Dic 17, 2022 | Sociedad

Mueren cinco menores por semana a causa de lesiones ocasionadas por el tránsito

Según un informe elaborado por la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), esta cifra podría reducirse si se aplicarán correctamente las medidas y sistemas de seguridad, como el uso del cinturón. Para conocer cómo poner un alto a la problemática, Nota al Pie dialogó con la Dra. Cecilia Rizzuti.
tránsito
Según la SAP, las muertes por tránsito se pueden prevenir y reducir de forma considerable con una correcta utilización del cinturón de seguridad.

Entre 2010 y 2019 murieron en promedio 5 niñes por semana, a nivel país, a causa de lesiones ocasionadas por el tránsito. Esta cifra arroja un total de 266 muertes por año, un número mucho mayor a los decesos ocasionados por enfermedades como la meningitis. En 2019, murieron 32 niñes menores de 15 años por meningitis, mientras que 181 lo hicieron por situaciones vinculadas con el tránsito. Debido a esto, y con el fin de ponerle un freno, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) convoca a poner foco en el tema y prestar más atención.

Según la SAP, a través de medidas concretas y certeras, las muertes se pueden prevenir y reducir de forma considerable. Se debe tener en cuenta que sólo 1 de cada 5 pasajeros de asientos traseros utiliza cinturón de seguridad. Además, solo 1 de cada 4 menores de 10 años circula protegido con el elemento indicado. Sobre esta medida de protección, destacan que el 85% de los sistemas de retención infantil están instalados incorrectamente. 

Les profesionales mencionan que esta falta de medidas de protección se debe a que existe una percepción de que es poco probable que estas sean controladas. Por otro lado, los excesos de velocidad, el consumo de alcohol y otras sustancias también atentan contra la salud de los usuarios del tránsito. A estos factores se le suman la falta de legislación uniforme y de inversión en infraestructura.

Nota al Pie dialogó al respecto con la Dra. Cecilia Rizzuti, médica pediatra y vocal titular del Comité Nacional de Prevención de Lesiones de la Sociedad Argentina de Pediatría.

tránsito
La Dra. Cecilia Rizzuti se desempeña como médica pediatra y vocal titular del Comité Nacional de Prevención de Lesiones de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). Crédito: Cecilia Rizzuti

Si se puede evitar no es un accidente

Al comenzar la entrevista, la Dra. Rizzuti hizo una aclaración importante sobre cómo denominamos a estos eventos de tránsito. “Se debe evitar la palabra accidente porque queremos desasociar la idea de que son impredecibles o imposibles de prevenir”, explicó. Y agregó: “Accidental hace pensar que no hubo manera de evitarlo y, en general, cada vez que hay lesiones en los niños, hay algo que se podría haber hecho mejor”.

Desde la SAP destacan que por más de que une sea prudente al volante, las colisiones pueden existir y los elementos de seguridad pueden salvarnos la vida. Así como también son claves para prevenir lesiones graves y, en ocasiones, irreversibles. “Dentro de las lesiones causadas por tránsito, estadísticamente las más importantes en los menores de 15 años son las que se producen en autos particulares. Son prevenibles porque hay una muy baja tasa de utilización del cinturón. Este es el elemento de seguridad por excelencia en las personas mayores a 1,50 metros”, señaló la Dra. Rizzuti.

Cabe destacar que solamente el 55% de les conductores utiliza el cinturón. En cuanto a ocupantes de asiento trasero, solo 1 de cada 5 lo hace. Además, solo 1 de cada 4 (26,4%) menores de 10 años circula con el elemento de seguridad correspondiente.


En cifras, solo 4 de cada 10 menores de 4 años (42%) viajan con un sistema de retención infantil, conocido como las “sillitas del auto”. En tanto que los casos que sí cuentan con estas sillas, en el 85% de los automóviles los sistemas están instalados incorrectamente. “Hay baja utilización del sistema de retención infantil, y la mayoría que los usan los instalan de manera incorrecta, siendo inefectivos. Todos los niños menores de 1,5 metros deben usar estos dispositivos, lo que antes se llamaba “sillita”. Son elementos biomecánicos que distribuyen la fuerza de un impacto para minimizar la posibilidad de las lesiones”, señaló Rizzuti. 

“En el caso de los más chiquitos deben trasladarse a contramarcha. Esto como mínimo hasta los 2 años y si pudiera extenderse hasta los 4 años, mejor aún. Ese es el momento en el que los huesos de la columna y el cuello son un poquito más fuertes como para no verse tan involucrados ante un impacto frontal”, advirtió la especialista.

Otros factores a tener en cuenta para un tránsito resposansable

En 2018 el 16,8% de les conductores observados presentaron al menos un factor de distracción, un número que creció respecto de 2016. El principal factor de distracción es el uso del celular. Por otro lado, en el caso de las motos, casi el 70% de les usuaries utiliza casco, pero esta cifra disminuye en les acompañantes, ya que solo el 42% lo utiliza mientras que apenas el 20,9% de otres ocupantes lo usa. En este ítem se debe recalcar que sólo pueden viajar 2 personas por motocicleta. 

tránsito
La SAP advierte que sólo 4 de cada 10 menores de 4 años viajan con un sistema de retención infantil, las “sillitas del auto”, y el 85% de estos sistemas está instalado incorrectamente.  Crédito: Radio 2

Dentro del consumo de alcohol es importante señalar que “además de disminuir los reflejos y la reacción del conductor al volante, inhibe los frenos. Pero no del vehículo, sino que la persona cree que está haciendo todo bien. Tiene la sensación de que no hay riesgos. Es como un doble mecanismo, por un lado lo hace más lento a las reacciones y por el otro lo despreocupa de la gravedad de la situación”, comentó la Dra. Rizzuti. 

En esta línea, la entrevistada remarcó que “la provincia de Jujuy tiene una política muy seria en torno al uso del alcohol, y se está viendo una mejora. Lo que se debe llegar es a una tolerancia cero en todo el país”. 

En Jujuy, desde el año 2018 al 2021, aumentaron un 270% los controles de alcoholemia dentro del marco de Ley nº 6082 de tolerancia cero al alcohol. Desde su implementación se generó un impacto positivo en la reducción de fallecides en siniestros con conductores alcoholizados. Según estadísticas del Observatorio Provincial de Seguridad Vial, la cantidad de víctimas fatales disminuyó un 62%. 

“Además del alcohol, hay otras drogas de consumo y psicoactivos que son un peligro al volante”, indicó Rizzuti. El 25,1% de los conductores siniestrados en 2018 declararon haber consumido alcohol en las 6 horas previas al siniestro vial, el 3,6% declararon haber consumido marihuana, y el 2,0% cocaína. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto