le permitieron conquistar la Liga Profesional en el primer semestre. Asimismo, Rulli fue homenajeado en Ajax pero no pudo mantener la hegemonía en la Eredivisie y quedó segundo detrás del Feyenoord.

Foto 3
Diseño NAP

En la defensa ganaron casi todos

La cara de la zona defensiva será Gonzalo Montiel, quien anotó el penal ganador en la tanda contra los franceses. El ex River generó un déjà vu al definir la final de la Europa League de la misma manera, solo seis meses después. El lateral derecho, quien ahora está a préstamo en Nottingham Forest, pero sin rodaje, le dio el título al Sevilla. Junto a “Cachete”, también se consagró Marcos Acuña con el conjunto sevillano, quien siempre se mostró como un polifuncional.

Cristian Romero y Nicolás Otamendi vislumbraron ser una dupla férrea e impasable en muchas ocasiones, virtudes que mantuvieron en sus instituciones. El ex Vélez se quedó en Benfica, a pesar de varias ofertas como Arabia Saudita o River, y se consagró en la liga portuguesa. Asimismo, hace poco anotó el gol ante Brasil en el Maracaná para lograr la primera caída del local en las Eliminatorias Sudamericanas.

Por su parte, “Cuti” se afianzó en el Tottenham, pero a nivel grupal, no pudo evitar un declive futbolístico que impidió la clasificación a una competencia europea. Por otro lado, Lisandro Martínez enloqueció todo Old Trafford cuando salía a jugar con el Manchester United, pero una lesión lo tuvo inactivo hasta hace algunas semanas. En España, Nahuel Molina recibió chiflidos por parte de los hinchas del “Colchonero”, aunque luego mejoró su producción en los cotejos.

Caso contrario, Germán Pezzella y Juan Foyth fueron agasajados en sus respectivas instituciones, Real Betis y Villarreal. Por último, Nicolás Tagliafico, primer capitán de Scaloni, fue el único defensor que tras el Mundial fue transferido. Se fue del Ajax al Lyon de Francia, donde mantiene su alto rendimiento en el lateral izquierdo, zona que supo cuidar de manera magistral en la final mundialista.

Foto 4
 Lionel Messi, Julián Álvarez y Gonzalo Montiel fueron tres de los grandes ganadores después de la consagración mundialista, con el primer título del Inter de Miami, la Champions League y la Europa League. Créditos: Nota al Pie

Un mediocampo con muchas variaciones

En suelo ibérico se repitió ciertas cuestiones como los abucheos contra Rodrigo De Paul desde los simpatizantes del Atlético de Madrid. Además, Guido Rodríguez recibió los mismos tratos que su compañero Pezzella. Por su parte, Exequiel Palacios, el motorcito de los segundos tiempos en el Mundial, fue uno de los más beneficiados de cara a su futuro futbolístico. De ser suplente pasó a ser titular indiscutido para Xabi Alonso en el Bayer Leverkusen.

Otros grandes apellidos que obtuvieron un trampolín positivo en sus trayectorias fueron Enzo Fernández y Alexis Mac Allister, dos fuertes apuestas de Scaloni. El ex “Millonario” pasó del Benfica al Chelsea por una cifra récord de 121 millones de euros y al día de hoy no sale del once inicial. En tanto, el ex Boca dejó el Brighton para jugar en el Liverpool, donde partido tras partido deslumbra, con la 10 en la espalda, al técnico Jürgen Kloop.

Por otro lado, Paulo Dybala sufrió un revés al perder con la Roma la final de la Europa League en Hungría. La “Joya” fue un aporte fresco para el equipo argentino cuando hizo falta una buena zurda complementaria. Luego de la Copa del Mundo, el cordobés recibió a Leandro Paredes, quien dejó Juventus para unirse a la “Loba”. El ex Zenit de Rusia jugó poco en Turín tras la cita mundialista, pero resultó ser una gran moneda de cambio para el mediocampo albiceleste.

Para finalizar, Alejandro Gómez estuvo en el selecto grupo que se consagró en la segunda competencia europea, antes de irse al Monza de Italia. No obstante, una lesión le minimizó la consideración del DT argentino y un doping positivo previo al Mundial le provocó una sanción de dos años sin jugar. Dentro del fútbol, los galardones y éxitos no te aseguran siempre un optimista futuro deportivo.

La zona de ataque continuó de racha

En cuanto a la parte ofensiva del equipo, Messi fue quien más cambios sufrió en su carrera. Cuando se consagró en Qatar, aún era jugador del Paris Saint Germain, y al regresar no tuvo el mejor recibimiento de los franceses. Una vez finalizada la temporada, y a pesar de marcar el gol para adjudicarse la Ligue 1, no renovó con el cuadro parisino. Sin la presión popular ni la necesidad de ganar algo más, decidió salir de los focos y recayó en el Inter de Miami.

En el conjunto estadounidense, fundado por David Beckham en 2018, arrancó de la mejor manera con 10 goles en los primeros 7 partidos. Incluso, le brindó el primer título a la institución al ganar la Leagues Cup. Por otro lado, se alzó con el premio The Best como el mejor jugador del mundo y con su octavo Balón de Oro. Por último, recibió un homenaje de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) al rebautizar, desde marzo, con su nombre el predio que tiene en Ezeiza.

Por otro lado, Thiago Almada se subió al avión a último momento por una lesión y logró coronarse con un puñado de minutos al hombro. Con varios equipos europeos detrás de él, ahora se perfila para guiar la Selección Sub-23 de Javier Mascherano. En tanto, Di María era jugador de la “Vecchia Signora” cuando tocó el cielo con las manos en Qatar. Se fue de Italia tras varios cortocircuitos con el DT y pegó la vuelta a Benfica, donde despliega toda su magia, aunque a mediados de 2024 volvería a Rosario Central.

Por su parte, Lautaro Martínez fue un tractor de sacrificio y sudor, pero se fue de Qatar sin anotar goles. Asimismo, despachó todo su calibre en la Serie A con el Inter, club con el que ganó la Copa de Italia y fue subcampeón de la Champions League. Como contracara, Julián Álvarez se coronó en la “Orejona” y continúa con su explosividad y desequilibrio para acompañar a Erling Haaland en el Manchester City. En seis meses ganó el Mundial, la Champions, la Premier League y la F.A Cup.

Para cerrar la lista de los jugadores que fueron partícipes del campeonato mundial, Ángel Correa regresó al Atlético Madrid y tuvo el mismo trato que sus compatriotas. De todos modos, con el correr de los partidos, también mejoró sus actuaciones y se volvió indispensable para el equipo de Diego Simeone. Como sucedió con Almada, nadie le quita lo conseguido al ex San Lorenzo, quien se metió en la historia de la Albiceleste.

Foto 2
El defensor Nicolás Otamendi grita a todo el pulmón el gol que le dio el triunfo a la Scaloneta sobre Brasil en las Eliminatorias Sudamericanas, lo que representó su primera derrota en esa condición y por ese certamen. Créditos: altoquedeportes.com

Todos continuaron con sus carreras

Desde el primer momento en que se empezó a palpitar el Mundial, en Argentina se especuló sobre quienes completarían la nómina final. Con varios apellidos durante el ciclo de Scaloni, sólo 26 fueron los elegidos para representar a todo el país. No obstante, y sin contar la primera lista, en el último recorte de 35 candidatos, hubo 9 futbolistas que vieron su sueño truncado por lesiones o decisiones técnicas.

Cabe resaltar que, los últimos rezagados representaban un importante cambio generacional de jóvenes con grandes aptitudes pero que por algún motivo no llegaron a la lista final. En primer lugar, las lesiones le jugaron una mala pasada a tres jugadores: Giovani Lo Celso, Joaquín Correa y Nicolás González. El ex Rosario Central llegó con problemas físicos a la última convocatoria y siempre tuvo un pie afuera del Mundial, a pesar de ser una pieza fundamental para el DT.

Los otros dos casos fueron sobre el tiempo límite para entregar la nómina definitiva y debieron quedarse afuera. El ex Estudiantes competiría con Álvarez por la suplencia como delantero y González era el suplente ideal de Di María. En estas circunstancias entraron Almada y Ángel Correa como sustitutos en la lista. Los tres retomaron la actividad en sus clubes con interesantes actuaciones, aunque solo Correa corre de atrás en la consideración de Scaloni.

En tanto, Juan Musso, Nehuén Pérez, Marcos Senesi, Nicolás Domínguez, Giovanni Simeone y Lucas Ocampos fueron descartados por cuestiones tácticas. De los primeros cinco, solo Domínguez cambió de equipo al pasar del Bologna al Nottingham Forest; pero todos mantuvieron un buen nivel en sus clubes. Por su parte, Ocampos fue campeón de la Europa League con el Sevilla y se fue cedido al Ajax, pero regresó por falta de comodidad. En cuestión, todos los que quedaron fuera del Mundial están dentro de la consideración argentina para el futuro.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto