miércoles 24 de julio de 2024

Greta Lapistoy: “Escribir fue un escape para transitar la bipolaridad”

En el marco del día del Trastorno Bipolar, Nota al Pie dialogó con la escritora de ‘Inconscientemente Verdadera’, en donde nos revela su historia alrededor de dicha enfermedad.
Bipolaridad
Greta Lapistoy en su libro, Inconscientemente Verdadera, tuvo la valentía de narrar en primera persona su paso por el TAB. Crédito: Greta Lapistoy

Como cada 30 de marzo, se conmemora en esta jornada el Día Mundial del Trastorno Bipolar, en memoria del pintor postimpresionista neerlandés Vincent Van Gogh, quien padeció esta condición. 

También conocido como Trastorno Afectivo Bipolar (TAB), es una enfermedad del estado de ánimo cíclico y crónico, que combina dos tipos de cuadros: la depresión y la hipomanía. 

Quienes la padecen pueden ir de la excitación y euforia hasta la depresión severa. Su principal causa es un desbalance químico del cerebro, pero también puede verse desencadenado por algunos factores emocionales.

El TAB afecta, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 2% al 5% de la población mundial. Mayormente se da a los 20 años, pero eso no significa que no afecte a les niñes y adultes mayores. La OMS estima que 45 millones de personas en el mundo conviven con este problema de salud mental.

Una historia marcada por la superación

Greta Lapistoy nació en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires, y se desempeña como licenciada en Relaciones Públicas. Con 45 años de edad, enfrenta la vida asumiendo a diario un desorden bipolar, afección que le fue diagnosticada a los 27 años. 

Durante su época de mayor episodios de manía escribió el libro Inconscientemente Verdadera, en donde plasmó lo que vivió durante el comienzo de su enfermedad. 

Finalmente, entre cuadros depresivos y de euforia, y con mucha ayuda detrás, logró gozar de una vida estable. A modo de concientizar al lector, Nota al Pie dialogó con Greta para profundizar más en el tema.

En el año 2005 se te diagnosticó bipolaridad, ¿cómo transitaste esto? 

Al principio tuve episodios de manía. Tenía mucha energía pero después lo viví con miedo y cuando no di más pedí auxilio a mi psicólogo, a mi papá, (quienes) me derivaron al médico. (Me) diagnosticó bipolaridad y luego de la depresión que tuve, le sucedió la manía.  

Por tu historia de vida y lo que escribiste posteriormente, ¿desmitificas el mito de la bipolaridad? 

En mi Instagram muchas personas hablaban del tema. Sentí que mi libro incentivó a que la gente cambié la idea de que una persona bipolar no puede tener una vida estable.

Bipolaridad
En el mundo se calcula que 45 millones de personas padecen esta enfermedad, usualmente relacionada con un desbalance químico en el cerebro. Crédito: Deposic Photos

¿Sentiste miedo que tu entorno se enterara del diagnóstico?  

Mi familia y amistades más cercanas lo supieron, pero se lo oculté al padre de mi hija y a su familia. Recién se lo conté cuando tuve mi segunda manía y tenía pánico que usaran eso en mi contra y (me) sacaran la tenencia de mi hija.  

En mis trabajos  anteriores no lo dije, exceptuando en el actual en donde estoy hace 15 años. Luego de un tiempo se lo dije a quien era mi jefa directa y otras tres personas más con puestos jerárquicos. 

Fue difícil. Además lo hice como 8 años después de estar trabajando ahí e inclusive ofrecí mi renuncia, pero me sorprendió la buena reacción que tuvieron. 

¿De qué manera el tratamiento médico adecuado te ha ayudado a superar dicha problemática? 

Comencé mi tratamiento en el 2005 y lo complementaba con terapia psicológica. Luego, por cuestiones económicas y al empezar a sentir que recuperaba mi vida, la dejé. 

Solo continúe con el tratamiento farmacológico y mi organismo respondió bien a los fármacos, por lo cual durante casi 5 años el tratamiento fue el mismo, exceptuando por una medicación que los especialistas, la sacaron al año.  

Posteriormente me sentí tan bien (que) pedí que me autorizaran a dejar el tratamiento farmacológico y como no había tenido recaídas, me lo permitieron. Luego de unos meses tuve una manía, (me) cambiaron uno de los fármacos pero lo demás era igual y volví a salir adelante. 

En cuanto a la relación de pareja, muchas personas con TAB temen contarlo. ¿Cómo te animaste a decirlo? 

A mi actual pareja, antes del primer beso, le dije lo que me había pasado. Luego, con lágrimas en los ojos, nos besamos. Le costó y aún le cuesta entender lo que me sucedió, porque nunca se imaginó que tenía bipolaridad.  Él es un  gran apoyo en mi vida.

¿Por qué decidiste que tu novela también tuviese ficción y no solo fuese vivencial? 

El libro lo registré desde el 2009. Un tercio lo escribí en 2005, en el mismo momento que tuve un episodio de manía, sin saber que me estaba pasando. En 2008 di forma a esos cuadernos escritos a mano y en pandemia lo publiqué. 

Elegí ese estilo por cuestiones legales, para respetar la privacidad de las personas que me rodeaban. Cuando pensé presentarlo como biografía me pregunté: “¿A quién le puede importar mi vida?”. 

Bipolaridad
A través de su libro Inconscientemente Verdadera, la escritora platense supo llevar un mensaje de esperanza a todas las personas que transitan la bipolaridad. Crédito: Greta Lapistoy

¿Escribir fue una terapia para aliviar la enfermedad? 

Sí, me salvó la vida. (Me salvó) de un brote psicótico o algo similar. Me lo dijeron los mismos profesionales que me atendieron. Escribir fue un escape para transitar la bipolaridad. 

Muchas personas no quieren ser etiquetadas. Prefieren decir: “tengo un trastorno bipolar y no, soy bipolar”

Mi psicóloga siempre quiso que no me dejara definir por un diagnóstico, pero costó modificarlo, aún sabiendo que está bien lo que me decía. No me gusta usar la palabra trastorno, por eso elijo decir, desorden bipolar. Es más acorde a lo que uno siente en la manía o en la depresión. 

Actualmente el TAB, según la OMS, es la sexta discapacidad en el mundo. ¿Cuál es tu opinión? 

Para mí fue chocante saber eso, porque no me siento discapacitada. Sino por el contrario, estoy más capacitada que antes, pero sé que no todas las personas reaccionan bien al tratamiento. 

Eso les dificulta trabajar, estudiar. Prefiero no opinar porque además ni siquiera sé si la vida y mi cuerpo siempre van a reaccionar como hasta ahora. 

¿Cuáles son los cuidados que llevas para evitar recaídas? 

Tomo mi medicación, cumplo las horas de descanso, aunque muchas veces me cuesta. Hago terapia. En una época tenía el hábito de ir a caminar una hora y admito que debo retomarlo. 

Sigo escribiendo, porque permite vaciar mis emociones. Bebo poco alcohol, no tomo café, ni mate y hago caso a la mayoría de las indicaciones médicas.

¿Crees que la medicina avanzó mucho con el TAB? 

No veo avances, ni a nivel farmacológico ni a nivel clínico. Aún se recetan medicinas de hace décadas (que generan) muchas dudas hasta en los profesionales de la salud. 

Siento que tampoco importa avanzar sobre el tema. Lo único bueno es que no hacen terapias de electroshock, porque conocí gente, a las que hace muchos años, (les) aplicaron esto para sacarlos de la manía. 

Para cerrar, ¿cuál consideras el momento más importante de tu vida al encontrar una salida al TAB? 

Como mamá siempre van a ser en los que estuve acompañada de mi hija. Cuando di el discurso en la entrega de diplomas, recibí mi título de Licenciada en Relaciones Públicas. También,  el día de la presentación oficial de mi libro, acompañada de más de 140 personas que me apoyaron en esta aventura. 

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

La Justicia aplicó un ultimátum de 48 horas a Sandra Pettovello por los alimentos

En medio de diversos conflictos judiciales que atraviesa el Gobierno, se conoció que el juez Martín Cormick intimó al Ministerio de Capital Humano con dos días para que garantice la distribución de alimentos a los comedores.

Asesinados más de 140 niños en Cisjordania ocupada por Israel

Un total de 143 niños, niñas y adolescentes han sido asesinados en Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental, desde octubre del año pasado, cuando se iniciaron las hostilidades en la Franja de Gaza, el otro territorio palestino ocupado por Israel, informó un reporte de Unicef este lunes 22.

Para espionaje hay plata: la SIDE recibe $100 mil millones

El gobierno oficializó la millonaria cifra de fondos reservados para Inteligencia a través del Decreto publicado en el Boletín Oficial.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto