Mar 29, 2023 | Internacional

La disputa geopolítica por el control de África

Nota al Pie te cuenta la batalla entre las principales potencias del mundo por ganar influencia en el continente africano.
África, disputa geopolítica
Se estima que para el año 2050, el 25% de la población mundial será africana. Crédito: Real Instituto Elcano.

El continente africano, al mismo tiempo que se posiciona como un nuevo polo emergente de poder en el sistema internacional, es el escenario de una disputa geopolítica entre las principales potencias del mundo.

Mientras mantiene su histórica posición de no alineamiento, se acerca al esquema multipolar representado por el tándem ChinaRusia. Por su parte, Estados Unidos busca contrarrestar la influencia de sus rivales, intentando recuperar el terreno perdido en las últimas décadas. 

Estados Unidos, en busca de recuperar influencia.

El país norteamericano, a través de una oleada de visitas oficiales de sus principales funcionarios, busca afianzar los lazos con diversos países en el continente africano. El objetivo es claro: contrarrestar la creciente influencia tanto de China como de Rusia en la región. 

Durante los últimos años, EE.UU. no ha podido desarrollar una estrategia clara ni mucho menos integral en el continente. En líneas generales, esta fue variando en función de las prioridades de quienes estuvieron al mando en la Casa Blanca.  

Si bien existen países que aún mantienen un importante vínculo con la potencia occidental, una gran parte del continente africano ve a Estados Unidos con rechazo o escepticismo por su papel en el sistema de poder internacional.

Creditos USA en espanol
Harris prometió más de 100 millones de dólares en concepto de asistencia para Ghana. Crédito: USA en español.

Una parte de este rechazo, a su vez, tiene su fundamento en los condicionamientos que el país impone a la hora de establecer relaciones político-económicas con los países africanos, algo que no sucede con las potencias rivales. Ello, sumado al sentimiento antioccidental debido a la propia historia del continente, explica una parte la pérdida de influencia en la región.

En agosto del año pasado, la Casa Blanca publicó un documento donde explicó la nueva estrategia para el conjunto de países ubicados al sur del Sahara en el continente africano. En el mismo, Washington sostuvo que buscará fortalecer la cooperación con los países de la región para “resaltar los riesgos” que puede tener la profundización de los vínculos tanto con China como con Rusia.

Luego de la visita del secretario de Estado, Antony Blinken, el año pasado, ahora es el turno de la vicepresidenta Kamala Harris, quien se encuentra de gira por el continente africano. Además, durante este año también se espera que Joe Biden visite la región.

De esta manera, mientras el continente africano se sitúa cada vez más cerca del esquema multipolar, el mandatario de EE.UU. buscará tratar de seducir a las naciones africanas a través de diversos acuerdos bilaterales e inversiones para ir recuperando la influencia que ha perdido a través de los años.

Un continente mucho más cerca del esquema multipolar

La preocupación norteamericana sobre el acercamiento del continente africano hacia el tándem China – Rusia está bien fundamentada. Los países de la región, en las últimas décadas pero también a partir del conflicto en Ucrania, han experimentado una profundización de los lazos con el esquema multipolar, que tiene tanto a China como a Rusia como actores principales.

China, por su parte, desbancó a EE.UU. como el principal socio económico de África en el año 2008. El gigante asiatico ha invertido de manera sostenida cifras millonarias en la construcción de carreteras, aeropuertos, puertos, ferrocarriles, presas e incluso redes de telecomunicaciones por todo el continente. Del mismo modo, ha otorgado préstamos a diversos países de la región pero también los ha cancelado cuando algunas de esas naciones se han visto en dificultades para afrontar sus pagos.

Creditos BBC
Desde Washington acusan tanto a China como a Rusia de socavar las relaciones diplomáticas de los gobiernos africanos con Estados Unidos. Crédito: BBC.

En este sentido, a sabiendas de la importancia geopolítica-estratégica del continente africano, la potencia asiática también ha fortalecido la cooperación político-económica a través de distintos espacios de integración como el Foro de Cooperación China – África (FOCAC) o los BRICS. De esta manera, bajo los principios de no injerencia en los asuntos internos como así también de la búsqueda de beneficios para ambas partes, China se ha consolidado como un actor central en el continente.

Rusia, a pesar de tener una presencia económica mucho menor que China o Estados Unidos en la región, ha ido ganando terreno en el espacio africano, especialmente desde la consolidación de Vladimir Putin en el Kremlin. Tanto la industria energética como la de la minería concentran dos tercios de las inversiones rusas en el continente.

Sin embargo, en donde más se destaca el vínculo de Rusia con la región es en la industria armamentista: la potencia euroasiática se ha convertido en el principal proveedor de armas del continente africano. Hasta el año 2020, el país liderado por Putin representaba el 49% del total de exportaciones de armamento a África, una cifra que a pesar del conflicto en Ucrania no ha variado drásticamente.

Gracias a estos factores, por ejemplo, 25 naciones africanas se abstuvieron de exigir a Rusia el cese inmediato del uso de la fuerza contra Ucrania en la resolución que propuso la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 2 de marzo del 2022. Un hecho concreto, en uno de los momentos internacionales más tensos en las últimas décadas, que refleja la influencia política que Rusia ha ido ganando en el continente africano.

Compartir:

Seguir Leyendo

Acuífero Guaraní: derogar la Ley de Tierras amenaza el acceso al agua

Acuífero Guaraní: derogar la Ley de Tierras amenaza el acceso al agua

Bajada: El mega DNU firmado por Javier Milei tiene entre sus múltiples implicancias la desprotección de los cursos de agua estratégicos, cuyo acceso podría quedar bajo manos extranjeras. El Acuífero Guaraní cuenta con otras leyes y acuerdos regionales que lo protegen, pero las organizaciones socioambientales advierten que “la derogación de la Ley de Tierras abre una puerta más para que vengan por el agua”.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto