domingo 21 de abril de 2024

Sequía en Bolivia: ya son 105 los municipios declarados en emergencia

La falta de agua afecta a siete de los nueve departamentos del país. Al cierre de esta nota, Oruro se declaró en desastre, mientras que Chuquisaca y Cochabamba se encuentran en estado de emergencia.
VOA nota
El déficit de presión de vapor es un importante contribuyente a la sequía e indujo altas tasas de mortalidad en plantas. Crédito: Voz de América.

Según lo confirmó el Ministerio de Defensa de Bolivia el 2 de octubre, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Chuquisaca, Potosí y Tarija son los departamentos que padecen la agobiante sequía. Además, el área de Defensa Civil de dicha cartera indicó que ya son 105 los municipios declarados en estado de desastre.

La información oficial señala que la falta de agua afecta a 2966 comunidades del país. Esto significa que 487.014 familias sufren las consecuencias de la situación ambiental. “En una escala de mínimo, medio o máximo, estamos todavía en un nivel mínimo en torno al problema de la sequía”, comunicó en rueda de prensa el Viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

Más allá de su optimismo, el funcionario difundió un estudio a cargo de especialistes sobre el comportamiento de la sequía y su relación con el fenómeno de “El Niño”, bajo las condiciones del cambio climático. Les expertes indican que los problemas más críticos por escasez de agua se registrarán recién entre enero y mayo del 2024.

Además, el gobierno local anunció que para el 15 de octubre se preveé un “bombardeo de nubes” en la región de Cochabamba, con el fin de producir lluvias. Se trata de una técnica de estimulación de lluvias que se realiza por medio de dispositivos que utilizan yoduro de plata.

El objetivo de la medida, declaró el viceministro Calvimontes, es “aumentar los niveles de embalses naturales o artificiales e incrementar el nivel del río para esperar el periodo más difícil que es 2024”.

La sequía golpea a las ciudades y el campo

La escasez de lluvias es un fenómeno que afecta tanto a las zonas rurales como a las urbanas. El pasado 29 de septiembre, el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, informó que más de 131 mil animales de ganadería sufrían debido a la falta de agua para beber y que, más de 10 mil de ellos ya se perdieron. El evento también afecta a varias zonas de cultivo.

En lo que respecta a las ciudades, en los departamentos más condicionados por la sequía, el suministro de agua fue restringido. Este es el caso de la ciudad de Potosí, en la cual se recurrió a camiones cisternas para distribuir agua en diversas zonas.

nodal nota
Las autoridades bolivianas informaron que más de 10 mil hectáreas de cultivo fueron afectadas por la sequía. Crédito: Defensa Civil Bolivia.

Por el contrario, en la capital del Estado Plurinacional de Bolivia, La Paz, no se decidió racionar el servicio, pero las autoridades iniciaron una campaña para que sus habitantes reduzcan el consumo hídrico.

Asimismo, en El Alto, ciudad de más de un millón de habitantes, la autoridad municipal solicitó a les ciudadanes utilizar de forma racional el agua. La campaña se impulsó a causa de que las represas Tuni Condoriri y Alto Milluni, que abastecen a la ciudad, están al 50 % y 23 % de su capacidad. 

Les especialistas advierten que este fenómeno influye seriamente en los medios de vida de muchas personas de zonas rurales, pero que el mayor impacto lo reciben las ciudades. Lo que sostienen les expertes es que la sequía puede generar un alza de los precios de los cultivos que se encuentran afectados por la falta de agua, con la consiguiente suba de precios de la canasta familiar.

El impacto del fenómeno en áreas naturales

Les científiques subrayan la importancia de conservar los “Ecotonos” (puntos de conservación de humedad de distintos tamaños en el territorio) que deben protegerse en un clima tan cambiante como el actual. La ciencia afirma que los ecosistemas más desnudos o  intervenidos, tienen menos de esos puntos y por lo tanto menos capacidad de recuperación.

La situación que atraviesa el Lago Titicaca es un claro ejemplo de la falta de flujo hídrico que padece la región. Estudios hidrológicos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SEMAMHI) de Bolivia, informaron que el nivel del agua en el lago se redujo a niveles mínimos por debajo de su promedio histórico.

Según el comunicado del SENAMHI, “el caudal de este lago se está reduciendo a una velocidad entre uno y dos centímetros por semana y actualmente está 132 centímetros por debajo de su promedio histórico”. Este lago, que Bolivia comparte con la nación de Perú, es uno de los humedales más importantes de la región.

Causas del alarmante evento ambiental

Una investigación científica que acaba de ser publicada por el Observatorio del Bosque Seco Chiquitano, explica lo que sucede en Bolivia respecto al fenómeno de las sequías.

“El tema no es la lluvia, el problema está en la temperatura del aire, porque ahí se muestra que sí hay diferencia de cambio. Hay un incremento en las temperaturas en todos estos años y ese es un gran problema”, apuntó el coordinador del trabajo, Oswaldo Maillard.

Voa4 nota
El nivel del agua del Lago Titicaca se redujo en 132 centímetros. Crédito: Voz de América.

El estudio registró cambios de largo plazo en la temperatura atmosférica, la humedad relativa y el déficit de presión de vapor en ese país entre 1950 y 2019. Los datos indicaron que cada década, la temperatura mínima se incrementó en 0.17 grados y la máxima en 0.25. Estos aumentos, además, ocasionan una disminución de la humedad de un 0.08% cada diez años.

“Es un problema que recién estamos entendiendo. Se llama déficit de presión de vapor (VPD) y este fenómeno es lo que justamente está ocasionando las tendencias de la sequía atmosférica y eventos de sequías locales”, afirmó Maillard.

De esta manera, la investigación permitió establecer que este fenómeno de VPD limita el crecimiento de la vegetación y la producción de cultivos durante los meses de época seca que son junio, julio y agosto.

Por otro lado, el coautor del estudio, aseguró que cuando comience a llover de nuevo y se llenen las fuentes de agua, “se olvidará lo que se vivió durante la sequía, pero el trabajo de prevención debe ser constante”. “Ahora se quieren perforar pozos, y está bien, pero se deben hacer antes, porque las medidas hay que tomarlas no cuando ocurre el problema, sino antes”, concluyó.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Todo confirmado: Katie Taylor y Amanda Serrano protagonizarán la revancha más esperada por el boxeo mundial

El enfrentamiento entre la boxeadora irlandesa y la puertorriqueña está programado para el 20 de julio y será transmitido por una plataforma de streaming destacada. Nota al Pie te presenta un vistazo a la preparación de las protagonistas para este combate histórico.

Un abril lleno de historias, amor propio y autoayuda

Nota al Pie trae una selección variada de títulos y autores, incluyendo "De nuestros hermanos heridos" de Joseph Andras, "Vil Dama de la Fortuna" de Gong Chloe, "¿Quién teme a Francisco Franco?" de Daniel Rico y "Mujeres sin hijos" de Diana Paris.

“Es el que sigue”; la promoción de Colombia al BRICS, una cuestión lógica

Luego del encuentro entre Lula y Petro, Nota al Pie dialogó con Sebastián Schulz, analista internacional, sobre del respaldo de Brasil a la candidatura de Colombia para unirse al bloque BRICS.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto