sábado 22 de junio de 2024

Argentina y Paraguay rechazaron el Acuerdo MERCOSUR-Unión Europea

La Cancillería nacional y el gobierno guaraní cerraron filas previo a la LXIII Cumbre del organismo, realizada esta semana en Brasil. Nota al Pie analiza la oposición a la propuesta.
Destacada
Cafiero y Peña ya habían acordado el rechazo al principio de acuerdo. Crédito: Instagram Cancillería.

El canciller de Argentina, Santiago Cafiero, acordó con el presidente de Paraguay, Santiago Peña, el rechazo al principio de Acuerdo entre el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y la Unión Europea (UE). En la LXIII Cumbre del organismo, realizada esta semana en Brasil, se solicitó un aplazo para definir la posición del bloque comercial. Nota al Pie analiza la oposición a una propuesta muy anunciada, pero que no parece ser representativa

Argentina y Paraguay

El canciller Cafiero y el presidente Peña coincidieron en que el acuerdo es poco beneficioso para ambas partes. El ministro argentino expresó que la propuesta no corrige los desequilibrios ya existentes en el sector industrial y las exportaciones agropecuarias. “No era un acuerdo balanceado donde los dos bloques ganaran, sino que generaba más asimetrías que las que existen”, planteó. En tanto, el mandatario guaraní manifestó escepticismo y anticipó que su gestión ya está mirando “para otro lado”.

Peña agregó que el MERCOSUR sí avanzaría con un tratado con Singapur. Además, señaló que durante las negociaciones comerciales, la UE llegó al extremo de no reconocer las autoridades de cumplimiento paraguayas, cuestionando la soberanía nacional. Según su punto de vista, el único acuerdo con proyección, aparte del antes mencionado, es el de Emiratos Árabes Unidos. Paraguay relevará a Brasil en la presidencia pro témpore y su presidente demuestra interés en impulsar propuestas con estados como el del Golfo arábigo o el sudeste asiático.

En oposición al posicionamiento de Cafiero y Peña, el Jefe de Estado brasilero, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó su compromiso de realizar “esfuerzos adicionales” para evitar la caída de la negociación. Sus declaraciones están relacionadas con las hechas por el mandatario de Francia, Emmanuel Macron, quien se opuso a las condiciones del acuerdo, al calificar de “anticuados” algunos términos específicos. “Tanto Brasil como Alemania respaldan la concreción del acuerdo entre la Unión Europea y el MERCOSUR”, aclaró el mandatario, y atribuyó la negativa francesa a “problemas políticos y financieros con los productores”.

Foto 2
Lula se juega capital político en la proyección del acuerdo. Crédito: Elpais.com

Cumbre del MERCOSUR

En la LXIII Cumbre en Río de Janeiro en la que Brasil traspasó la presidencia temporal del MERCOSUR a Paraguay, las discusiones sobre el Acuerdo con la UE coparon la escena. Frustrado el intento de Lula por destrabar los requisitos ecológicos que el francés Emmanuel Macron exigió a los sudamericanos, el dilema rondó en relación a la ratificación o el rechazo del acuerdo intercontinental. Los incipientes debates del anunciado acuerdo se remontan a 1999 y fueron alcanzados en 2019, aunque nunca fueron ratificados. “Contradice completamente lo que está haciendo Lula en Brasil y lo que estamos haciendo nosotros. No tiene en cuenta la biodiversidad ni el clima”, aseguró el líder de Francia.

“Asumamos la responsabilidad de que los países ricos no quieren llegar a un acuerdo con la perspectiva de hacer concesiones”, expresó Lula desafiándolo. La diplomacia sudamericana concuerda en que la petición del presidente brasileño para impedir que los europeos participen en licitaciones públicas, punto acordado en 2019 por Bolsonaro, fue factor de conflicto. Da Silva había cuestionado el anexo donde se especificaban la serie de exigencias en materia de derechos humanos y laborales inspirados en el Acuerdo de París. Por ejemplo, “detener e invertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra para 2030 y hacer progresos significativos para la restauración de los bosques para 2025”.

Por su parte, funcionaries de alto nivel del gobierno brasileño aclararon que lo que se discutió fue el apartamiento de los europeos de la definición de la política ambiental, al igual que la sanitaria y las tecnologías de red. Detrás del interés sudamericano por revertir el punto de las licitaciones se encuentra la intención de desarrollar el sector industrial y las pequeñas y medianas empresas nacionales, como puede ser el caso de la construcción. Además, tanto las centrales sindicales brasileñas como las argentinas rechazaron el acuerdo por el impacto negativo que representaría para el mercado interno de ambos países.

mercosur
Singapur en particular, y Asia en general, capta la atención de los países sudamericanos. Crédito: Vecteezy.

Proyecciones

La tensión por el anunciado pero frustrado Acuerdo MERCOSUR-UE pone de relieve el conflicto de intereses a nivel internacional que se expresa a escala continental. Por un lado, la incapacidad del principal bloque comercial sudamericano para lograr acuerdos representativos del conjunto manifiestan debilidad hacia el frente externo y rispideces entre sus principales socies. Por otro lado, la reorganización geopolítica en el mundo también encuentra ventanas en América Latina. Algunos actores priorizan diálogos con Asia en lugar de Europa. Queda en evidencia que el traslado del centro de gravedad económico y comercial es advertido por la dirigencia sudamericana.

Al celebrado acuerdo denominado “Puerta de Asia” se suma el ingreso de Bolivia al bloque, uno de los países que experimentó los mayores grados de crecimiento económico en los últimos 20 años. En 1991, cuando se creó el MERCOSUR, el comercio entre los miembros ascendía a 4.500 millones de dólares anuales. En 2023, esa cifra escaló a 46.000 millones de dólares por año.

Sin embargo, algunes analistas consideran que el MERCOSUR fue la plataforma perfecta para subordinar las capacidades económicas, comerciales e industriales de Argentina a Brasil. La gran muralla arancelaria representó un desafío para los socies para importar desde el exterior. En consecuencia, las grandes empresas multinacionales abandonaron nuestro país para mudarse a territorio brasilero sin perder su mercado. Este masivo traslado profundizó asimetrías en sectores como el automotriz donde se compran productos brasileños a altos costos para proteger a estas propias multinacionales pero también a la burguesía paulista, ya en posición dominante a escala continental.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Al-Nassr es el ganador de la Copa de Campeones Árabes 2023

La Copa de Campeones Árabes reúne a los equipos más fuertes de varios países. Se celebra en diferentes formatos desde 1981. Y en...

Javier Milei sigue acumulando millas por Europa

El Presidente de la Nación se encuentra en España y desde allí visitará Alemania y República Checa en el marco de su noveno viaje en seis meses de gestión. Caída la reunión bilateral con el canciller alemán, el grueso de su agenda será bajo la premisa de recibir reconocimientos personales.

El recuerdo de la Selección Argentina de 1994, el campeón que no fue

En medio de la Copa América de Estados Unidos y la enorme expectativa por la próxima Copa del Mundo en Norteamérica, se cumplen 30 años del debut de Argentina en el certamen mundialista de 1994. En aquella edición en territorio estadounidense, el combinado nacional era un gran candidato a quedarse con el título pero una cuestión extradeportiva desmoronó todo.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto