Nov 21, 2022 | Cultura

Aoha Ride: la soledad y el amor en la etapa escolar

Io Sakisaka compone una historia sobre las problemáticas de la adolescencia y la complejidad que supone este período tan especial.
Aoha Ride
La intención optimista de la juventud y la adolescencia se comunica de forma perfecta en esta imagen de Futaba y Kou. Crédito: Historia y dibujos por Io Sakisaka.

En enero de 2011, la mangaka Io Sakisaka comenzó a publicar su noveno trabajo: Ao Haru Ride (también conocido como Aoha Ride, cuya traducción es Paseo de Primavera Azul). El romance de Futaba Yoshioka con su compañero Kou Tanaka es la puerta para explorar muchos aspectos de la vida en sociedad.

Este shöjo (historia orientada hacia público femenino en etapa escolar) fue publicado en la revista Bessatsu Margaret, de la editorial Shüeisha. Su serialización concluyó en 2015 con un total de 50 episodios, recopilados en 13 tomos tanköbon. Una novela ligera escrita en paralelo que constó de seis entregas. El éxito de la historia la llevó a adaptarse al anime, y a una película Live Action.

La importancia de la vida social

Futaba Yoshioka es una estudiante de secundaria criticada por sus compañeras debido a su comportamiento femenino. Futaba odia a los chicos porque no los entiende, y odia que la acusen de que su forma de ser sea solo para atraer su atención. Sin embargo, hay uno que la intriga, Kou Tanaka.

Tanaka es un muchacho diferente, de contextura más pequeña que sus compañeres. Un día coinciden refugiándose de la lluvia, y este encuentro propicia que Futaba desarrolle sentimientos por Kou. Sin embargo, cuando finalmente él la invita a salir, no sólo la deja plantada, sino que no vuelve a aparecer en el colegio.

Al pasar a la secundaria alta, Futaba cambia su forma de ser, decidida a que la acepten entre las chicas de su curso. Ahora, comportándose de forma más “indebida” para una chica, gana algunas amigas, pero ¿son realmente amigas? La reaparición de Kou, con un nuevo apellido, sacude el mundo de Futaba. Ella busca crear una relación con él, aunque encuentra a alguien distinto.

Aoha Ride
El primer contacto real, y el lugar en común donde se reencontrarán, un refugio en más de un sentido. Crédito: Historia y dibujos por Io Sakisaka.

Un período de intensos cambios

La historia de Ao Haru Ride parte desde la perspectiva de la protagonista, pero va mucho más allá. Los problemas de comunicación y las presiones sociales, son temáticas que pesan mucho sobre Futaba. Io Sakisaka parte de un concepto común y atractivo para cualquier lectore de romance, al meterse con cuestiones más profundas.

La aceptación social que persigue Futaba la lleva a intentar reinventarse a sí misma, sin buscar un cambio real, ya que lo hace solo de forma superficial. Esto queda en evidencia luego de que Kou reaparece y critica su círculo, y la joven defiende a otra chica. Lo que hace aflorar la verdadera personalidad de la protagonista, las “amistades” que logró, son en base a un mal comportamiento.

Uno de los conceptos que maneja Sakisaka desde el principio del manga es cómo se percibe la soledad desde una persona tímida. Futaba se cuestiona a sí misma de forma constante qué es lo que debería o no decir. A tal punto que llega a no comunicarse en muchos casos por el miedo al rechazo. Esta actitud, de forma paradójica, le impedía tener una vida social normal.

El conflicto principal entre Futaba y Kou está basado en los cambios de la adolescencia. La vuelta de Kou, ahora con el apellido Mabuchi, como resultado del divorcio de sus padres, antagoniza con la imagen a la que Futaba se había hecho de él. El muchacho incluso se ve diferente porque entró en período de desarrollo, cambió su cuerpo y su voz.

Cada uno deberá volver a conocer a le otre. Sin embargo, el contraste se da en las actitudes. Él es un muchacho que siente pereza de todo, porque las cosas se le dan fáciles por sus aptitudes; ella es una chica que se sobreesfuerza en todo. De esta forma ambos deberán aprender le une de le otre para crecer, y quizá, llegar a tener realmente una relación íntima.

Un reparto colorido

Aoha Ride
La aparición de Yüri Makita será fundamental para que Futaba entienda que no es la única con problemas. Crédito: Historia y dibujos por Io Sakisaka.

Ya en la etapa de la secundaria alta, aparecerán diversos personajes que sumarán más ingredientes a la trama. Yüri Makita es una chica que tiene un problema similar al de Futaba, solo que no intenta fingir para estar con otres, si no que se aísla por decisión propia. Aya Kominato, un muchacho que al parecer no tiene problemas, salvo que está enamorado sin ser correspondido. 

Shüko Murao es una muchacha solitaria, pero no por los mismos motivos que Futaba o Yüri. Ella es el objetivo amoroso de Aya Kominato, pero trae una problemática un poco más sensible: está enamorada de un profesor. Con este personaje se abordará este complicado tema en la novela. El docente en cuestión no es otro que Yöichi Tanaka, hermano mayor de Kou.

Cada une de estos personajes aporta un sabor a la dinámica de la serie, que va incluyendo diversos temas que les adolescentes pasan en la escuela. Así, Sakisaka extiende la complejidad de la historia narrada, y genera un marco contextual interesante que se despega del simple romance.

Las diversas adaptaciones

En paralelo a la emisión del manga, se fue editando una novela ligera en prosa que tuvo seis volúmenes. Comenzó su publicación meses después de la obra original, y concluyó poco después del final. En 2014, Production IG tomó las riendas de una adaptación animada que constó de 12 episodios y un OVA que fue lanzado con el tomo 11 de la edición en Tanköbon.

El éxito permitió que en 2014 se produjera una película de acción real, dirigida por Takahiro Miki. Tsubasa Honda y Masahiro Higashida interpretaron a Futaba y a Kou respectivamente.

En Argentina el manga se publicó bajo licencia de Editorial Ivrea, cuyos 13 tomos Tanköbon ya están a la venta.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie