domingo 14 de abril de 2024

Reservoir Dogs, la ópera prima de Quentin Tarantino cumple 30 años

En 1992 llegaba a la cartelera la película debut del cineasta que revolucionó la industria cinematográfica. Nota al Pie hace un repaso de la obra que marcó un antes y un después.
Reservoir Dogs
El crudo drama criminal, protagonizado por Harvey Keitel, Michael Madsen, Tim Roth y Steve Buscemi, cambió el panorama cinematográfico estadounidense. Crédito: Millenium

Con su estilo desenfrenado, floritura elegante y gusto por la violencia pulp, Quentin Tarantino instaló su sello en el cine de autor contemporáneo. Imbuida de una pasión evidente por la historia, la filmografía del cineasta nació del éxito de su impresionante ópera prima: Reservoir Dogs. Este 23 de octubre cumple 30 años de haberse estrenado en los cines. 

Lanzada como resultado de años de creatividad reprimida, su película debut irradia el mismo estilo que luego lo convertiría en un nombre familiar entre les cinéfiles. Crimen, referencias a la cultura pop, personajes excéntricos, narraciones no lineales y extensos monólogos, forman parte de un exquisito mashup que le daría impronta a su portfolio cinematográfico. 

A diferencia de la generación anterior de cineastas estadounidenses, Tarantino aprendió su oficio en sus días como empleado de videoclub, nunca asistió a  una escuela de cine. En consecuencia, desarrolló una audaz fusión de cultura pop y cine de autor independiente. Sus películas se distinguen tanto por sus diálogos ingeniosos y retorcidos, como por sus estallidos de extrema violencia. 

En esos primeros años de su juventud, repartía su tiempo libre entre devorar películas y escribir guiones. Había logrado reunir 30.000 dólares para financiar su primera película. Su amigo, el productor Lawrence Bender, le entregó el guion de la cinta a Harvey Keitel, quien más tarde se convertiría en uno de los protagonistas. Al actor le encantó tanto la idea de Reservoir que incluso se convirtió en productor de la cinta. 

Más tarde, Tarantino y Keitel reclutaron a Steve Buscemi, Lawrence Tierney, Chris Penn, Tim Roth y Michael Madsen. El propio director también tuvo un pequeño papel al interpretar a uno de los criminales. El presupuesto de Tarantino para la película fue de 1,5 millones de dólares. La mayor parte fue destinado a la adquisición de licencias para la banda sonora, memorable para los oídos de les cinéfiles.

Extensos monólogos y violencia pulp en Reservoir Dogs

Tarantino tiene un don para escribir grandes explosiones de diálogos cáusticos y peculiares. Estas verdaderas arias verbales que muestran no solo su habilidad con el lenguaje del tipo duro, sino también evidencian las habilidades de sus intérpretes. 

El estilo de escritura del cineasta es muy claro en la escena de apertura de Reservoir, que se desarrolla alrededor de una mesa de una cafetería de Los Ángeles. Siete hombres están terminado su desayuno, mientras Mr. Brown (Tarantino) comienza con una exégesis profana sobre de qué se trata realmente la canción ‘Like a Virgin’ de Madonna, seguida por un riff malhumorado de Mr. Pink (Buscemi) sobre por qué no cree en dar propinas a las mozas. 

Casi inmediatamente después de esta comida, hay un corte repentino hacia el interior ensangrentado de un automóvil, donde el Mr. Orange (Roth),  parece ahogarse en su propia sangre después de recibir un disparo. Mr. White sostiene su mano mientras conduce hacia un lugar de encuentro acordado con el resto.

Porque cinco de esos siete hombres, cada uno con el nombre de un color y todos vestidos de forma idéntica con trajes negros, resultan ser participantes en un robo a un mayorista de diamantes planeado por los otros dos, Joe (Lawrence Tierney) y su hijo, Nice Guy Eddie (Chris Penn).

Reservoir Dogs
La película se estrenó en enero de 1992 en el Festival de Cine Independiente de Sundance. Tarantino se convirtió en leyenda después de su debut. Crédito: The Independent

Nada de esto es obvio de inmediato, se enfoca en fragmentos, ya que Tarantino ha dividido su historia y la ha contado de forma anacrónica. Las escenas enérgicas del tiroteo se alternan con flashbacks silenciosos de la planificación así como la situación inestable en el lugar de encuentro. Los sobrevivientes se gritan unos a otros, tratando de descubrir cómo un trabajo fácil se convierte en un horror mientras Mr. Orange se desmaya en su propia sangre en el suelo.

Parte del atractivo de Reservoir Dogs, clasificación R por lenguaje y violencia fuerte, es la forma en que hace que todo se sienta terriblemente auténtico. Hay una veracidad que es tributo a la habilidad de sus actores. 

Steve Buscemi, es inexpresivo y divertido como el malhumorado Mr. Pink; el veterano Lawrence Tierney, con una voz como el cabrestante de una grúa, es brusco como el jefe de la pandilla. Por su parte, Michael Madsen interpreta al inolvidable Mr. Blonde, el sádico apacible que ama la música de los 70 y proporciona a la película sus momentos de violencia sangrienta más comentados.

Pastiche de la historia del cine

Tarantino se inspiró en muchas fuentes para crear sus historias, incluidas las películas para adolescentes de 1950, la blaxploitation de 1970, el cine negro de 1940 y las películas de artes marciales de 1970.

Para Reservoir Dogs, se vio en parte influenciado por el tercer largometraje de Stanley Kubrick, The Killing (1956). Durante una entrevista, Tarantino le dijo a The Seattle Times: “No me esforcé por hacer una copia de The Killing, pero pensé en la Reservoir como mi versión, mi forma de asumir ese tipo de películas de robos”.

Junto con esta inspiración directa, también tomó prestados elementos de la trama de Kansas City Confidential (Phil Karlson, 1952), así como escenas de The Big Combo (Joseph H. Lewis, 1955), el spaghetti western de Sergio Corbucci, Django (1966). City on Fire (Ringo Lam, 1987) también fue una fuente directa.

Reservoir Dogs
Reservoir Dogs estableció el tono característico y el estilo satírico de Tarantino, con violencia exagerada y estilizada, referencias a la cultura pop, diálogos ingeniosos, y líneas de tiempo que rebotan por todas partes. Crédito: Screenrant

Al tomar prestado de tantos tipos diferentes de películas, creó un collage original de ideas y géneros que se mezclaron de manera homogénea para formar un todo convincente y emocionante. Un método que acompañará al director a lo largo de toda su filmografía. 

Reservoir Dogs puede compararse más a una novela que juega con el ritmo que con el montaje del cine. Con ello, el director construye un excelente hervidero de tensión, teñido de pavor, paranoia y miedo. Con todos los matices y sutilezas de su carrera posterior, el film sigue siendo una oda encantadora a la influencia del cine y el poder del estilo característico del cineasta.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Reforma del Consejo de Seguridad: Brasil e India lo trabajarán en el G20

Lula y Narendra Modi consensuaron una propuesta para discutir en la próxima cumbre del Grupo de los 20, que se desarrollará en Brasil. ¿Se avecinan cambios sustantivos?

Javier Milei pone a la Argentina en el centro de un conflicto lejano

El Presidente expresó su preocupación por la escalada de tensiones en Oriente Medio, pero privilegia el alineamiento con Estados Unidos e Israel. Volvió antes desde su viaje privado a Estados Unidos y suspendió la ida a Dinamarca, donde se iba a terminar de concretar la compra de aviones F16 de origen estadounidense.

Cuentitos, política y análisis en esta nueva edición de la agenda literaria

Nota al Pie vuelve a traer un popurrí de temas que atraparan al lector con relatos infantiles, líneas de auto ayuda y escritores de “aquí y de allá”.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto